Publicado por DV & archivado en Burgos.

Hoy, lunes 13 de marzo de 2017, se reanudan las vistas orales del proceso por el que están siendo juzgados 12 jóvenes detenidos el viernes 10 de enero de 2014 durante las protestas de Gamonal. Comienza la segunda semana de un proceso en el que, jornada tras jornada, se vislumbra cada vez de forma más nítida cuál fue el objeto de aquellas detenciones.

Desde el pasado lunes 6 de marzo 12 jóvenes están siendo juzgados bajo la acusación de participar en los disturbios que tuvieron lugar el viernes10 de enero en Gamonal. A medida que transcurren las vistas orales y se suceden los testimonios comienza a quedar claro la naturaleza de un proceso penal cuya repercusión ha vuelto a poner al conflicto de Gamonal en el foco de la atención mediática.

De entra las muchas revelaciones que en el transcurso de esta jornada han salido a la luz, llama poderosamente la atención que las detenciones de los jóvenes que ahora se están sentando en el banquillo se produjeran bastante tiempo después de que hubieran finalizado los disturbios y enfrentamientos que tuvieron lugar la noche de aquel viernes 10 de enero de 2014. En un documento hecho público por la Asamblea de Gamonal, que mantiene la convocatoria de concentraciones de apoyo a los encausados frente a los juzgados de la avenida Reyes Católicos desde las 11:00 horas, se señala sí mismo como los policías antidisturbios que participaron en aquel dispositivo han sido incapaces de reconocer a los detenidos en las imágenes registradas aquella misma noche. No recuerdan tampoco el hecho sumamente significativo de que uno de los detenidos llevase muletas, lo que difícilmente le hubiera permitido participar en los altercados o declaran haber mantenido en todo momento el contacto visual con las personas que posteriormente detuvieron desde ángulos en los que, con plano urbano sobre la mesa, es materialmente imposible.

Este tipo de testimonios vienen a corroborar lo que el movimiento vecinal de Gamonal viene remarcando desde hace ya tres años. Las detenciones masivas de jóvenes se produjeron de forma aleatoria a través de un operativo que sirvió de encerrona ante la necesidad de cubrir un expediente. El atestado policial, un corta y pega que se reproduce de forma lineal para cada uno de los acusados, revela las muchas incongruencias de una acusación construida ad hoc que comienza a evidenciar cada vez más cabos sueltos.

Desde detrás de un biombo, un policía que intervino aquella noche volvía a desempolvar el viejo guión que equipara a la kale borroka y el conflicto de Gamonal en una declaración efectista que no es la primera vez que es utilizada para criminalizar las protestas de Gamonal. Cabe recordar que los únicos “violentos itinerantes”, curioso término inventado por el Ministerio de Interior, que aquellas jornadas tomaron el barrio, fueron los propios antidisturbios de los que era subinspector.

¿Quién dio las órdenes para realizar aquellas detenciones?
El por aquel entonces inspector jefe de la Brigada Provincial de Información ha señalado que un comisario jefe provincial se encontraba al mando del operativo y que su orden consistía “en teoría” en “impedir los disturbios y normalizar la situación”. Como se ha señalado en repetidas ocasiones, las detenciones se produjeron varias horas después de que finalizasen los altercados en una evidente situación de calma.

A lo largo de esta semana asistiremos a nuevas revelaciones que, según parece, se obstinan en corroborar una hipótesis que resulta cada vez más inquietante: los jóvenes que se están sentando en el banquillo forman parte de una acusación construida ex profeso con la que castigar el ejemplo de un barrio entero.

Un Comentario para “Arranca la segunda semana del juicio de Gamonal”

  1. SANTIAGO CASTAÑEDA MARTIN

    CONOZCO UN POLICIA BURGALES,CON DOTES DE MANDO,QUE ,HACE 2 AÑOS ME AFIRMO QUE NO SE FIA DE NADIE(SOBRE TODO DE SUS COMPAÑEROS ELEGIDOS A DEDO POR LOS POLÍTICOS-THE FUGITIVO LEGEND-

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.