Publicado por DV & archivado en Antipatriarcado, Eventos, Feminismos.

El próximo viernes 24 de noviembre, a las 23.30h, hay convocada una Marcha Nocturna No Mixta contra las violencias machistas. Adjuntamos el comunicado:

Las mujeres y personas trans salimos a tomar la calle y la noche. Estamos hartas de aguantar las agresiones machistas que se ejercen contra nosotras en todos los ámbitos de esta sociedad patriarcal. Marchamos juntas con actitud combativa, en un acto de desobediencia frente a quienes nos quieren sometidas y calladas, para demostrar que el espacio público también nos pertenece, y que lo tomaremos cada vez que sea necesario.
En esta marcha no mixta reivindicamos que somos las oprimidas quienes debemos encabezar la lucha por nuestra propia liberación y que estamos dispuestas a pelear en primera fila. Así mismo llamamos a todas aquellas personas que quieran apoyar la lucha a participar mañana en la manifestación del 25N contra la Violencia de Género.
Contra la violencia sexual y  económica  frutos de la alianza del patriarcado y el capitalismo. Contra el acosos callejero, los feminicidios, la violencia obstétrica y psiquiátrica a las que nos someten. Contra los ataques a nuestros cuerpos diversos, a  nuestras identidades de género y nuestras orientaciones sexuales, a nuestras orientaciones sexuales y a nuestras vidas.
Salimos juntas, porque sabemos que nadie va a hacerlo por nosotras y porque tampoco lo queremos. Marchamos para demostrar la fuerza de la unión de las mujeres cis y trans, trabajadoras y precarias, racializadas, bisexuales y lesbianas. Porque somos la fuerza que mueve el mundo pero estamos dispuestas a pararlo.
¡Tomaremos las calles con cada feminicidio! Paralizaremos el tráfico con cada violación y pararemos la economía en solidaridad con nuestras despedidas y represaliadas. Vamos a hacer retumbar el mundo con las voces de las oprimidas, afrontaremos colectivamente los ataques
mediante la autodefensa feminista y haremos sentir la ira organizada de las mujeres y trans.
Vamos a transformar este mundo que nos ha tocado vivir a nosotras y nuestras predecesoras para que nacer niña o niñe nunca más vuelva a ser peligroso. Porque esto ya comenzó y nadie nos puede parar.
¡Viva la lucha feminista!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.