Publicado por DV & archivado en Burgos.

1984_2_george_orwellHace ya algunos días que vengo reflexionando sobre la cuestión de la inminente instalación de cámaras de video-vigilancia en Burgos. Una cuestión que solivianta a la opinión pública burgalesa y que viene precedida por una serie de hechos dramáticos registrados recientemente en Burgos.

En cuestiones de política, esa ciencia que practican los profesionales de la misma, la llamada seguridad ciudadana suele convertirse en referente obligado de los que aspiran a obtener escaños, concejales y diputados. Mucho más si se trata de una pequeña ciudad de provincias como es el caso que nos atañe.  A fin de cuentas la nuestra es una ciudad tranquila y sosegada y ni el crimen ni la inseguridad pueden alterar el remanso de paz social en el que vivimos. Sería necesario preguntarse por qué razones una persona deja de ser un honrado ciudadano a los ojos de los demás y se convierte en un delincuente, habría que preguntarse de dónde surge la delincuencia y si esta tiene que ver o no con un sistema económico basado en la desigualdad.

Tales preguntas sobrepasan con creces los límites de este escrito donde simplemente, queridos amigos del DV y aquellos que no lo sois tanto, me limitaré a compartir con vosotros algunas de las reflexiones que el actual debate sobre la necesidad de la instalación de cámaras de vigilancia en Burgos me ha generado

Cuestionarse hoy en Burgos la instalación de cámaras de video-vigilancia equivale a ser tachado de hereje o loco, más aún cuando dicha medida ha venido precedida por una campaña mediática abrumadora que ha sabido mediatizar hábilmente algunos hechos dramáticos que se han registrado recientemente en Burgos. Entre ellos destaca dada la alarma social generada la agresión al joven Sergio Izquierdo que a fecha de hoy continúa en estado de coma.

No ocultaré sin embargo mi simpatía por las categorías sociales antes mencionadas. A fin de cuentas los herejes iban a la hoguera porque no abjuraban de sus ideas y si hiciéramos más caso a los locos otro gallo nos cantaría. Pero vayamos al grano, copón, que me pierde mi sempiterna verborrea.

La seguridad de la imagen o la imagen de seguridad

En las pasadas Jornadas de Reflexión sobre la Violencia Juvenil planteadas en la Universidad de Burgos se realizaron varias proyecciones de películas acompañadas por las intervenciones de expertos vinculados a la materia. Una de las reflexiones a mi juicio más interesantes que se plantearon en aquellos debates fue el hecho que cuantitativamente hablando, con estadísticas en la mano, la instalación de cámaras de seguridad no reduce el porcentaje de delitos pero genera sin embargo una sensación de seguridad entre los ciudadanos.  Una cuestión que puso en  tela de juicio la eficacia de las cámaras frente a la comisión de delitos pero que sin embargo es demandada por un alto número de ciudadanos ante la imagen de seguridad que tal medida proyecta.

La actual legislación española permite el uso de sistemas de video-vigilancia amparados en el Estado de Derecho. Pero yo me pregunto si no es el propio Estado el que más veces a lo largo de la historia se ha saltado a la torera sus propias leyes, si no es el Estado y sus instituciones los primeros en utilizar medidas de las llamadas ilegales. En el Estado Español nos sobran los ejemplos.

Desde hace meses vengo defendiendo la tesis que si en Burgos la instalación de cámaras de vigilancia no reducirá ni el número de delitos ni el número de agresiones en las zonas de ocio, como tampoco los ha reducido el incremento apabullante de la presencia policial, es porque su instalación responde a otros intereses quizás relacionados con el control social.

El contencioso de las cámaras entre Ayuntamiento y Subdelegación

Desde hace algunos años el Ayuntamiento de Burgos y la Subdelegación del Gobierno, lo que equivale a decir, Juan Carlos Aparicio y Berta Tricio, se han enzarzado en una polémica aireada en las páginas de los diarios locales sobre la necesidad de la instalación de cámaras de vigilancia en algunas zonas de la ciudad.

Ante las constantes demandas del consistorio burgalés Tricio siempre ha defendido públicamente que «desde el punto de vista cuantitativo» no estaría justificada la colocación de cámaras” dadas las características de la ciudad. Sin embargo la muerte de varios jóvenes en los últimos años y la agresión a Sergio Izquierdo la noche del 26 de diciembre de 2010 han hecho variar su opinión y reconoce que “las videocámaras «pueden ser útiles» dentro de un contexto de mayor presencia policial en las calles”. Un movimiento que lleva a Subdelegación y Ayuntamiento a convertirse en  entente cordiale en materia de videovigilancia.

Desde la muerte de un joven en las Llanas en octubre de 2008 la presencia policial en esta zona de ocio ha ido progresivamente en aumento hasta alcanzar niveles insospechables. Sin embargo está presencia policial abrumadora no hizo que se redujeran este tipo de sucesos como lo demuestra la muerte de otro joven en la misma zona de marcha en mayo de 2009.

Hemos de tener en cuenta que desde que tomo posesión de su cargo la actual subdelegada del gobierno ha puesto en marcha su proyecto personal de mayor incremento de presencia policial y la creación de un grupo específico de antidistubios para Burgos denominado U.P.R.

Personalmente consideró que si el aumento policial no han evitado que estos episodios no dejen de repetirse, la instalación de cámaras tampoco lo logrará porque este tipo de comportamientos responden a una serie de cuestiones de carácter educativo o de idoneidad del único ocio que se vende a la juventud. Ambas cuestiones  han estado completamente ausentes en el debate sobre la videovilancia. Por otra parte, considero que ambas medidas; incremento policial y videovigilancia, responden a una mayor necesidad de control social sobre los ciudadanos que demandan los Estados actuales.

Si la necesidad de evitar altercados relacionados con el binomio ocio-alcohol en zonas donde ya se han registrado es lo que impulsa a implantar las cámaras, que pitarán estas en la zona de las Bernardillas de Gamonal donde nunca han sido significativos. ¿No se será quizás una necesidad de controlar una zona de Burgos proclive a las movilizaciones sociales como es Gamonal?

camrass

La brunete mediática

Como comentaba anteriormente, el actual debate sobre las cámaras viene precedido por una de las más intensas campañas mediáticas que se han desarrollado en la ciudad. Todos los media locales, sin excepción, han hecho uso de todo su arsenal propagandístico. Lo mezquino de la cuestión reside en el hecho de haber mediatizado la triste situación de un chaval de 18 años que aún no se ha despertado del coma para galvanizar a la opinión pública a favor de la instalación de cámaras. La aplicación de una medida de ese tipo hubiese necesitado de una reflexión social que el ruido de las rotativas de Méndez Pozo y Ulibarri ha impedido.

La acusación sobre tal o cual colectivo antifascista que propagaron dichos medios contribuyó mientras se pudo a mediatizar a la ciudadanía frente a un enemigo interno que era necesario neutralizar utilizando todos los medios que fueran necesarios.

En todo este asunto la proximidad de las elecciones municipales del 22 de mayo no deja de añadir un cierto trasfondo electoralista a la situación. La campaña mediática ha dejado entrever  un manifiesto intento  por parte del actual gobierno del ayuntamiento de Burgos de atraerse a esa parte del electorado que ante la alarma social creada demanda un mayor control social. Incluso la ultraderecha local, esa misma que se lleva también con la subdelegada a pesar de que en sus comunicados manifiesten lo contrario, se sirvió de las páginas de los principales medios locales para hacer visible sus siglas.

Manifestar hoy una opinión diferente de las que propaga la brunete mediática conlleva un abucheo sin contemplaciones. Pero desde DV nunca le hemos tenido miedo a los cañones del número 62 de la avenida de Castilla y León, ni ha ningún otro, aunque solo tengamos nuestro tirachinas informativo, y en eso estamos.

El Burgos que George Orwell hubiera soñado

La lectura de la excelente novela del escritor George Orwell me puso del revés. Muchos consideran, no sin cierta razón, que se trata de una descripción de las sociedades totalitarias de corte soviético en la que la sociedad se encuentra constantemente vigilada por el empleo de cámaras. Pero yo me pregunto si la visión del escritor británico no se correspondería quizás con nuestras actuales sociedades altamente tecnologizadas en las que nada puede escapar al control del Estado. Sociedades que como se describe en 1984 necesitan estar constantemente en guerra contra enemigos cambiantes, los aliados de ayer son los enemigos de mañana, y viceversa. Sociedades apabulladas por el miedo a un enemigo interno con un perfil social muy concreto que es necesario tener siempre monitorizado. Sociedades donde, en definitiva, la libertad es la esclavitud y guerra es la paz.

1984

¿Qué diría George Orwell si se diera una vuelta por el Burgos que nos preparan? Si no fuera porque todo el mundo sabe que aprendió los rudimentos del  castellano tras su paso por la Barcelona de la Guerra Civil Española, me lo imagino con toda su flema inglesa exclamar aquello de ¡Oh my God!

Modesto Agustí

21 Comentarios para “Burgos 1984”

  1. Periodistas terroristas

    Buenísimo artículo. Ya podían aprender a escribir, aunque solo fuera la mitad de bien, algunos y algunas periodistas de esta ciudad.

    Enhorabuena otra vez.

  2. Yaosvale

    Me parece un buen razona-“miento”, bonito, bien escrito, pero… muy poco práctico. Muy angelical, como sacado del libro de cuentos de Caperucita “Roja”.

    Si una persona conflictiva, o que de alguna forma está vinculada con las drogas, o que va a cometer un robo, o que va a dar una paliza a álguien, sabe que hay cámaras que le estan grabando… va a procupar tenerlo muy en cuenta, ya que el vídeo le va a delatar y le va a ver todo el mundo.

    El ejemplo lo tenemos en los bancos y cajas de ahorro.
    ¿Disuade o no disuade?

    Estos procedimientos de vigilancia social se han empleado en los gobiernos comunistas y socialistas de antaño siempre,
    más que en ningún otro sistema. El izquierdismo de hoy (socialismo y comunismo), que cambia cada minuto y cada hora con “ocurrencias de TBO”, lo discute, lo enreda, se entretiene con él, pero no toma decisiones, cuando lo conoce perfectamente como método totalmente válido.

  3. Anónimo

    A mi me parece que donde mejor estarían colocadas las cámaras es en el interior de las sedes de los partidos políticos para que se vieran sus chanchullos, o incluso en el interior de algunas comisarias y cuarteles para ver cómo se obtienen esas autoconfesiones.

  4. nnnn-com

    pero para evitar las torturas y abusos de la policía fascista no ponen cámaras en las comisarias…

  5. mm

    Sin embargo en LAS CHECAS MADRILEÑAS, Carrillo bien que las puso. ¿No te has enterado?

  6. Modesto

    Ay, querido Garoño, o Gigantillo o Evaristo o Yaosvale por citar algunos de los nombres que ha utilizado. La ignorancia es muy atrevida. Me dirá usted dónde está la sede del diariodevurgos. Tengo la sensación que usted no sabe muy bien que tipo de web está visitando o si lo sabe no lee los artículos que en ella se publican y critica de “oidas”.

    Ponerle cámaras al diariodevurgos sería como ponerle puertas al campo, ¿no le parece? Pero ya que lo dice creo que lo mejor sería ponerselas al propio Diario de Burgos, a fin de cuentas suenan foneticamente igual y el personaje principal de la novela de Orwell trabajaba en el Ministerio de la Verdad, lugar donde se fabricaban las mentiras.

    Incluso creo que sería mejor ponerlas en la sede del grupo ultraderechista local (si la tuviera) del que tengo la sensación que usted procede, corrijame si me equivoco. En este caso veríamos algunas de las cosas que no se cuentan en la propaganda electoral. La opción también es valida para otros partidos de diversa ideologia, se lo digo porque creo que usted piensa que por aquí somos algo así como socialistas. Se equivoca usted.

  7. TTT

    Ya veo que a los anarquistas les va la anarquía. Es lo lógico. Con la anarquía no se va muy lejos. Más allá de internet…

  8. ANARCÓS

    Me gustaría saber que han hecho los anarquistas culturalmente en Burgos, aparte de unirse a los socialistas en la Guerra Civil.
    (El hecho de criticar al anarquismo no significa que uno sea de derechas y menos de ultraderecha) Por otra parte, no osdais cuenta de que cuando no teneis razón no haceis más que insultar…

  9. nnnn-com

    aquí los únicos que insulta, a la inteligencia, son los gilipollas como “mm” y demás perros que pasan por aquí..

    HOLA señores fachitas y maderos les deseo un buen TELN

  10. SAL EN LA HERIDA

    Ladran pues cabalgamos!!!!

    GUAUGUAUGUA!!,

    señores maderos, fascistas y demas calaña de esta ciudad si os pica y os irrita lo que pone es porque quizas las verdades escuezan de vez en cuando…

    Pero que esperabais para leer mentiras, difamaciones y demas basura ya teneis el diario de burgos con b, ese os dira lo que quereis oir, asi que podeis marcharos a leerlo con viento fresco…

    AQUI SOBRAIS!!!

  11. mendas

    Ciertamente, Modesto, esta vez has dado en el clavo, y de lleno. A los comentarios me remito para corroborarlo, tanto escozor no puede ser sano.

  12. ANARCÓS

    !!!NO OS PONGAIS NERVIOSOS HOMBRE!!!
    La cultura no hace daño al cerebro. Son otras las substancias dañinas. No hace falta ni ser ni militar, ni de derechas, ni conservador, ni pertenecer a ningún partido para criticaros, y que inmediatamente por falta de razonamiento, de argumentos y de conlusiones, empeceis a insultar. Hay que estudiar más y conocer mejor la provincia para discutir estos temas culturales.
    Os repito una y mil veces la misma pregunta:

    ¿QUE HABEIS HECHO LOS ANARQUISTAS POR LA CULTURA EN BURGOS?
    Escucho atento vuestros razonamientos.

  13. mendas

    Aquí se está hablando de las cámaras, te has equivocado de entrada.

  14. midat

    Si tu visitas una pagina de esto grupusculos fascistas (dn, falange, msr etc ) veras su indigencia cultural, su enfermizo pensamiento unico, la falta de debate y discusion medianamente inteligente. Ante eso vienen aqui no ha pensar, comentar, discutir, sino a trolear y a quedar ante los demas como gilipollas descerebrados. Pero que puedes esperar de una gente que tienen todo el dia en mente a la patria cuando sabemos que la patria es el ultimo refugio de los canallas.

  15. Rubén

    Sr Anarcós:
    Los anarquistas en Burgos han hecho lo mismo que han hecho en el resto de lugares. Para empezar te han facilitado un lugar donde plantear esa misma pregunta. Si verdaderamente conocieras la provincia como dices -y no me refiero a que te sepas el número de pueblos que la componen-, te encontrarías un montón de gente de filiación anarquista que o bien han sido creadores de arte, o bien ha participado de iniciativas sociales o, por ejemplo, han propiciado el debate.
    Si, para responderte, se ha de empezar a enumerar personas, colectivos o asociaciones, primero se habrá de diferenciar entre quienes, verdaderamente, han tenido un compromiso anarquista y quienes, graciosamente, han ido dándoselas en algún momento de anarquistas. Pues entre estos últimos encontraríamos gente como Raúl Sierra o Cristino que esos si que han hecho por la provincia si… vivir de ella. Además, para poder hacer lo que pides habría de separar a los anarquistas del resto de burgaleses y como no hay nada que les diferencie físicamente -esto es, no tienen rabo, ni orejas puntiagudas, ni cuernos-, sería algo tan complicado como separar el agua de los ríos del agua del de los mares. Por su condición y espíritu creativo han estado presentes en casi todas las corrientes culturales -bueno, creo que en el futurismo poco o nada-.
    Te puedes encontrar anarquistas en lugares tan diversos como Peñas, asociaciones, tertulias… conviviendo, creando, combatiendo, divirtiéndose o dando su punto de vista. Pero si verdaderamente quieres saber donde no han estado como protagonistas los anarquistas burgaleses ha sido cuando Burgos se vendía a Carlos I -traicionando las Comunidades-, o corriendo a aclamar a Franco en Capitanía, o vitoreando al cura Merino mientras guiaba a los Cien Mil hijos de San Luis por Castilla…

  16. Alberto Wilson

    Parece que a Orwell no le gusto mucho lo que vio en la guerra civil, porque os puso a caldo luego con 1984 y Rebelion en la Granja mas adelante.

  17. Kalandracas

    Alberto Wilson, ¿A quien cojones de diriges? Esos libros Rebelion en la Granja y 1984 son criticas a regimenes comunistas, estalinistas y sucedaneos… Que por cierto no son los únicos, “Homenaje a cataluña” es otro de ellos.

    De hecho Orwell es considerado un anarquista.

  18. Sombras en la Ciudad

    Muy buen artículo. Pensar que poner unas cámaras va a evitar una pelea a las tres de la mañana entre dos grupos de gente hasta arriba de todo me parece de una simpleza terrible. Pero bueno supongo que de lo que se trata no es de evitar la violencia, sino de usar esta para otros fines.

    En cuanto a lo de Orwell, 1984 es una crítica a toda tendencia de los estados a hacerse cada vez más totalitarios. Evidentemente la Unión Soviética lo era, y Orwell seguramente escribió pensando en ese país, pero no deja de ser cierto (y las analogías entre ese libro y nuestra sociedad aumentan y aumentan de manera terrible) que las sociedad contemporáneas, no sólo a través del estado, sino a través también de discursos y símbolos que aumentan el control colectivo sobre lo disidente sin que pase necesariamente por el estado, se hacen cada vez más y más totalitarias. Repito, es la sociedad en sí misma, más allá del estado, la que se está haciendo totalitaria.

  19. Modesto

    Solo puntualizar que Orwell cuando llego a Barcelona pertenecía al Partido Comunista de Inglaterra. En Barcelona cayó de rebote en una unidad del POUM (Partido Obrero de Unificación Marxista) que era un grupo disidente del estalinismo de Moscú. El vivir en primera perssona los sucesos de mayo del 37 en Barcelona que recoge en su libro “Homenjae a Cataluña” y lo totalitario del régimen estalinista le llevaron a escribir las obras que menciona Wilson.

    Recomiendo la película “Tierra y Libertad” inspirada en el libro de Orwell donde realta su paso por la Guerra Civil Española. A mi juicio es una de las películas que mejor describe el conflicto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.