Publicado por DV & archivado en Burgos, Plaza de toros.

Varios centenares de personas han salido a la calle entre la plaza de toros y Promecal para mostrar su rechazo a la remodelación de la plaza de toros. No es casualidad que la protesta se dirigiera a la casa del cacique que vive de parasitar a todos los burgaleses. Durante todo el recorrido el ambiente ha sido animado y combativo gritando consignas bajo un despliegue intimidatorio de policí­a uniformada y de paisano. Mañana viernes continua la lucha con la asamblea diaria de las 19:00 h. en la plaza donde se decidirá las movilizaciones de los próximos dí­as.

mani

7 Comentarios para “¡Todos a la calle!”

  1. A la puta calle

    A medida que la ciudadaní­a va perdiendo el miedo, ellos sienten terror. Por lo que han hecho y pretenden seguir haciendo, tienen miedo a la gente a la que dicen servir y representar. Porque la polí­tica es participación ciudadana, si el tal Méndez te deja. ¿Ese a quién representa? Que nos lo cuenten sus escribas.

  2. A favor

    Lo siento de veras…. Pero el pan de mi padre está en juego con esta obra. Desproporcionada Si, estupida tambien… Pero creedme que los trabajadores de Rio Vena necesitan de esa obra o si no… A la calle como regalo de navidad.
    Saludos

  3. NO Y NO

    A la calle como gran parte de los padres de familia que no tienen pan y que estan ahi luchando por que no les sigan quitando lo poco que les queda????
    No ves que solo sirve para endeudarnos mas y ser mas pobres, incluidos esos trabajadores de Rio Vena? en serio no ves que a la larga lo pagaran mas caro y saldrán perdiendo?
    Al servicio del opresor

  4. A la puta calle

    Al final hemos llegado a esto, a una sociedad esquilmada donde los más pobres necesitan de estas obras que arruinan un poco más a sus semejantes, los más pobres, para salir adelante. Pero amigos, los únicos que prosperan son ellos. He aquí­ la verdadera casta y la histórica esclavitud. Qué tristeza, Dios mí­o. ¿Dónde están los que tanto te rezan? ¿Quiénes son ahora los tuyos?

  5. A favor

    Yo solo se que Rio vena ha pasado de tener 250 obreros a menos de 50. Que todas sus obras o han acabado o les quedan los remates finales y que por el momento no tienen intencion de arrancar nada mas. El ladrillo dejo de ser rentable hace años y ahora solo le queda la obra pública. Y si algo he aprendido es que mas vale que tengan ese trabajo los pocos que quedan a que yo desde el extranjero tenga que mantener a mi familia. Hablas de endeudamiento y Empobrecimiento pero realmente crees que lo presupuestado va a ir a mejores cosas? Mejor aun… Para fines sociales o mejorar Gamonal? Lo siento pero disiento.

  6. unx mismx

    Para A favor: comprendo tu postura, pero no la comparto. Porque hay otros trabajos aparte de los que “regala” la especulación urbaní­stica. Empleos que han acabado al cerrar sus centros de trabajo (guarderí­as, colegios, plantas de hospitales…) con la excusa de que no habí­a dinero para mantenerlos. ¿No hay dinero para esto pero sí­ para remodelar la plaza de toros? ¿Qué es más importante el “ocio” o la sanidad, educación, alimentación, vivienda…?
    Esto es una expresión más de cómo funcionan las cosas en este paí­s: robar al pobre para dárselo al rico; y éste, en su “infinita generosidad” da unas migajas a unxs pocxs obrerxs. está claro que estos obreros cogerán las migajas (alguno muy entristecido por tener que vender su dignidad). Por eso te digo que te comprendo (y aunque no puedo hablar por los demás, estoy convencidx de que muchxs otrxs también). Pero no por ello vamos a dejar de luchar contra el cacique y sus lacayos, porque estamos hartxs de que nos roben para llenar sus bolsillos. Lucharemos contra sus privilegios, por nuestra dignidad y nuestra libertad. Para ellxs no hay nada mejor que un esclavo conformista y feliz.

  7. Michel

    Como en el Caso de la Construcción. el señor Méndez Pozo está usando a sus trabajadores como escudo humano, como peones de una partida de ajedrez en la que él nunca pierde nada…y ahora además a jugar la baza sentimental de que se preocupa por su puesto de trabajo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.