Publicado por DV & archivado en Cárcel y Pres@s.

AnarquiaUna articulo de reflexión realizado por Gabriel Pombo Da Silva, un veterano luchador libertario encarcelado desde agosto de 2004 en el Estado Aleman. Gabriel se encuentra actualmente siguiendo una huelga de hambre convocada a nivel internacional a la que se han sumado otros tantos compañeros encarcelados. Para conocer más sobre Gabriel se pude consultar su libro “Diario e ideario de un delincuente” y la entrevista radiofónica que realizo cuando disfrutaba  de un permiso.


Desde que nos han vendido la idea de vivir en “el-mejor-de-los-mundos-posibles” (empaquetada la idea en el concepto ambiguo de “Democracia”) y nos gobiernan-mandan y comandan por medio de las Leyes-Reglas y Normativas con sus infinitos Apartados-Parágrafos y Bises, algun@s de nosotr@s tenemos más razones que nunca para creer en “utopí­as” de carácter horizontal…

Una utopí­a sin sustantivos donde el poder no reside en tomar “Palacios de Invierno” o Parlamentos, ocupar Institutos o Instituciones; en “comisarios del pueblo” o guardianes del “Templo”, en tristes o dinámicos funcionarios y legiones o vanguardias del “Orden Nuevo”…

Me encanta imaginarme seres conscientes y libres que ridiculizan con un gesto o interjección al imbécil uniformado que poniéndose tieso como un palo le pide al uno sus Documentos, al otro le presentan la “Orden del Desalojo” y a la de más allá que apague el cigarrillo porque está fumando en zona prohibida…

Nuestro único “mandamiento” será: prohibido prohibir y también Legislar; que todo aquello que nos concierne sabremos solucionarlo sobre la marcha y en el acto sin necesidad de papeles y burócratas.

Y creo que si conservamos y respetamos este primer y único “mandamiento” dejaremos sin oficio y trabajo a los miles de parásitos sociales que todo Sistema polí­tico produce (y reproduce) a lo ancho del mundo y lo largo de la Historia…

La utopí­a no consiste en crear una sociedad del género sino en “crear” individuos… o mejor dicho: estimular a los individuos para que crean en sí­ mismos y entre ell@s se asocien realmente. Si cada un@ de nosotr@s fuese capaz de reí­rse hasta las lágrimas ante la Legión de uniformados que se arrogan el derecho sobre todos los aspectos de la existencia y éstos se sintiesen ridí­culos (que es todo lo contrario de orgullosos de llevar librea como los Lacayos) ante nuestras mofas podrí­amos hacer “la revolución-de-las-risas”… Si no delegásemos absolutamente ningún aspecto de la existencia a “profesionales” y “expertos” de esto o aquello cada un@ de nosotr@s serí­a LIBRE de verdad con todo lo que éste significa…

Pero… vivimos en “democracia” y delegamos todas las responsabilidades sobre legiones de expertos y profesionales de esto y aquello… pagamos dinero por todo lo que se les ocurre (y seguirá ocurriendo) y para ganar dinero vendemos el cuerpo y el alma…

Y para garantizar que “nuestro” sacrosanto sistema no se venga abajo tenemos penas de muerte de diversa categorí­a… y para que los terroristas “canten” y/o se pudran lentamente expertos y profesionales del Aquapark, los Electrodos y el FIES…

En “democracia” (dicen) tenemos “Constituciones y Derechos” que nos garantizan una vivienda digna, trabajo (renumerado y asalariado). En “democracia” tenemos el “derecho” a la libre expresión/reunión y asociación (siempre y cuando no amenace la “seguridad” del estado) y a elegir a nuestros “representantes” y “delegados” (siempre y cuando éstas no amenacen la “seguridad” del Estado). En “democracia” tenemos el derecho a no ser perseguidos por causas relativas a la raza, credo o ideologí­a… o al menos eso dicen…

La realidad es que como el concepto de “motivos de seguridad” es tan ambiguo como el concepto mismo de “democracia” nos encontramos que hoy en dí­a en el “Progrom” social los nuevos sujetos “sospechosos” y estigmatizados por las policí­as y polí­ticos no se llaman Aaron o Sharon sino Alí­, Django y/o Mohamed… No necesitan ni se les obliga por Ley a llevar la estrella de David (o la media luna) en el pecho porque su piel oscura o negra es suficientemente explí­cita para ser objeto de identificación, y si no tienen “papeles” acabar en los también modernos campos de deportación que los volverán a “reinsertar” del lugar que habí­an huido por miseria o persecución polí­tica.

Y como desde el 11 de Septiembre todos los musulmanes son sospechosos de ser “extremistas” debemos ver con vergí¼enza y bochorno como asesinan a golpe de ocupación y bombas paí­ses como Irak y Afganistán… y como el linchamiento allá es insuficiente, acá (en “europa”) debemos asistir al linchamiento mediático de estos proletarios… Por supuesto es “polí­ticamente correcto” (por ejemplo) el hablar de la opresión de la mujer musulmana que debe llevar la cabeza tapada en nuestros tan civilizados paí­ses (olvidándonos que en occidente también “nuestras” mujeres llevaron la cabeza tapada por moda y/o costumbre e incluso hoy las monjas lo hacen por respeto a dios, etc, etc) obviando que la liberación de la mujer (o la raza humana) no se consigue porque lleve más o menos “trapos” sino porque tenga tantas posibilidades como históricamente ha tenido el hombre en todos los aspectos de la existencia para emanciparse polí­tica, social, económica y culturalmente… Y lo que oprime al “género” femenino (sea musulmán, cristiano, hebreo o ateo) es el Patriarcado y Machismo de los Sistemas de dominación habidos y por haber en el mundo entero…

En cierto modo el género femenino como la “clase trabajadora” ha sido una y otra vez traicionado y engañado por quienes los han usado como un medio para alcanzar un fin ilusorio…

Sí­, qué hermoso serí­a vivir en un mundo donde la Utopí­a de ser libres no dependiese de polí­ticos y demagogos, sino fuese consecuencia directa de tod@s l@s que nos sentimos y sabemos oprimidos por negarnos a ser alienados, por una parte, y nos rebelarnos, por la otra…

Desde el Campo de Exterminio de Aachen
Gabriel, 10 Febrero 2008

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.