Publicado por DV & archivado en Represión.

El dí­a 23 de enero ha tenido lugar la primera sesión del juicio a nuestras compañeras anarquistas acusadas del atraco a un a sucursal del Pax Bank en noviembre del 2014 en la ciudad de Aquisgrán (Aachen).

En la sala habí­a la representante de la Fiscalí­a, el juez, las acusadas con sus respectivas defensas, un «jurado popular» (el cual no toma decisiones), periodistas que no han grabado en el interior de acuerdo con la petición de las abogadas (aunque sí­ lo han hecho en el exterior) y el público compuesto de familiares, amigas y compañeras d las acusadas ocupando las 30-40 plazas disponibles.

Después de las formalidades procesales y la lectura de las acusaciones por parte de la Fiscalí­a (que traducidas al código penal español serian mas o menos de robo con fuerza, detención ilegal y tenencia de armas), uno de los abogados de la defensa ha solicitado un aplazamiento del juicio de tres semanas basándose en que no tení­an acceso a una parte del sumario porque la acusación no la habí­a facilitado, creando indefensión a las acusadas.

Una vez terminadas las argumentaciones tanto de la fiscalí­a como de la defensa, el juez ha hecho salir a la gente de la sala hasta tres veces para deliberar con ambas partes antes de rechazar el aplazamiento.

Entre los argumentos de la fiscalí­a estaba la supuesta no relevancia de tales documentos para el caso y solo al final ha reconocido que hay otra parte que está relacionada con la investigación todaví­a abierta que no van a revelar.

Incluso el juez ha reconocido que no tení­a muchos de los documentos que la defensa reivindicaba, pero le ha sacado importancia alegando que eso es habitual en muchos juicios, por lo que las abogadas han insistido en que la relevancia o no de dichos documentos la tienen que decidir ellas.

Finalmente el juez ha rechazado el aplazamiento de tres semanas, sin embargo ha suspendido la sesión del jueves 26 de enero, para que la defensa tenga tiempo de leer la parte del sumario reclamada a la que podrán acceder (que no es toda); así­ la próxima sesión será el 9 de febrero, a la que en principio ya asistirán testigos, entre los cuales un policí­a del estado español.

Varias solidarias de diferentes paí­ses han mostrado su apoyo en las 4 horas y media que ha durado la sesión dentro de la sala. Nuestras compañeras han recibido nuestro calor en la frí­a Alemania y miradas y gestos de complicidad han estado presentes durante la mañana, transmitiendo fuerza, demostrando una vez más que frente a la represión y el encierro, la solidaridad entre las luchadoras traspasa muros y fronteras.

Fuente: SolidaritatRebel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.