Publicado por DV & archivado en Burgos, Tiparracos.

En las promesas electorales que resuenan en los medios de publicidad comunicación suenan cosas como…

Drones, internet en parques, videojuegos sobre el Cid. Algunas promesas suenan a chiste, a cuento, pero si se cumplen será probablemente peor que si no se hace.

¿Os acordáis de Wifibur? En el Ayuntamiento no se estrujaron el coco para sacar un nombre original, seguramente no les quedaron neuronas después de pensar como se gastarí­an cerca de medio millón de euros públicos en un servicio que resultó un derroche y dio un pésimo servicio. Por aquél entonces los abanderados del proyecto eran Juan Carlos Aparicio y un joven Eduardo Villanueva. Mientras wifibur daba servicio en Burgos saltó un escándalo, curiosamente destapado un medio afí­n al PP, Eduardo Villanueva dimití­a debido a unas astronómicas y misteriosas facturas y posiblemente a una purga interna. Pero el polí­tico no se quedo “en la calle” la empresa que gestionaba Wifibur, Gowex Wireless S.L, le tení­a guardado un sitio. A los pocos meses Gowex quebró definitivamente originando otro escándalo, pero esta vez de dimensiones nacionales. Wifibur ya no existe, aquella idea de dar wifi pública a todo Burgos era un buen negocio, un mal servicio y probablemente algo innecesario o de una prioridad muy baja.

¿Os acordáis de la demanda de un “nuevo hospital público ¡ya!”? Seguramente Burgos no ha vivido manifestaciones y expresiones públicas tan amplias. Incluso el mismí­simo alcalde llego a encabezar alguna de las manifestaciones, por aquél entonces la alcaldí­a no estaba controlada por el PP.

Se demandaba un nuevo hospital público y se hizo con fuerza y rotundidad, a los polí­ticos no les quedó más remedio que pasar por el aro y vaya si pasaron, pasaron gustosos. El hospital fue otro negocio para amigos y fieles a la corte, no fue ni es público. Para cuando nos quisimos dar cuenta la protesta estaba desmovilizada y el negocio iba viento en popa. Quizás hoy a muchos burgaleses el nuevo hospital no nos guste, pero menos les gustará a sorianos o palentinos que tienen que desplazarse a Burgos, la Junta gasta demasiado dinero en el hospital de Burgos como para mejorar o hacer nuevos hospitales en Soria o Palencia.

¿Os acordáis del carril bici?, en Burgos también tuvimos un tobogán como el de Estepona, ¿los aparcamientos de Gamonal?, ¿el bulevar?…

Puede arrancarnos una carcajada oí­r como un polí­tico promete Drones, poner wifi en los parques o hacer videojuegos del Cid pero si lo pensamos frí­amente, deberí­a provocarnos otro tipo de emociones. Los trileros de la polí­tica suelen responder mal al qué pero nunca tienen respuesta al cómo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.