Publicado por DV & archivado en Okupaciones, Represión.

Hoy miércoles 23 de mayo han desalojado el centro social A Insumisa en A Coruña (Galiza). El espacio pertenecía al ministerio de Defensa hasta que fue cedido al Ayuntamiento, después de más de 15 años de abandono.

En noviembre de 2016 es recuperado por vecinas de A Coruña y desde entonces ha venido realizando diferentes actividades sociales y culturales organizándose a través de asambleas abiertas para toda la ciudad.

Después de ser ocupado el Ayuntamiento del supuesto “cambio”, hace una propuesta para reformarlo para hacer un proyecto cultural con bases similares a las que tenía la Insumisa llamado “Naves do metrosidero”. Los vecinos y vecina participantes de A Insumisa rechazan la propuesta del Ayuntamiento, defendiendo la autogestión vecinal de un proyecto que ya funciona sin la intervención del ayuntamiento y sin gastar dinero público. Es entonces cuando el ayuntamiento inicia el proceso para el desalojo el 16 de marzo de este mismo año.

Esta mañana la policía local se ha presentado en la puerta mientras varias personas solidarias con el espacio se concentraban en la puerta. Durante el desalojo ha habido cargas policiales que se han saldado con varias personas heridas, algunas con golpes en la cabeza. Es importante señalar que durante las cargas la policía, además de golpear en la cabeza, lo ha hecho con porras extensibles, utilizando gases lacrimógenos también.

Dos mujeres se han subido al tejado de la Insumisa y han resistido a los intentos policiales de hacerlas bajar mientras una concentración de apoyo permanecía a las puertas.

A estas horas siguen en el tejado y les han negado todo tipo de comida incluso agua.

Esta misma tarde han convocado una concentración en las puertas de A Insumisa a las 20.00 condenando el desalojo.

Desde Burgos mandamos todo nuestro apoyo a las compañeras de la Insumisa y a todos los proyectos autogestionados y autónomos que resisten frente al capital y a las instituciones.

Todo nuestro rechazo a la violencia y los chantajes de la que se hace llamar la “nueva política”, aunque de nueva no tenga nada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.