Publicado por DV & archivado en Burgos.

Cuando la cúpula dirigente de CyL va a Burgos dice que no influye en la decisión de fusionar las cajas, pero cuando va a Pucela esta misma cúpula dirigente amenaza con que la fusión de las cajas en CyL es necesaria y obligatoria. Es tal el nivel de hipocresí­a que El Diario de Burgos y el Dí­a de Valladolid pese a ser del mismo grupo sacan diferentes artí­culos y tratan el tema de forma muy diferente.

Vicente Herrera

No somos primos, las cajas son y serán instrumentos polí­ticos, sus cúpulas están elegidas por los partidos en un 90% da igual lo que digan los medios oficiales,los polí­ticos tienen metidas las pezuñas en las cajas, es un hecho muy objetivo. Lo peor y lo que más cuesta asimilar es que tarde o temprano el barco de las cajas sera único y los pucelanos terminaran gobernando esta nave, como lo han hecho con nuestra región en general. El centralismo es un mal sistemático.

¿Pero para que tanta prisa con la fusión?. Seguramente alguna o algunas cajas de las seis que existen en CyL este mal o con previsión de estarlo. Llamarme mal pensado pero si la fusión no se completa a tiempo para camuflar las perdidas la caja o cajas podrí­a terminar intervenidas por el Banco de España y creando una brecha económica que le vendrí­a muy mal a la clase dirigente y más en concreto a la Junta de CyL, además el PP siempre se las han dado de ser geniales gestores económicos, cosa que es mentira pero que la gente se ha tragado. Actualmente se habla mal de algunas cajas españolas, como podrí­an ser la CAM, Bancaja, Caja Granada… pero nunca han entrado en ese sorteo las de CyL.

Pese a todo, el dilema no es Burgos, puesto que las cajas gordas y las que pelean por el control son Pucela con Caja Duero y León con Caja España, estas cajas son mucho más potentes que Caja de Burgos o Cajací­rculo. Así­ que Burgos, desde el punto de vista económico va a perder mucho a no ser que alguna de sus las cajas locales hagan aguas, que en ese caso no serí­a tan malo desde el punto de vista económico-dirigente.

El peligroso trio de polí­ticos, cajeros y constructores esta empezando a pasar factura a la población. Atentos a las constructoras y a los morosos, si la cosa va mal las cajas van a sufrir de lo lindo. Por otro lado asusta ver como los empresarios, incluso los de Burgos, piden también la fusión de la cajas, algo malo se huele.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.