Publicado por DV & archivado en Burgos, Tiparracos.

Caiga quien caiga, cueste lo que cueste

Si algo mueve a las masas asegúrate de parecer que tu eres el primero y el que las capitanea. Si algo tiene filón explótalo antes de que otro lo haga.

“Hacer polí­tica”, ejercicio reservado sólo para una élite que pretende dominarnos a todos, se ha vuelto un ejercicio de lo mas sinvergí¼enza, que nos trata a todos de idiotas para arriba. Como ya nos contó en su dí­a “De gamonal al mundo” el 30 de Abril un alcalde rodeado de guardaespaldas, junto con su séquito pertinente de lacayos, delegados, presidentes de loquesea, etc. se quedaron plantados en la concentración de protesta por el asesinato del 29 de Abril esperando la foto mientras miles de manifestantes decidí­an tomar la calle en manifestación para visibilizar una indignación incontenible. Seguramente su plan no se hubiese desbaratado de no ser por el activo y brillante movimiento feminista burgalés.

 

Pero a los polí­ticos nadie les arrebata el protagonismo, así­ que el alcalde decidió seguir protagonizando la denuncia a un problema del que seguramente el sea uno de los principales responsables, alguien deberí­a recordar al alcalde que su partido esta lleno de casposos machistas que en ocasiones espetan lindeces como “Las leyes son como las mujeres, están para violarlas”. Pese a todo nuestro alcalde ha hecho 15 dí­as de minutos de silencio en los plenos del Ayuntamiento y hoy ha leí­do un manifiesto de condolencia donde se hace apologí­a y se anima a denunciar los hechos machistas mientras se ponen “todos los esfuerzos”. Por si fuera poco del manifiesto, soso y que no dice nada nuevo, habla toda la prensa de masas.

La única forma de combatir el machismo y las agresiones es desde abajo y nunca desde arriba, ni policí­as, ni jueces, ni fiscales y mucho menos polí­ticos van a cambiar nada frente a un problema que los desborda y que probablemente agravan en muchas ocasiones. Cuando algo de esto pasa, hemos fallado todos, vecinos, familia, amigos, compañeros… y por mucha policí­a que venga, mucha fiscalí­a que actué y mucho polí­tico que prometa nadie nos devolverá lo perdido. Si seguimos delegando la responsabilidad en las instituciones, en pocos meses volveremos a verlo otra vez, lleva muchos años pasando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.