Publicado por DV & archivado en Lucha, Opinión, Represión, Videos.

El 25 de junio de este año la policí­a municipal llevó al centro social autogestionado Villafrí­a una notificación de cierre. Este centro alquilado del barrio de Vidal, al corriente de pago y que además de realizar las actividades que le son propias y albergar distintos colectivos y asociaciones, mantiene una relación cordial con el resto del vecindario. La excusa era la carencia de ‘licencia de actividades inocuas’ (recogida en una ordenanza muy particular y sólo vigente en unas pocas localidades del estado). Una licencia, que el centro social se negó a solicitar. pues considera que el propio desarrollo de sus actividades prueba que no manifiestan nigún peligro y que en Salamanca hay “un ayuntamiento que regulando a base de ordenanzas ha hecho de la ciudad un lugar irrespirable donde todo lo que se salga de su modelo de servilismo esta criminalizado y cuando te rebelas contra ello la reacción es la represión como ya hemos comprobado”.

Desde entonces, a pesar de la época estival, se desplegó en Salamanca una actividad frenética con el apoyo de otros colectivos y gente solidaria. A los tres dí­as la policí­a se volvió a presentar, esta ver para precintar el local, lo que fue impedido por las personas allí­ concentradas. A las actividades cotidianas del local se le añadieron la permanencia 24 horas en el local, la presencia en la calle para informar y denunciar las intenciones del ayuntamiento y la actividad legal para evitar el cierre.

Tras una suspensión cautelar del precintado por parte de la jueza que llevaba el caso, esta a los 18 dí­as falló en contra de las pretensiones del ayuntamiento por su mala actuación, que al no avisar, no dio la opción de defensa al local alternativo. Ha pasado poco más de tres meses de la sentencia que el ayuntamiento vuelve a arremeter contra el espacio autogestionado exigiéndole nuevas licencias propias de espacios comerciales y dándole el plazo de un mes para conseguirlas. Reproducimos aquí­ el comunicado del CSA Villafrí­a.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.