Publicado por DV & archivado en Burgos, Gamonal, Textos.

Como ya sabemos las ciudades y barrios son construidos bajo el interés privado de unos pocos, siendo los y las vecinas relegadas a meros espectadores. La opinión de las vecinas no cuenta en las cábalas de partidos políticos, hasta aquí nada nuevo.

Lo que es totalmente inadmisible es que gasten innumerables recursos y utilicen nuevas leyes, más duras, contra esas vecinas que no se callan, que protestan y que invitan a sus vecinas hacer lo mismo.

El 26 de Noviembre de 2019, la patronal de los salones de apuestas organiza con la colaboración de la Junta de Castilla y León y entidades bancarias, el “congreso del juego” como les gusta llamar. Son inmensos los daños que este tipo de negocios están causando en muchas familias causando a su vez daño a unos lazos comunitarios ya deteriorados.

Vecinas de Aranda de Duero y Burgos se organizaron para visibilizar la oposición y lucha que se lleva desarrollando durante meses en numerosos barrios y deciden llevar la protesta hasta las mismas puertas del Congreso. El desfile de responsables políticos y cúpulas policiales vestidos de gala no pasó desapercibido para los allí presentes. El ruido, las consignas y silbatos deslucieron aquella fiesta y la policía no supo más que meter la pata deteniendo a una mujer arandina que pasaba por allí y que indignada preguntó a los agentes por qué la impedían pasar. Ante la violenta detención los allí presentes reprocharon a los agentes su actitud por lo que semanas más tarde recibieron cartas de denuncia en sus domicilios por importe de 601€ a cada una más la imputación por atentado a la autoridad a la mujer arandina.

El acoso al que se ve sometida la Asamblea contra las Salas de Apuestas de Burgos destaca frente a la protección que reciben este tipo de negocios. Y para muestra, un botón. El 8 de noviembre, dos policías se presentaron sin invitación en la casa de otro vecino para amenazarle y exigirle que desistiera en acudir a las concentraciones que se llevaban periódicamente a cabo para protestar contra la apertura de otra sala de apuestas en Gamonal. Otra sanción que se encuentra coma las otras, recurridas, 601€.

La cosa no parece haberse quedado aquí, en las últimas semanas han sido recibidas por parte de más vecinos varias citaciones para declarar en el juzgado a petición del propietario de la sala de apuestas de la avenida Derechos Humanos.

No vamos a dejar sol@s a nuestr@s vecin@s, y por supuesto, no dejaremos de luchar por nuestros barrios. Hacemos un llamamiento a todas las vecinas a sumarse y apoyar las iniciativas para conseguir poner freno a la ludopatía y recomponer las comunidades para unos barrios sanos y alegres.

Ni multas ni sanciones nos detendrán
Fuera salas de apuestas de los barrios

En Burgos, Septiembre 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.