Publicado por DV & archivado en Operación Pandora, Represión, Textos.

Según ha hecho público La Directa, la Audiencia Nacional acaba de archivar la causa penal contras los nueve anarquistas detenidos el pasado 28 de octubre en el marco de la Operación Pandora II. El sumario se abrió a instancias de los Mossos d’Esquadra que detuvieron a 9 personas y registraron centros sociales, ateneos libertarios y viviendas personales en Barcelona y Manresa durante el pasado mes de octubre. Traducción realizada por DV.

_mg_0549_as_smart_object-1_0

El juzgado de instrucción número 3 de la Audiencia Nacional ha ordenado el archivo de la causa contra los nueve activistas anarquistas detenidos el pasado 28 de octubre en el marco de la Operación Pandora II. La propia jueza Carmen Lamela, crí­tica duramente a través de una nota de prensa las investigaciones llevadas a cabo por la policí­a catalana y afirma “No se ha obtenido en el presente procedimiento datos objetivos, accesibles a terceros y verificables que puedan considerarse indicios para afirmar, ni tan siquiera de manera indiciaria, la participación de los investigados en los hechos que se les imputa”. Esta decisión llega justo después de que todos los abogados de los imputados hubiesen presentado un recurso conjunto donde se reclamaba el cierre del procedimiento.

La investigación estaba comandada por el írea de Análisis de la Comisarí­a General de Información de los Mossos, con sede en el edificio Egara de Sabadell. La juez considera que esta unidad policial “sólo logró comprobar que los investigados se relacionaban con personas del colectivo anarquista, algunos de ellos con antecedentes penales”. Los sucesivos informes de esta unidad “se han limitado a informar sobre reuniones, viajes y visitas a centros penitenciarios”, pero la jueza no ve ningún elemento probatorio en relación con hechos ilí­citos ni a la pertenencia a ninguna “organización terrorista” .

Todas las detenidas estaban acusadas de integración en organización criminal con finalidad terrorista. Su detención se efectuó mediante un dispositivo de más de 500 agentes de los Mossos desplegados en las ciudades de Barcelona y Manresa, con un total de diez registros: en el Ateneo Libertario de Santos y domicilios particulares de los barrios de Gracia, el Clot, Sant Andreu de Palomar y de la ciudad de Manresa. Uno de los detenidos fue Quim Gimeno, que posteriormente denunciarí­a un intento de captación por parte del Cuerpo Nacional de Policí­a español.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.