Publicado por DV & archivado en Burgos.

Ayer, 13 de enero, tuvo lugar la concentración por la Sanidad en frente del centro de salud Federico García Lorca. En torno a 200 personas se aglutinaron cortando la carretera en señal de protesta por la situación de precariedad palpable en el conjunto de la sanidad y en concreto, en este centro de salud.


La Coordinadora Antiprivatización de la Sanidad (C.A.S) en coordinación con otros colectivos de la ciudad, ha reanudado este año las convocatorias de protesta contra las leyes que permiten la privatización de cada vez más servicios del Sistema Nacional de Salud y en defensa de un sistema sanitario de calidad.
En Burgos se venían haciendo concentraciones en los Centros de Salud desde el verano celebrándose también una manifestación el 17 de octubre, la primera tras el confinamiento; ya el pasado 9 de diciembre se convocó en el centro de salud Las Torres.
Lo que se pretende es hacer una concentración mensual cada mes en un centro de salud de la ciudad, a las 6 de la tarde. Este enero se ha comenzado en el Federico García Lorca y en las próximas semanas difundiremos la siguiente movilización.
En la jornada de ayer, durante más de media hora y desafiando a las bajas temperaturas, alrededor de 200 personas manifestaron su malestar por la situación actual. Se cantaron cánticos alusivos al tema y se leyó el manifiesto que la C.A.S lleva trabajando durante los últimos años y que ,a continuación, reproducimos los puntos más destacados.


Igualmente, se está trabajando por una movilización en la ciudad burgalesa por la Sanidad Pública y Universal a principios de febrero emulando la que tuvo lugar este sábado en 40 ciudades. Entre otras reivindicaciones, exigían contratos estables para los profesionales y una atención de calidad para las personas usuarias del sistema sanitario
En Burgos se prevé que sea el sábado 6 de febrero.

MANIFIESTO DE LA COORDINADORA ANTIPRIVATIZACIÓN DE LA SANIDAD –CAS-
Creemos firmemente que la precarización en recursos, servicios y prestaciones sanitarias, así como en las condiciones laborales de todo el personal sanitario, es consecuencia directa de la privatización auspiciada por las leyes que lo permiten, realizando convenios y conciertos con la empresa privada, y robando financiación a la sanidad pública. muertos evitables, nunca más negocio con la sanidad.
Por todo ello exigimos:

  • La derogación de la Ley 15/97 y del artículo 90 de la Ley General de Sanidad, que abrieron la puerta a la gestión privada de la sanidad y de los servicios socio sanitarios.
  • La potenciación y mejora de la Atención Primaria, en claro declive ante la falta de atención personalizada y el abusivo recorte de recursos económicos y de profesionales.
  • Un sistema sanitario centrado en los determinantes sociales de la salud y la enfermedad.
  • La descentralización de las Urgencias de Atención Primaria, que vuelvan los centros de salud de San Agustín y Gamonal como Puntos de Atención Continuada, con mejora de sus instalaciones y equipamiento e incremento de personal sanitario.
  • Que se retomen las obras de construcción del centro de salud del Silo, paralizadas desde hace un año.
  • Una sanidad rural digna y de calidad, retomando la actividad en los consultorios locales.
  • Cuidados con dignidad para nuestros mayores. Exigimos unas condiciones laborales y asistenciales dignas y de calidad en las residencias, las cuales tienen que dejar de ser un negocio en manos de multinacionales y fondos buitre.
  • Recuperación del HUBU como hospital público.
  • Ampliación de las plantillas de todo el personal sanitario (medicina, enfermería, celador@s, auxiliares, limpieza) y mejora de sus condiciones laborales y salariales. Eliminación de servicios externalizados (limpieza, restauración) que deberán volver a ser públicos.
  • Inversión para la integración total de la investigación, producción y distribución farmacéutica en el sistema público de salud que gasta más de 10000 millones de euros cada año en medicamentos.
    Por todo ello y como en muchos otros pueblos y ciudades del estado, seguiremos con las movilizaciones, barrio a barrio.
    LA SANIDAD NO SE VENDE, SE DEFIENDE

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.