Publicado por DV & archivado en Elecciones, Opinión.

Como siempre en perí­odo electoral los “grandes” partidos polí­ticos llaman a la población con derecho a voto a que lo ejerzan y además, de una manera útil.

Es cierto que hasta ahora eso habí­a sido sobre todo una estrategia de la izquierda sabedora ésta de que si sus votantes no están contentos dejan de votar (cosa que no suele ocurrir con la derecha). Ha sido algo recurrente que en elecciones con alta abstención la izquierda ha salido peor parada. Un claro contra ejemplo de esto fue tras los atentados del 11-M, en las que los y las votantes de izquierda enfadados por todas las mentiras de la derecha decidieron votar dando así­ una victoria a Zapatero que rompió todos los pronósticos.

Pero además, dentro de la izquierda, o así­ se definen ellos, el partido mayoritario (PSOE) se ha caracterizado también por la petición del voto útil. Elecciones tras elecciones el PSOE trató de desbancar a IU moviendo sus pocas votantes hacia su lado; dentro de su discurso siempre estaba esa llamada al voto útil, esos votos que no se querí­an “perder” si se votaba a un partido que no llegaba a tener escaños.

Pero ahora el juego ha cambiado, han comenzado a jugar nuevos partidos y todos quieren su parte del pastel. En estas elecciones nos encontramos con que los dos dinosaurios de nuestra “democracia” se han asustado y llaman incesantemente unos a votar y otros a hacerlo de manera útil.

El PSOE dentro de su discurso nos recuerda lo acontecido en Andalucí­a y, recuerda, que sólo una mayor participación puede evitarlo. Una vez más, tratan de activar a votantes descontentas amenazando, esta vez, con el auge de la derecha, y de paso, aprovechan para culpar a las abstencionistas del aumento de la misma. Pero no sólo directamente el PSOE, o los partidos de izquierda, también ciertos medios de “información” tratan de aleccionar a la gente indicándoles que deben votar o serán responsables de que suba la derecha, y como ya se sabe “si no votas no te puede quejar”…

Por su parte el PP ve que, por una vez, tiene rivales de derechas lo que hace que sus votantes se estén dividiendo. Los votantes de derechas han pasado de no poder elegir a tener 3 partidos para decantarse y esto no está gustando nada al PP que ve peligrar su hegemoní­a dentro de ese sector.

 

Todos ellos nos llaman al voto útil pero, cuando los partidos hablan de voto útil, ¿para quién es útil ese voto? Está claro que no para nosotras.

¿Cómo puede ser útil elegir a unos representantes que en los siguientes cuatro años no nos consultarán nada?

Como dijo una mujer muy sabia “Si votar cambiara algo, lo harí­an ilegal” (Emma Goldman), nosotras, las de abajo, no obtenemos un beneficio real (ni siquiera imaginario) de nuestros votos. Estos votos sólo sirven para una cosa: perpetuar un sistema injusto, un sistema en el que se eligen dirigentes que no gobiernan, pues a nadie engañan ya, los verdaderos dirigentes son los grandes empresarios, la banca, … y ellos no se presentan a las elecciones.

Tuvimos muchos señores,
tuvimos hienas y tigres,
tuvimos águilas y cerdos.
Y a todos los alimentamos.
Mejores o peores, era lo mismo:
la bota que nos pisa es siempre una bota.
Ya comprendéis lo que quiero decir:
no cambiar de señores, sino no tener ninguno

Bertold Brecht

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.