Publicado por DV & archivado en Anarquismo, Burgos.

La concejala de emergencias y seguridad ciudadana del Ayuntamiento de Burgos, Blanca Carpintero, <desaconsejó organizar iniciativas ciudadanas para facilitar ciertos aspectos de la vida diaria>, después de la reunión de ayer martes de la Junta de seguridad de Burgos, según publican diferentes empresas de comunicación.

Esta información es reproducida con el mismo texto por diferentes medios, como Burgosconecta, Diario de Burgos o el Correo de Burgos. Según este ultimo esta información viene de <un comunicado que recoge ICAL>, agencia de noticias y contenidos multimedia de castilla y león, con sede en el edificio Promecal.

Según estas fuentes la reunión extraordinaria de la Junta de seguridad de Burgos estuvo compuesta por <la presidencia del subdelegado del Gobierno, Pedro de la Fuente, y el alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, y con la asistencia del delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Roberto Saiz, la concejala de Seguridad Ciudadana, Blanca Carpintero, representantes de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, y del área de Emergencias y Seguridad Pública del Ayuntamiento de Burgos.>

No podemos esperar nada bueno de ninguna autoridad y menos de los representantes del PSOE que durante varias décadas se han dedicado a desmovilizar y reprimir toda iniciativa autoorganizada que no puedan integrar en las instituciones.

Ante la llegada del Covid-19 han surgido en todo el estado diferentes iniciativas para construir red vecinal mediante el apoyo mutuo, la solidaridad y la autogestión. Las personas que participan de estos espacios intentan organizarse con sus vecinos por portales o calles, para entre todas ayudar a las personas que tengan necesidades por estar en confinamiento o por ser personas mas vulnerables al virus.

En Burgos, como en tantas ciudades y pueblos, ha surgido la red de solidaridad y apoyo mutuo, que mediante un comunicado contesta a la concejala: <Es curioso que la primera aparición de esta señora desde el inicio de la crisis haya sido para malmeter contra los cientos de vecinos y vecinas que se han organizado para apoyarse mutuamente.> <Porque no nos afecta igual este virus a quien esta pasando la cuarentena en su mansión, que a quienes nos obligan a ir a hacinarnos en la fábricas sin los EPIs reglamentarios.>

La red de Burgos también difundía estos días: <mientras los militares y policías armados desplegados por la ciudad nos impiden dar un paseo, en la fábricas se hacinan a cientos de trabajadores.>
<Firestone y DAU componentes han estado trabajando sin los EPIs necesarios. En Firestone lo han hecho a pesar de tener una veintena de trabajadores en aislamiento, dos diagnósticos y un trabajador en la UCI.
los trabajadores de Telepizza Burgos están trabajando sin mascarillas, termómetros,…>
< la actitud chulesca de las empresas que están obligando a coger vacaciones a sus trabajadores…>

Es una necesidad urgente autoorganizarse con las vecinas de tu portal y calle de tu barrio para hacer frente al virus mediante la ayuda entre iguales. No podemos dejar las decisiones de nuestras vidas en el poder económico y político, que por no reducir beneficios mantienen muchos trabajos no imprescindibles abiertos, exponiendo a sus trabajadores y personas con las que vivan a contagiarse, mientras ellos dirigen sus empresas desde el jardín de su chalet.

Empecemos por pequeñas acciones que se multipliquen. Hagamos red. Una red que nos permita superar la pandemia y confrontar los ataques del capital que vendrán después de todo esto, haciendo pagar a los de abajo las consecuencias mediante recortes y miseria.

Cuidémonos y aislemos a los patriotas reaccionarios, que cobardemente gritan a escondidas desde los balcones viva españa cuando todas aplaudimos a las trabajadores sanitarias. Son pocos y cobardes. Son los mismos que les parecen bien las medidas privatizadoras de la sanidad. Son los nietos de los que mataron a nuestros abuelos.

Ninguna patria, ninguna bandera, ningún estado, ninguna policía, ningún ejercito,… nos salvara.
Nosotras, las trabajadoras y vecinas, por nosotras mismas, podemos hacerlo.

¡Por las redes de apoyo mutuo y solidaridad!

¡Por la autoorganización vecinal!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.