Publicado por DV & archivado en Burgos, Textos.

Diversos colectivos y organizaciones sindicales de Burgos hacen un llamamiento por un 1º de mayo crí­tico y combativo a través de un manifiesto conjunto.

Así­ mismo, convocan una manifestación para el 1º de Mayo que dará comienzo desde la plaza del Cid a partir de las 13.00 horas.

 

Somos vecinas y vecinos participantes en diversos colectivos sociales y organizaciones sindicales de la ciudad de Burgos que nos unimos para tomar este primero de Mayo como una jornada de lucha crí­tica y combativa, en la que no podemos olvidarnos de todas las personas que son invisibilizadas dí­a a dí­a pero que siguen siendo clase obrera; todas a las que esta sociedad excluye y también explota: nuestras amas de casa, nuestras migradas, presas, personas sin papeles, ví­ctimas de trata sexual y personas racializadas.

Observamos cómo el capitalismo nos conduce a la destrucción ecológica y a la precarización de la sociedad a escala global y en todos sus aspectos. El desastre es manifiesto: mientras la clase trabajadora de una parte del planeta es ví­ctima de guerras, hambrunas, genocidio, migraciones masivas, desastres ecológicos, lucha despiadada por el control de los recursos naturales, etc., en nuestros barrios las consecuencias del capitalismo toman la forma de: imposibilidad y encarecimiento del acceso a la vivienda, desahucios, privatización de los servicios básicos, aumento del coste de la vida, desempleo, incremento de la pobreza, pérdida de derechos y libertades, mercantilización de la vida, precarización del trabajo, de las pensiones, de la sanidad, de la educación…

Las élites económicas, responsables y beneficiarias de la miseria, defienden sus intereses mediante gobiernos tí­teres que no dudan en utilizar todo el aparato estatal, al estilo de los regí­menes más totalitarios, para eliminar las voces que reclaman dignidad, censurando y amordazando la libertad de expresión, mediante la represión policial, cuyos abusos amparan, justifican y blanquean, mediante la guerra sucia contra todo colectivo y organización que cuestione al régimen, mediante la represión judicial que juzga y condena como terrorista toda expresión de disidencia, mientras mantiene impunes a los cómplices y responsables de la miseria y muerte de millones de personas.
El capitalismo, la socialdemocracia y las cúpulas de los sindicatos mayoritarios traicionan e instrumentalizan el sentido del primero de Mayo convirtiéndolo en una fiesta.

Hacemos un llamamiento a las trabajadoras, a las explotadas, activistas, ecologistas, paradas, jubiladas, estudiantes y a todas las bases sociales a tomar la iniciativa en este primero de mayo, no como una fiesta vací­a de contenido, sino como una reivindicación de nuestra dignidad y de nuestra libertad, a recuperar la conciencia de clase y retomar la lucha de los obreros dieron su vida en Chicago por la jornada de 8 horas y de los que la conquistaron en la huelga de “La canadiense”, de las mujeres empoderadas que iniciaron la conquista por la igualdad de derechos, de quienes se rebelaron en Stonewall para proclamar su libertad sexual y de quienes tomaron la iniciativa en la conquista de los derechos civiles y de la igualdad racial, del barrio de Gamonal, de Can Vies, de Murcia y de tantas otras que en el siglo XXI vuelven a demostrar que hoy, como siempre, la conquista de la dignidad y la libertad sólo se alcanza mediante la autoorganización, la solidaridad y el apoyo mutuo, desde las
asambleas en los barrios y lugares de trabajo.

Para las explotadas no es una fiesta. Por un primero de mayo crí­tico y combativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.