Publicado por DV & archivado en Burgos, Comic, Eventos.

El 25 de octubre, en Burgos, el Centro de Creación Contemporánea “Espacio Tangente”, a las 19:00 horas estarán con nosotras Carlos Azagra y Encarna Revuelta para presentar el cómic “Pepe Buenaventura Durruti”.

Durruti representó y representa ante todo la coherencia vital de la idea libertaria, poniendo en práctica los principios pregonados en primera persona, despreciando cualquier provecho personal en favor del interés común de la revolución.

Por su forma de actuar y su carisma, muchas personas veían en él un ejemplo en el que fijarse. Tras su muerte, su personalidad fue trascendida casi a leyenda, ensalzada por amigos y utilizada por enemigos.

No precisa su semblanza de ninguna mitificación, quizá fuese justificada en plena contienda, o no. Pero, más de ochenta después, continuar en dicho empeño resultaría un insulto a su memoria, que por otra parte sostiene por si sola una vida comprometida, desprendida e intrépida, sin necesidad de adornos mitómanos.

Encarna Revuelta Medialdea (Guadix, Granada, 1958) es maestra de la escuela pública en Barcelona, pero en el mundo de la historieta es conocida por su labor como colorista. Empezó a colorear las historietas de Carlos Azagra en la revista El Jueves donde formaron el tándem Azagra-Revuelta. A principios de los 90, coloreó el trabajo de autores como Tabaré o Ivá (‘Historias de la puta mili’, ‘Makinavaja, el último choriso’).

Ha colaborado con otros dibujantes, como XCAR Malavida. Junto a este y su inseparable Azagra, en los últimos años ha firmado la exitosa trilogía ‘Cocinicas’ para el sello Editorial Cornoque. Para GP Ediciones, el dúo Azagra-Revuelta ha realizado ‘El último aragonés vivo’, ‘La amenaza robótica’ y ‘Revuelta Porcina’ (con el guionista David Terrer) y ‘Descubriendo a Mosén Bruno’ (con Maxi Campo). En 2018 presentan dos novedades: ‘TeBeO Labordeta’ (GP Ediciones) y ‘Fonda Pascual’ (Editorial Cornoque).

Carlos Azagra (Morón de la Frontera, 1957), aunque se crió en Zaragoza. Allí se integró en el Colectivo Zeta y trabajó en la revista “Andalán”.

En 1975 se trasladó a Barcelona para estudiar Bellas Artes, y comenzó a interesarse en la política colaborando con grupos clandestinos como la Unión de Juventudes Comunistas de España, y varias asociaciones vecinales aragonesas. Su interés por la política marcaría su posterior obra, con un fuerte componente reivindicativo.

En Barcelona, conectó con el grupo “Butifarra!” con los que comienza a colaborar realizando cárteles para la “Federació de Associacions de Veïns de Barcelona” (FAVB).

En los años 80 comenzó a trabajar para emergentesrevistas del comic como “Makoki” o “El vivora”, así como en fancines vinculados a sindicatos como CGT y CNT. En 1981estuvo a punto de ir a la cárcel por un dibujo blasfemo.

En 1984 fichó por el semanario “El Jueves”, donde ha trabajado hasta 2014. En dicha revista aparecerían “Pedro Pico y Pico Vena”, sus personajes más populares. Además, continúa colaborando en otras publicaciones como TMEO, fanzines reivindicativos y revistas vecinales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.