Publicado por DV & archivado en Opinión, Pensamiento, Textos.

Desde que el pasado 18 de octubre una treintena de internos del CIE de Aluche ocuparan la terraza del centro como propuesta pasiva en hemos oí­do en numerosos medios de comunicación información referida a estos CIEs.

360100-620-282

Pero ¿que son estos CIEs de los que tanto hemos oido hablar? Los Centros de Internamiento de Extranjeros son parte del entramado de las polí­ticas racistas a las que están sometidas las personas extranjeras más pobres. Carceles destinadas a la reclusión de personas migrantes que estan en situación irregular, la mayorí­a de las ocasiones como antesala a la deportación.

La desverguenza de la existencia de cárceles para personas que unicamente han cometido el gran error de nacer en el lugar de la frontera equivocado no se acaba aquí­. Estas cárceles han sido denunciadas por vulneración de los derechos humanos en númerosas ocasiones. Son muchos los casos de torturas y asesinatos como los de Mohamed Abagui, Idrissa Diallo o Aramis Manukyan .Actualmente el CIE de Zapadores (Valencia) se encuentra cerrado temporalmente debido a una plaga de chinches a la que no se acaba de poner solución y somete a los internos a una tortura cotidiana. El CIE de Barcelona ha reabierto en medio de una fuerte polémica por no cumplir las mí­nimas condiciones humanitarias. Hace unos meses las trabajadoras sociales solicitaron de nuevo el cierre del CIE de Barranco Seco en Canarias ante las deficientes infraestructuras. Incluso el propio Ministerio del Interior ha reconocido ante un juez que no puede garantizar las mí­nimas condiciones y que eso podrí­a llevar al cierre de los CIE por imperativo legal, como ya denunció la Campaña Estatal por el Cierre de los CIE. Aunque estas cumplieses cumpliesen unas condiciones humanitarias mí­nimas ¿como se puede justificar el encierro de personas por el simple hecho de ser migrantes?
Estas noticias de Barcelona, Valencia o Madrid pueden sonarnos un poco alejadas de la realidad que vivimos en Burgos. Pero nada mas alejado de la realidad, ya que la ley de extranjerí­a, desgraciadamente, se aplica en todo el Estado Español y si nuestras vecinas migrantes tienen la mala suerte de estar en situación irregular y encotrarse con un control policial seguramente sean enviadas a uno de estos centros.

1460017055_335943_1460018840_miniatura_normal

En las últimas semanas, como hemos comentado al inicio las noticias de motines en los CIEs de Aluche y Barcelona han sido portada de periódicos y han abierto telediarios. Pero, ¿por qué se han levantado las personas allí­ encerradas? ¿que reclamaban? De estas preguntas, poca o ninguna información hemos recibido. De hecho se da la absurda situación de que han dado mas voz a policias y carceleros que a los propios presos. Policias que ,segun denuncian los propios presos del CIE de Aluche, tras prometerles a los amotinados que nada ocurrirí­a si bajaban voluntariamente, dieron “una paliza tremenda”, que “también pegaron a quienes no participaron” y que les fueron “tirando de la cama uno a uno al suelo” Policias que ,como relata una presa del módulo de mujeres continuo al de aluche, se desgañitaban gritando “dale, dale que aquí­ no hay camaras”. Es a estos policias a los que se da voz a sus reivindicaciones de ampliación de numero de efectivos, mientras que se ignoran deliberadamente las peticiones de los presos. Peticiones tan básicas como exigir atención sanitarí­a, ya que segun se denuncia no se estava atendiendo a personas enfermas.

Otro motí­n ha ocurrido en Barcelona estas últimas semanas tras este una jueza de Barcelona ha citado a declarar como investigados por delitos de desórdenes públicos y daños a media docena de internos.
Desde aquí­ queremos sumarnos a la voz de Madrid Libre de CIEs cuando afirman que “estábamos, estamos y seguiremos en las calles defendiendo los derechos de nuestras vecinas, de aquellas que habitan nuestra ciudad y luchan contra las fronteras externas e internas”

Puedes encontrar mas información sobre los CIEs en: https://cerremosloscies.wordpress.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.