Publicado por DV & archivado en todos somos animales.

animalEsta mañana he pasado, de camino al curro, por las Ramblas y he visto los carteles que han puesto en los kioskos de venta de animales.Vienen a decir algo así­ como: “Yo también quiero pájaros en las Ramblas”, con una imagen de Calimero como representante de la mercancí­a alli expuesta.
Por supesto, este cartel estaba incompleto, lo correcto hubiera sido… “Yo también quiero pájaros enjaulados, y a la venta, en las Ramblas”.
Y es que, como supongo que sabreis, estamos en pleno proceso de traspaso de estos kioskos:

Otra intervención que se adivina problemática es la que afecta a las tradicionales paradas de venta de animales, y que precisamente dan nombre a uno de los tramos del paseo, la Rambla dels Ocells. Hoy por hoy, y pese a la tradición acumulada, la casi docena de paradas contravienen tanto la normativa municipal como la autonómica, que impide la exhibición de animales para su venta. Los paradistas y el Ayuntamiento negocian la reconversión de los puestos, sin que por el momento se haya llegado a un acuerdo. Los comerciantes han iniciado una recogida de firmas en contra del plan.

Además de incumplir la normativa sobre la exposición de animales, estos puestos fomentan la compra de animales, algo ilí­cito y en numerosas ocasiones, de manera irreflexiva.

Los animales, están expuestos a las condiciones climáticas externas, el frí­o, el calor, encerrados dí­a y noche (por las noches, estos puestos se pliegan y quedan unas jaulas contra otras).

07120043.jpg
Recuerdo cuando escribí­ sobre los golpes que propinaban los hinchas del barí§a a los puestos, mientras festejaban la victoria de su equipo cuando ganó la liga este año. Imaginad la ansiedad que debe producir estar encerrado a oscuras con 50 animales más, mientras la jaula es aporreada desde fuera… no quiero pensar en las consecuencias tanto fí­sicas como psicológicas que acarreó aquella noche…
Aunque claro, eso fue algo anecdótico. La problemática del asunto está en la utilización de animales como mercancí­a, la poca consideración de sus vidas. Los animales no son objetos.
Espero que no firme mucha gente.

Noticia extraida de: http://www.espacioblog.com/revolucionvegana/post/2006/10/
26/recogen-firmas-seguir-vendiendo-animales-las-ramblas#c1629658

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.