Publicado por DV & archivado en Antifascismo, Burgos, Represión.

stop_represionQueremos mostrar nuestra solidaridad con los antifascistas que serán juzgados por la Audiencia Nacional próximamente tras el  montaje de la Brigada de información de la Policí­a Nacional Burgalesa el pasado abril de 2010. A continuación podéis leer el comunicado explicativo de los hechos.


En Abril de 2010, en los dí­as previos a la celebración del dí­a Nacional de Castilla, fueron detenidos en Burgos 7 compañer@s acusados de tenencia ilí­cita de armas y explosivos y un local fue registrado y posteriormente precintado, en lo que fue una operación policial represiva de magnitudes insospechadas. Esta operación fue un nuevo montaje policial de la Brigada de Información de la policí­a NAZI-onal y nuevo intento de eliminación y criminalización de la juventud antifascista castellana, y en definitiva de todo aquello que no se ajuste a sus cánones establecidos. Según el «discurso oficial» esta operación formaba parte de las medidas preventivas para garantizar la seguridad en la cumbre europea de ministros y secretarios de Estado que se iba a celebrar del 21 al 23 de Abril en Burgos. En estas fechas nuestros compañer@s ni siquiera iban a permanecer en Burgos, ya que como cada año iban a acudir a las actividades programadas en Villalar de los Comuneros con motivo de la celebración del dí­a nacional de Castilla.

Tenemos que decir que los agentes que realizaron el registro del local, permanecieron 20 minutos solos en el interior del mismo, sin la autoridad judicial ni el abogado pertinentes, reteniendo ilegalmente en un coche a un compañero, el cual habí­a sido sorprendido por la espalda por agentes encapuchados cuando procedí­a a entrar en dicho local. Curiosamente luego aparecí­a dentro un artefacto consistente en una bombona de camping gas con petardos adosados.

La base de la acusación es este artefacto, pistolas de juguete, mangos de herramientas y productos de limpieza adquiribles en cualquier droguerí­a, con los que dicen se pueden fabricar explosivos.

El local fue precintado por la autoridad judicial y requisado todo lo que se encontraba en su interior y los compañer@s permanecieron tres dí­as detenidos, soportando todo tipo de insultos, amenazas, chantajes, y tortura psicológica; posteriormente fueron puestos en libertad con cargos. Ahora, dos años después van a ser juzgados en la Audiencia Nacional, acusados de terrorismo, tenencia ilí­cita de armas y material explosivo y asociación ilí­cita, solicitando para ellos penas que ascienden en total a casi 40 años de prisión. Esta vez han llegado demasiado lejos.

Queremos denunciar enérgicamente la criminalización y brutal represión, así­ como el acoso que llevamos sufriendo en Burgos l@s jóvenes antifascistas en los últimos años, que nos vemos sometid@s a continuos cacheos, seguimientos, agresiones, falsas denuncias, insultos, vejaciones, detenciones y montajes por parte de miembros de la policí­a NAZI-onal, y en especial por miembros de la Brigada de Información y de la UPR, muchos de los cuales tienen relación con los sectores más radicales de la extrema derecha, incluso algunos de ellos son conocidos por su pasado neonazi. Estos individuos actúan con total impunidad y al margen de la ley, haciendo una persecución polí­tica y personal.

Pedimos la absolución para nuestr@s compañer@s y la solidaridad activa de tod@s con ell@s.

No podemos permitir que sigan ocurriendo estos hechos. Hoy hemos sido nosotr@s y mañana puedes ser tú.

¡SER ANTIFASCISTA NO ES NINGíšN DELITO!

¡ANTE SU REPRESIí“N, AHORA MíS QUE NUNCA SOLIDARIDAD, UNIDAD Y LUCHA!