Publicado por DV & archivado en Autogestión, Burgos, CSR Gamonal, Gamonal.

La pasada noche del 28 de febrero al 1 de marzo Gamonal retomó el tradicional canto de las marzas, una tradición que se remonta a tiempos pasados y que ha sido recuperada por los vecinos del barrio.

Como bien es sabido, las marzas son unas cancioncillas populares que se cantan la última noche de febrero para dar la bienvenida al mes de marzo y su promesa de inminente primavera. Se trata de una tradición milenaria que se remonta incluso a la llegada de los romanos a la Península Ibérica y que aún se conserva en algunos pueblos de Cantabria y de la provincia de Burgos.

Canto de las marzas junto a la Real y Antigua de Gamonal //DV

En el barrio de Gamonal el tradicional canto de las marzas se había perdido hasta que un grupo de vecinos decidió recuperarlo tras las famosas protestas contra la construcción del bulevar en 2014. De esta manera, las marzas que hoy se cantan en Gamonal tienen ese sabor antiquísimo aderezado con un sentido reivindicativo y contestario que las hace genuinamente singulares. Una reinterpretación de la tradición que, tras haberse visto suspendida el año pasado por la pandemia, logra reunir a cientos de vecinos de varias generaciones junto al calor de la hoguera.

Haciendo barrio y memoria con las marzas // DV

Esta nueva velada de las marzas, que fue organizada desde el Centro Social Recuperado de Gamonal, contó, como en ediciones anteriores, con la tradicional marza rutona, dedicada a poner en evidencia los problemas que se viven en el barrio. Una manera de recordar, con amplias dosis de ironía, situaciones como la paralización de las obras del centro de salud, las goteras del aparcamiento de la plaza Santiago o el elevado número de salas de apuestas que existen en Gamonal.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.