Publicado por DV & archivado en Represión.

gorrapoli.jpgUn testigo de cargo presentado por la Fiscalí­a contra los sindicalistas Juan M. Martí­nez Morala y Cándido González Carnero, dirigentes de la Corriente Sindical de Izquierda, ha resultado ser un policí­a infiltrado en esta organización.

Los sindicalistas, contra los que se pide seis años y medio de cárcel, están acusados de haber provocado destrozos durante las movilizaciones contra el cierre de Naval Gijón. Los sindicalistas, que han denunciado al policí­a, aseguran que este agente también participó infiltrado en las movilizaciones del movimiento antiglobalización contra el Banco Mundial en 2001, y que durante las protestas incitó a realizar acciones violentas y destrozó varios cajeros, con el ánimo de “˜justificar’ la represión policial.

Extraí­do de Diagonal

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.