Publicado por DV & archivado en Burgos.

Milagros Santa Marí­a, de 61 años de edad y repartidora de Diario de Burgos desde 2004, denuncia haber sido despedida el pasado mes de marzo de la subcontrata que se encarga de las publicaciones del grupo Promecal.

Califica su despido de injustificado a la par que denuncia la precariedad de las condiciones laborales.

Con la desesperación que causa el hecho de encontrarse en situación de desempleo con más de 60 años cumplidos, y tras saber contactado previamente con la redacción de DV, Milagros Santamarí­a explica la manera en la se produjo su despido como repartidora de Diario de Burgos el pasado mes de marzo.

Después de estar trabajando desde 2004 para Pool Prodis, la subcontrata que se encarga de la distribución de las publicaciones del grupo Promecal en Burgos, el pasado 22 de marzo fue despedida de una forma que califica no sólo de injustificada, sino de completamente anómala ya que los responsables de la empresa no se lo comunicaron personalmente. “Me despidieron de una forma completamente cobarde, no se atrevieron ni a decí­rmelo a la cara ya que llamaron a mi hijo para que me dijese que no hací­a falta que fuese a trabajar el lunes. Como yo dije que me negaba si no me daban la carta de despido, tomaron represalias y despidieron también a mi hijo que llevaba un tiempo haciendo la ruta como repartidor”, asegura la ex repartidora de Diario de Burgos.

Milagros Santamarí­a, exprepartidora de Diaro de Burgos/  DV

Así­ mismo, Santamarí­a remarca que su caso no ha sido el único ya que de los 38 repartidores que contaba inicialmente DB, han quedado sólo 6 para todo Burgos. Por su parte, señala también las múltiples irregularidades que presenta su despido que, en un principio, fue justificado por parte de la empresa ante la bajada en las ventas y la reducción de los suscriptores. Una afirmación que Milagros, sin dejar de desmentir, encuentra poco menos que contradictoria ante el hecho de que apenas a un mes escaso de haber sido despedida Diario de Burgos requerí­a a través de un anuncio en sus propias páginas repartidores de más de 40 años, como bien muestra la propia interesada mediante un recorte de prensa con fecha de 14 de abril de 2019. Ante estos hechos, la ex repartidora se personó en las dependencias de la empresa para hacerles llegar su currí­culo haciéndoselo sellar para que quedase constancia oficial de que lo habí­an recibido.

Anuncio de prensa solicitando repartidores publicado en DB

A la espera de la vista oral en la que se decida si su despido fue procedente o no, en el acto de conciliación que tuvo lugar a finales del pasado mes de mayo la empresa se negó por completo a alcanzar un acuerdo, señala las absolutamente precarias condiciones laborales a las que deben enfrentarse los repartidores quienes tienen que trabajar 362 dí­as al año sin descansos ni vacaciones, utilizar el vehí­culo propio para el reparto y, en ocasiones, soportar falsedades en los horarios de los contratos. Milagros asegura que, figurando en el mismo que la jornada laboral se extiende de 06:00 a 09:00, se obliga a los trabajadores a estar en la nave desde las 03:00.

CV de Milagros Santamarí­a sellado por Diario de Burgos/ DV

Por último, cabe destacar como Milagros Santa Marí­a ha hecho pública a través de las redes sociales una carta dirigida a Antonio Miguel Méndez Pozo, propietario de Diario de Burgos, explicando su situación sin que hasta el momento haya tenido respuesta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.