Publicado por DV & archivado en 15M, Cárcel y Pres@s, Represión, Tecnología, Textos.

Coincidiendo con el segundo aniversario del inicio de las protestas por parte del 15M, la Audiencia Nacional llevó a cabo el pasado miércoles 15 de mayo de 2013 una operación represiva contra diversos medios libertarios en Cataluña que se ha saldado con la detención de 5 personas y la realización de varios registros policiales, entre ellos el del Ateneo Libertario de Sabadell, espacio que sirve de reunión a la asamblea local del 15M, así como al propio sindicato CNT, entre otros movimientos sociales. Entre las acusaciones que pesan sobre los detenidos se encuentra la de “pertenencia a organización terrorista” y “enaltecimiento del terrorismo” siendo la publicación de comentarios en varios perfiles de facebook el principal argumento que esgrimen los Mossos d’Esquadra.

mosos

A través de varios comunicados el movimiento anarquista, así como diferentes colectivos sociales, han manifestado su malestar frente a la operación policial sobre la que albergan la sospecha  de que se trate de un nuevo intento de criminalización de la disidencia por parte de las instituciones represivas del Estado.

Desde hace varias semanas se venía escuchando en determinados medios de comunicación una sintonía sospechosamente común en la que se alertaba a la opinión pública de los peligros de la deriva hacia la radicalización que los denominados sectores antisistema estaban imponiendo en el actual clima de protesta social generalizada. Una consigna que, a fuerza de repetirse machaconamente, dejaba entre ver que desde las más altas instancias gubernativas se estaba cocinando algo, una maniobra imprecisa que buscase escarmentar por igual a quienes están alzando la voz ante la actual situación social y a quienes pudieran contagiarse de las protestas continúas que de norte a sur recorren nuestra geografía.

Desgraciadamente los augurios más funestos han venido a corroborarse con la reciente operación llevada a cabo por la Audiencia Nacional el pasado miércoles 15 de mayo en la que se combinan las clásicas fórmulas de la más vetusta tradición inquisitoria, junto con los aderezos propios de la era digital.

Coincidiendo con el segundo aniversario del inicio del 15M, los Mossos d’Escuadra irrumpen en varios domicilios particulares de varias localidades de Cataluña deteniendo a 5 jóvenes anarquistas quienes al parecer conformaban ellos solos hasta tres organizaciones terroristas diferentes (Frente Solidario de Barcelona, Kolectivo Bandera Negra, Células Autónomas de Combate) . Organizaciones de cuya existencia sólo se tiene conocimiento a través de varios perfiles de Facebook, a  través de los cuales, y según reza el auto de prisión preventiva, se habrían lanzado amenazas contra instituciones y personas vinculadas con organismos gubernativos.

Entre los hechos que se les imputan se encuentra la alusión imprecisa a la participación de estos jóvenes en determinadas manifestaciones en las que se han producido disturbios, sin que hasta el momento el auto de procesamiento emitido por parte de la fiscalía haya podido establecer un nexo común entre los hechos imputados y las personas detenidas. Por otro lado, entre las actuaciones policiales más destacadas se encuentra el registro del Ateneo Libertario de Sabadel, espacio que al parecer era ocasionalmente frecuentado por uno de los anarquistas detenidos, y que sirve como lugar de encuentro para la asamblea del 15M de esta localidad barcelonesa, así como al sindicato CNT y a diversos colectivos sociales.

Como si de un guión teatral mil veces repetido se tratase, durante los días siguientes a las detenciones se ha producido un bombardeo mediático en el que se ha buscado criminalizar no sólo  al movimiento libertario, sino a todos los ámbitos sociales que participan de la protesta. La ensalada mediática se ha visto aderezada con alusiones al fantasmagórico Black Blok, y toda una serie de episodios inconexos como la colocación de artefactos explosivos en los que, no puedo dejar de insistir, el auto de procesamiento no logra establecer ni una sola relación directa de autoría con los anarquistas detenidos. La guinda del pastel la representa la acusación de posesión y tráfico de sustancias estupefacientes que curiosamente no son mostradas en el “arsenal” incautado por los Mossos d’Escuadra durante los registros a los domicilios particulares, en los que si se muestran petardos de traca, tirachinas, y diversas prendas de vestimenta más o menos cercana a la estética punk. Además de  varios libros relativos a la filosofía, verdaderas armas de destrucción masiva, como todo el mundo sabe.

No cabe duda que la operación represiva, teniendo en cuenta la fecha elegida y las fórmulas en las que ha sido llevada a cabo, tiene todos los visos de servir al propósito de identificar disidencia política y terrorismo. La actual falta de un enemigo interno bien definido desde el cese de la actividad armada por parte de ETA hace que los anarquistas sean los mejores candidatos a desempeñar este papel. Por desgracia la actual campaña propagandística hace pensar que nos encaminamos hacia un escenario en el que cualquiera que se atreva a criticar el actual status quo puede ser detenido bajo cualquier acusación prefabricada de antemano con vínculos más o menos inconexos sobre hechos concretos.

Operaciones como la del pasado 15 de mayo de 2013 sirven para reforzar la idea de que frente al actual desapego que la población siente hacia las medidas estatales, las instituciones represivas harán gala de todo su repertorio maquiavélico para combatir la disidencia y perpetuar su poder.

Desde DV aprovecho para hacer un llamamiento generalizado en solidaridad con los jóvenes anarquistas encarcelados en Soto del Real y a no dejarse contaminar por el actual clima de represión policial y propagandística que busca lavar la cara al Estado y generar un clima de terror sobre las protestas sociales. Como bien dice un amigo “Amos anda. Mucha cárcel vais a tener que abrir si pretendéis paralizar con represión lo que vosotros mismos cultiváis, repartiendo miseria, enfermedad, ruina y muerte entre la población”.

Modesto Agustí

5 Comentarios para “Cómo ser terrorista a través de Facebook o el manual del moderno Maquiavelo”

  1. Anónimo

    Pero se supone que los anarquistas coherentes no deben llorar tanto y si actuar mas no?
    Asi ha sido históricamente,pero bueno ahora muchos parecen ir de anarquistas para unas cosas y después cuando cambia la coyuntura ó hay circustancias adversas ya no lo son tanto

  2. Uno de DV

    Creo que no ta has enterado de nada o te haces el tonto u otra cosa peor. No se trata de llorar y bien lo sabes, sino simplemente de denunciar una operación de un tribunal de exceción como es la Audiencia Nacional que está criminalizando no sólo al anarquismo, sino a toda disidencia política.

    Estos cinco detenidos son un chivo expiatorio que se ha elegido para llevar a cabo la represión, un simple excusa como fue en su día la Mano Negra para llevar a cabo un amplia campaña de represión.

    No me cabe en la cabeza que no se entienda que pedir solidaridad con unas personas detenidas sea “llorar” como tú mismo dices, o que exigir su libertad y explicar con argumentos el por qué de sus detenciones signifique renunciar a algo.

    Lo que te rogaría, en nombre propio y en el de los mucho que leen este blog, es que en este tipo de cuestiones tan serias te contuvieses la envidia (o lo que sea ) y te abstengas de realizar comentarios insidiosos. Dedícate a las cosas de tu partido o plataforma que tal y como están las cosas tarde o temprano también le puede tocar situaciones desagradables. Y sí no, al tiempo.

  3. piti. riti

    para solidarizarse con lxs compañerxs presxs os dejo una cuenta para las aportaciones económicas… Por supuesto todos los gastos estarán justificados con tíkets o lo que haga falta y serán públicos…
    y el num es: 2038 9252 63 3000365109
    podeis seguirlo desde el blog http://freedomforthefive.wordpress.com/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.