Publicado por DV & archivado en Internacional.

Cuatro noches consecutivas de disturbios en las periferias de la ciudad de París, son la respuesta de las personas de estos barrios cansadas de la violencia policial, en este caso salto la chispa por la violación y la paliza de unos agentes a un joven negro cuando le iban a detener.


Los disturbios comenzaron la noche del sábado en el barrio Aulnay-sous-Bois, donde se produjo la detención del joven, el cual tuvo que ser intervenido en consecuencia a la brutalidad ejercida por los agentes, los cuales le agredieron y le violaron con las porras extensibles. En respuesta se han producido tres noches de disturbios consecutivos en el mismo barrio, y la cuarta noche se han extendido las protestas a otros barrios de la periferia de París como respuesta de solidaridad.

De momento durante estas protestas, la policía ha llegado a utilizar disparos al aire de balas reales y se han detenido ya a 33 personas. El Ministro del interior Francés ha suspendido a estos cuatro agentes, y  el presidente de Francia, François Hollande ha comentado “La Justicia (…) es garante de las libertades y los ciudadanos deben comprender que es el juez quien les protege”, añadió el mandatario.

Pero las que sufren los abusos de autoridad solemos ser siempre las mismas, las clases obreras, los barrios periféricos, los y las inmigrantes, etc; su justicia solo protege a las grandes esferas económicas.

Desde aquí en esta ciudad sabemos bien el abuso de la policía en todos los lugares del mundo, por ello queremos mostrarles nuestra solidaridad.
¡Barrios unidos contra las armas de nuestros opresores!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.