Publicado por DV & archivado en Burgos.

Solamente tengo que protestar contra la pena de muerte que me imponen porque no he cometido crimen alguno… pero si he de ser ahorcado por profesar mis ideas anarquistas, por mi amor a la libertad, a la igualdad y a la fraternidad, entonces no tengo inconveniente. Lo digo bien alto: dispongan de mi vida.

Estas fueron las palabras que Adolph Fischer dijo hace ya 135 años cuando le condenaron a la pena de muerte por luchar en las protestas de Chicago en las cuales se reivindicaba una jornada laboral de 8 horas.

Mucho tiempo ha pasado ya desde esos días de 1886 cuando la clase obrera se organizó para secundar dicha huelga. Pero el hecho de que haya pasado tanto tiempo no significa que las cosas hayan cambiado en exceso.

Por aquel entonces, la Noble Orden de los Caballeros del Trabajo que era la principal organización de los trabajadores emitió una carta diciendo:

Ningún trabajador adherido a esta central debe hacer huelga el 1° de mayo, ya que no hemos dado ninguna instrucción al respecto.

Esto es algo que podría pasar en nuestros días: sindicatos amarillos pidiendo “paz” y que se asuman los acuerdos que ellos pactan con la patronal. Un ejemplo lo tenemos en las últimas dos huelgas generales, 8M de 2018 y 2019, donde el movimiento feminista no se vio apoyado en su decisión de realizar huelga general por los sindicatos mayoritarios como CCOO y UGT. Sindicatos que además de ser esquiroles acapararon el protagonismo de las movilizaciones poniéndose delante de las pancartas, compinchándose con los medios de masas y apuntando a los huelguistas de “radicales” o “antisistema”.

Otro hecho que también podría darse hoy es el ataque o el desanimo que los medios de comunicación trataban de ejercer sobre la clase trabajadora ya fuera diciendo que no se iba a conseguir nada, ya fuera diciendo el daño que esa huelga iba a causar en el país o ya sea condenando directamente a las anarquistas. Los días previos al juicio de los conocidos como Mártires de Chicago la presa local publicaba:

Qué mejores sospechosos que la plana mayor de los anarquistas. ¡A la horca los brutos asesinos, rufianes rojos comunistas, monstruos sanguinarios, fabricantes de bombas, gentuza que no son otra cosa que el rezago de Europa que buscó nuestras costas para abusar de nuestra hospitalidad y desafiar a la autoridad de nuestra nación, y que en todos estos años no han hecho otra cosa que proclamar doctrinas sediciosas y peligrosas!

Hace no mucho, el Correo de Burgos se hacía eco de las palabras del mismísimo comisario. En la noticia el comisario aseguraba que los anarquistas estaban detrás de los conatos de violencia ocurridos en la ciudad contra las restricciones del COVID. A los pocos días la noticia fue retirada del medio, pero no rectificada. Por otro lado y saliendo fuera de Burgos: la criminalización sufrida por anarquistas de Barcelona tras las protestas por la condena y entrada en prisión de Pablo Hasel. La pren­sa siempre ha criminalizado el movimiento anarquista y más allá de eso, las protestas contra el estado en general.

Volviendo a 1886, pese a tener en contra a sindicatos amarillos, medios de comunicación, patronal, policía, jueces y políticos miles de obreros salieron a la calle. Y lo mejor de todo, consiguieron su objetivo, eso sí, no salió gratis. Hubo muertos, heridos, detenidos, torturados…

Por eso el 1 de mayo aunque sea un día no laborable no es un día festivo. No debemos dejar que nos manipulen para que quede sólo en un día festivo, edulcorado y maquillado por aquellos que fueron los “verdugos”. El 1 de mayo debe ser un día de recuerdo del pasado, de recuerdo de los que lucharon. El 1 de mayo debe ser un homenaje a todas aquellas personas que dejaron su vida con la convicción de que un mundo más justo es posible.
Debe ser un día de reflexión, de tomar conciencia del valor de nuestras vidas frente al valor de su dinero. En estos tiempos en los que se ha visto de una forma clara, más aún si cabe, como el empresario apoyado por el estado antepone su beneficio a nuestra salud, como se colectivizan las pérdidas, económicas y humanas, de las empresas pero no sus beneficios. Una época en la que además el fascismo esta resurgiendo tratando de separarnos como clase creando un enemigo que no existe. Una época en la que se ha visto también que gobierne quien gobierne los de abajo siempre pierden. Por todo esto, y mil motivos más, es también importante recordar que el 1 de mayo es un día de lucha.

7 Comentarios para “1 de Mayo”

  1. corona-timo

    Este último año, y debido a todas las medidas adoptadas contra la pLandemia provocada por un virus inexistente, ha perdido su empleo casi 1 millón de personas…
    ¿Dónde estáis todos los rojeras para manifestaros contra esta dictadura sanitaria que nos está quitando todas nuestras libertades y dejando a multitud de trabajadores en la calle?
    ¡¡¡SOIS UNOS CUENTISTAS!!!

  2. Falomino

    A ver si te enteras… Esta pagina no va de rojos, va de anarquistas…

    El anarquismo ha denunciado el fascismo antes y después del covid. Las libertades llevan años siendo recortadas, por izquierdas y derechas.

    Perder el empleo es una putada, pero perder la vida es algo irresoluble… ¡Alegremonos de estar contándolo!

    ¡Salud!

  3. corona-timo

    Anarquistas y rogelios, en Hezpaña, sois muy parecidos… no en la teoría, pero sí en la práctica.
    Perder el empleo es una putada, pero más putada es perderlo por una enfermedad imaginaria y por unas restricciones absurdas y ridículas para luchar contra una enfermedad inexistente. Y todos los que os creéis esta enorme farsa del timovirus, a ver si te enteras tú, estáis jugando al juego que los que manejan todo quieren que juguéis… es decir, estáis a favor de los que recortan nuestras libertades.

  4. Falomino

    Claro, claro… todos somos iguales, el virus no existe, es una confabulación judeomasónica, los muertos son inventados, los miles de estudios un timo, etc…

    Y encima te joden el empleo, la sanidad, se llevan al abuelo al otro barrio, está todo orquestado.

    ¡Emosido engañado!

  5. corona-timo

    Otro tonto útil más, como la mayoría… disfruta ahora que te dejan salir más tarde de las diez, esclavo.

  6. Falomino

    Y mientras me llamas esclavo, pides trabajo…
    y ¿Qué es la esclavitud si no trabajar? Dicen que los que hicieron las pirámides de Egipto eran asalariados…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.