Publicado por DV & archivado en Autogestión, Burgos, convocatoria, Huerto Comunitario de Capiscol.

Este 28 de mayo, la huerta Comunitaria de Capiscol celebra su cuarto aniversario , 4 años de un proyecto colectivo abierto al barrio .

DSCF4425
Queremos aprovechar esta fecha para hacer una reivindicación de este tipo de lugares: terrenos que en vez de servir a intereses especulativos se usan para cuidar la tierra, conseguir alimentos más naturales y proponer otra manera de organización que se aleje de los mercados, donde la única moneda válida sea el esfuerzo colectivo.
Recientemente, hemos leí­do la noticia de que el Ayuntamiento pretende desalojar las huertas ocupadas en terreno público; ¿con qué fin? ¿malvender el suelo público a empresas constructoras para especular con nuestro entorno? ¿Qué daño se hace por el hecho de cultivar nuestros propios alimentos?
Este afán privatizador por parte del Ayuntamiento, representa un ataque a las tierras, que no hace mucho, fueron de las gentes del barrio; así­, corremos el riesgo de asumir este hacer como algo lógico, haciéndonos perder la memoria comunitaria que habí­a en esta zona.
Un ataque a usos y costumbres de antaño donde, el habitual encuentro entre la gente, compartiendo saberes populares, era garantí­a suficiente para construir una realidad de sueños compartidos.
También simboliza, un ataque al intento de recuperar prácticas de desobediencia frente a prácticas de compra-venta que mercantilizan cualquier esfera de nuestras vidas.
La Huerta Comunitaria de Capiscol, arraiga en un área que, teóricamente, está protegida, al menos, la muralla del antiguo Hospital de Capiscol y el Castaño de Indias, testigo inmóvil de los trasiegos que ha sufrido esta finca.
En ella, hacemos un ejercicio de autonomí­a, trabajando colectivamente, reconciliándonos con la naturaleza, aprendiendo a cultivar sin dañarla; construyendo lentamente pero con convicción, un espacio de rebeldí­a frente a quienes nos quieren imponer su horizonte de hormigón y desarticulación social.
Por ello, seguiremos año tras año, defendiendo esta huerta y todos los espacios que signifiquen alterar el ritmo devorador del monstruo capitalista.
Animamos a participar en este ilusionante proyecto, los domingos en la asamblea de la mañana y los miércoles en las jornadas de tareas de siembra, regadí­o, macerado de hierbas, aprendizaje de remedios naturales y todo lo que vayamos creando juntas.

Un Comentario para “4 años de un proyecto colectivo abierto al barrio”

  1. Anónimo

    Agradecido por la mención, me gustarí­a que pasara lo mismo que en el bulevar de la calle vitoria, pero se que no vivimos en Alicí­a y el paí­s de las maravillas un saludo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.