Publicado por DV & archivado en Cárcel y Pres@s, Represión.

amadeu_01.jpgAmadeu ha puesto encima de la mesa su propia vida al descubierto y como bien sabemos solo la solidaridad de las voces de la calle podrá hacer su huelga de hambre visible al exterior. Tambien sabe esto Franki quien dice «Las muestras de apoyo, las acciones, las cartas, la denuncia pública, manifestaciones, enví­o de faxes, concentraciones… Todo esto y más, fue lo que me hizo salir(en 3er grado) de la prisión, no pudieron silenciar las injusticias que estaban cometiendo. Y es exactamente lo que os querrí­a pedir yo a todas aquellas personas que os solidarizasteis conmigo. Debemos hacer lo mismo y más todaví­a por sacar a Amadeu de la prisión!».

Solo nuestro silencio cómplice podrá acabar con la vida de Amadeu.

Hagamos visible su situación, todos los iconos del capital son responsables de como funciona su mundomatadero. En Burgos y en cada localidad que se oigan las voces disidentes en su nombre…«tengo la moral más alta que nunca y llegaré hasta las últimas consecuencias: Libertad o muerte. No hay otra salida.»

Actualizado 22/08/08, Semana de lucha internacional por La excarcelación de Amadeu.

2.JPG

1.JPG
Hasta en el último momento, Amadeu sacará fuerzas de donde sólo él sabe. De esa actitud rebelde que después de más de 20 años, todaví­a no han podido doblegar. Amadeu les duele y él también lo sabe y estoy seguro que, si llega ese último momento, él se incorporará aunque sólo sea para reí­rse de ellos.

Este pasado sábado 16 de Agosto, pude entrar a ver a Amadeu Casellas, en la unidad hospitalaria penitenciaria que se encuentra en el Hospital de Terrassa. Al contrario que en la anterior ocasión, la puerta del recinto estaba abierta y después de pasar por todos los protocolos penitenciarios de entrada, me subieron a la planta en la que se encontraba Amadeu. La semana pasada, en el pasillo por el que se accede a las habitaciones, habí­a más actividad. De hecho, Amadeu se encontraba al fondo, mirando a través de los cristales ahumados, pues acababa de ver como llegaba su madre con dos personas que la acompañaban.

Al llamarle la funcionaria por su nombre, se giró y con un grito de alegrí­a pronunció el mí­o, a la vez que me preguntó, «¿Qué tal estás?».En esta ocasión, Amadeu ya no estaba de pie, ni miraba a través de los cristales a ver si vení­a alguna visita.
Me lo encontré postrado en la cama y fuí­ yo quien le preguntó: «¿Cómo estás Amadeu?». Tuve una mal sensación. Aquel hombre tan batallador, que se encontraba postrado en la cama, tení­a que hacer un gran esfuerzo para incorporarse. Me acerqué rápidamente para evitar que se pusiera de pie, y le dí­ un abrazo. Su respuesta era evidente, «pues ya me ves…, echado en la cama, porque es mejor que no camine y que descanse…». «¿Has vuelto a perder el conocimiento…?», le pregunté un poco alarmado. «Sí­, pero en esta ocasión no me caí­ contra la pared o el suelo, porque cuando me dí­ cuenta que se me iba la cabeza, estaba cerca de la cama y me dejé caer en ella. Luego, los médicos me atendieron inmediatamente, y me pusieron suero y me recuperé en un momento…». Estas fueron, más o menos, sus palabras.

Amadeu ya no hablaba con su desparpajo habitual, se le notaba que hasta eso le cansaba y me dediqué a explicarle e informarle de lo que se estaba haciendo en diferentes lugares. Me comentó que su madre le habí­a hablado de la entrevista con la jueza, pero que él no esperaba nada de ella. Realmente, su situación fí­sica y esa salud que se nota que se le escapa cada dí­a con más fuerza, me hací­a sentir mucha tristeza. Ya no le salí­a aquella sonrisa con la que siempre nos regalaba y recibí­a. La viveza del brillo de sus ojos, estaba como apagada y ya no se le iluminaban cuando hablaban.
Me explicó que los médicos le decí­an que habí­a perdido ya 28 kilos y que no entendí­an como podí­a aguantar con la huelga de hambre, en el estado en el que se encontraba, y que le habí­an informado que en breve, ya tendrí­an que ponerle suero. Que harí­an el informe para remití­rselo al juez que debe ordenar la alimentación forzosa y que esperarí­an la respuesta.
Parece ser que tras el último desfallecimiento, le dieron un poco de zumo para subirle los azúcares, pero su organismo lo rechazó y lo devolvió todo. «Ya casi no puedo ni beber agua…», me comentó, «pero yo voy a resistir hasta el final, y creo que podré estar 30 ó 40 dí­as más. Aquí­ no se explican de dónde saco fortaleza y me respetan porque se han dado cuenta que no era broma cuando les dije que iba a llegar hasta las últimas consecuencias».
En estas y otras muchas ocasiones, uno se pregunta si toda esa lucha y ese riesgo, no será en vano. Pero estos pensamientos no se pueden compartir con la persona que asume el riesgo. Para él no hay duda, y la duda está en nuestros miedos, en nuestro temor de perderlo. Tanto él como nosotros, sabemos que esos indeseables de los responsables de las instituciones penitenciarias, no son gente de fiar, y no van a hacer nada, a no ser que la presión polí­tica, mediática o social, los ponga en un apuro. Personalmente, no me parece que esto sea posible hoy por hoy, y por eso mis temores por la situación de Amadeu aumenta conforme pasan los dí­as.
«Cuí­date mucho, querido amigo…, y recuerda que ya has hecho lo que tení­as que hacer…». Le dí­ un abrazo con esa triste emoción que me embargaba en ese momento, intentando evitar que él notase mi pesimismo y enfilé el pasillo tras los pasos de la funcionaria que me conducirí­a hasta la salida.
Antes de salir del recinto, en recepción, otra funcionaria me señaló unas bolsas de esas que se utilizan para la basura y me comentó que, dentro de ellas, estaba la ropa de Amadeu. Me explicó que, seguramente, en el traslado de la prisión al hospital-cárcel, se debí­o de verter el jabón o el champú, y habí­a empapado toda la ropa. En ese momento, a mi pensamiento vino el recuerdo de esos «accidentes involuntarios» y el maltrato que tan a menudo se dan, en estas instituciones, a los objetos personales…, y a las mismas personas presas.
Mientras salí­a del recinto, me imaginé con cierto dolor a Amadeu esperando postrado en la cama de aquel hospital-prisión. Esperando a que ciertos responsables penitenciarios, concluyan sus vacaciones. Esperando a que determinados cargos de la institución, se dignen a verlo para entrevistarse con ellos y salir de esa situación. Me imaginé a un Amadeu ya muy débil y que en toda esa, inútil para mí­, espera; ya no tení­a ni fuerzas para hablar.
Pero hay algo que no me imagino, sino que lo sé. Hasta en el último momento, Amadeu sacará fuerzas de donde sólo él sabe. De esa actitud rebelde que después de más de 20 años, todaví­a no han podido doblegar. Amadeu les duele y él también lo sabe y estoy seguro que, si llega ese último momento, él se incorporará aunque sólo sea para reí­rse de ellos.
Tenemos que presionar a esos indeseables, para obligarles a que vayan a ver y hablar con Amadeu.

Uhuru

extraí­do de Lahaine

cartelamadeu-web_04.jpg

Solidaridad con Amadeu Casellas:

El máximo responsable es:
Dirección de los SERVEIS PENITENCIARIS
Albert Batlle i Bastardas
Fax 93 214 01 79

Presionemos además a:

justicia@gencat.cat,
conseller.governacio@gencat.cat,
consellersaura@gencat.cat,
vicepresident@gencat.cat,
sindic@sindic.cat,
gabinete@presidencia.gob.es,
El responsable de la reducción de la condena es:

Jutgat Penal nº2 de Manresa
C/ Alfons XII, nº7.

Jueza Erika López Gracia
Tlf. 93 872 82 77 Fax. 93 872 71 05.

Descargar escrito modelo [PDF]

Los responsables de darle el tercer grado son:

Dirección general de Servicios Penitenciarios.
C/ Aragón, 332 de Barcelona.

Secretario Albert Batlle y Bastardas
Tlf. 93 214 01 00 Fax. 93 214 01 56.

Descargar escrito modelo [PDF]

Sí­ndic de Greuges de Catalunya
C/ Josep Anselm Clavé 31. 08002 – Barcelona
Tf.- 93 301 8075 Fax.- 93 3013187

Descargar escrito modelo [PDF]

Escribrele y dale tu apoyo:

Amadeu Casellas Ramón
C.P. Cuatro Caminos
Ctra. del Masnou a la Roca, km. 13 .

08430 La Roca del Vallí¨s
Ap. 335 Granollers

o_5407_01.jpg
Entrevista al preso anarquista en huelga de hambre Amadeu Casellas Ramón

Amadeu Casellas es un preso anarquista que lleva ya más de 25 años encarcelado por su participación en decenas de atracos a bancos con los que ayudaba a financiar luchas obreras en los años 70. Amadeu ha sido siempre una persona comprometida y activa, participando tanto en la calle como en la cárcel de luchas y denuncias colectivas contra el sistema, ya fuese el régimen franquista o «democrático».

Actualmente se encuentra cumpliendo condena en la prisión de Quatre Camins-Granollers si bien esta entrevista ha sido realizada cuando Amadeu se encontraba ya ingresado en el módulo penitenciario del Hospital de Terrassa.

Amadeu decidió emprender una huelga de hambre indefinida hace ya 58 dí­as (desde el pasado 23 de Junio) para exigir que se atiendan sus demandas sobre la aplicación de limitación del tiempo de condena a la que tiene derecho y obtener la libertad condicional. Hasta ahora Amadeu no ha obtenido respuesta favorable ni de los poderes judiciales ni de la dirección de Serveis Penitenciaris de Cataluña.

Lahaine.org está realizando un seguimiento informativo sobre la huelga de hambre de Amadeu y las diferentes iniciativas que los grupos de apoyo y personas solidarias están llevando a cabo. Hemos querido preguntar a Amadeu directamente sobre algunas cuestiones referentes a la huelga de hambre y los motivos que le han llevado a tomar una decisión tan drástica.

Desde aquí­ transmitimos nuestro afecto a Amadeu y a su familia y expresamos nuestro agradecimiento a las personas que nos han ayudado para realizar esta pequeña entrevista al compañero.

La Haine: Durante tu estancia en prisión has llevado a cabo infinidad de huelgas de hambre tanto colectivas como individuales. ¿Qué es lo que te lleva esta vez a declararte en huelga de hambre indefinida?

Amadeu:> Lo que me lleva a tomar esta decisión es la impunidad con la que los equipos de tratamiento falsean los informes y me deniegan los beneficios penitenciarios. También exijo que me apliquen la limitación del tiempo de condena tal y como reconoce el código penal antiguo y nuevo.

LH: ¿Cuáles son las reivindicaciones básicas que expresas mediante esta lucha?

Amadeu: La limitación del tiempo de condena y libertad condicional en su defecto.

LH: Hace unas semanas ya, nos enterábamos que la Jueza del juzgado 2 de Manresa ha dictado en contra de aplicarte una refundición de penas y queremos saber qué piensas de dicha resolución y cómo la valoras desde la situación en la que te encuentras.

Amadeu: Es una resolución fascista e ilegal basada en mi historial revolucionario tanto dentro como fuera de las cárceles.

LH: Desde La Haine entendemos que las protestas y luchas tanto individuales como colectivas que se desarrollan en prisión, deben de tener un apoyo decidido y continuado en la calle. La solidaridad es un arma muy poderosa y en las cárceles el silencio que provoca el aislamiento de la sociedad hace que esa solidaridad sea muchas veces la única forma para que una protesta sea escuchada en la calle y en las instituciones responsables de las situaciones que se combaten. ¿Cómo valoras esa respuesta solidaria? ¿Cuentas con ella a la hora de llevar a cabo esa iniciativa de huelga de hambre indefinida?

Amadeu: Ahora mismo cuento más con el apoyo en el exterior que en el interior de las cárceles, porque en el interior el miedo a las represalias está a lo orden del dí­a y por eso es tan importante para mí­ la difusión de mi situación en el exterior.

LH: Vivimos en una sociedad cada vez más individualista, pasiva, indiferente y apática. La cárcel es un reflejo de esos cambios y tú los has vivido en gran parte desde el encierro continuado desde hace ya más de 25 años. ¿Cómo vives esa merma de compañerismo y unión dentro de la cárcel?

Amadeu: Las cárceles como bien decí­s son un reflejo de la sociedad y hace muchos años todos estábamos unidos y ahora no. El miedo a las represalias y las drogas tanto legales como ilegales han destruido completamente la unión y el compañerismo.

LH:> ¿Realmente han cambiado mucho las cárceles en los últimos 20 años?

Amadeu: Solamente han mejorado la sanidad y la alimentación, en los demás aspectos siguen siendo autoritarias, fascistas y prepotentes como hace 30 años. Pero está todo muy bien maquillado y no dejan que salga fuera nada que vaya contra sus intereses.

LH: ¿Hasta dónde estás decidido a llegar con esta protesta?

Amadeu: Hasta el final.

LH: ¿A quiénes denuncias como responsables directos de tu situación actual?

Amadeu: A los polí­ticos, sean de derechas o izquierdas; a los jueces por su hipocresí­a; a la Dirección General de Prisiones; a los mandos de las cárceles por su incompetencia y colaboración y a los equipos de tratamiento por tener patente de Corso.

LH: Comentabas en tu último comunicado que un compañero tuyo, Juan Alfonso Casquero, ha permanecido 70 dí­as en huelga de hambre y al reencontrarte con él en la enfermerí­a lo has encontrado muy mal mentalmente. ¿Nos puedes explicar cómo se encuentra y qué es lo que ha pasado con él?

Amadeu: La verdad es que no sé lo que le ha pasado porque ha perdido completamente la cordura y no se puede ni hablar con él. Ahora que me encuentro en el mismo hospital de Terrassa donde estaba él, he intentado saber algo más, pero no he conseguido averiguar nada.

LH: ¿Qué esperas de la gente que estamos en la calle y que te estamos apoyando?

Amadeu: Que sigáis apoyándome difundiendo esta situación y continuéis mandando faxes tanto a Serveis Penitenciaris de Cataluña, al Juzgado Nº 2 de Manresa y a todos los sitios que creáis oportuno.

LH: Te agradecemos enormemente el esfuerzo de responder a estas preguntas tras 58 dí­as de huelga de hambre y sólo esperamos verte lo antes posible recuperado, en la calle y junto a los tuyos. Desde La Haine seguiremos haciendo lo que esté en nuestras manos para difundir tu situación y denunciar los centros de exterminio legales.¡Suerte y fuerza!

Extraido de Lahaine

—————————————————————————————–

COMUNICADO DE FRANKI EN SOLIDARIDAD CON AMADEU CASELLAS

POR LA SOLIDARIDAD CON LAS PERSONAS PRESAS POLíTICAS Y EN LUCHA!!!
TODOS Y TODAS CON AMADEU!!!!

Hago este escrito para mostrar mi apoyo con el preso polí­tico Amadeu Casellas, en huelga de hambre desde hace 59 dí­as para reclamar sus derechos, los cuales le son negados desde hace tiempo debido a su postura de denuncia y lucha contra el sistema penitenciario, y de su ideologí­a anarquista.

Me llamo Francesc Argemí­, soy miembro de los movimientos sociales de Terrassa, la gente me conoce como Franki y hace dos meses que salí­(en 3er grado) de la prisión tras pasar un mes y medio. Estuve poco tiempo dentro, en comparación con los ocho años que se cumplirán ahora, a finales de agosto, del encarcelamiento de la compañera terrassenca Laura Riera. O de los nueve que hará Zigor y Diego este enero que viene y que deberán salir en libertad. O de los 22 años que lleva el propio Amadeu Casellas, que deberí­a estar fuera de la prisión desde hace tiempo.

Pero el tiempo que estuve encarcelado me sirvió por poder ver desde dentro cuál es la manera de funcionar de los carceleros y los «equipos de tratamiento», represión, aislamiento, sanciones, chantaje, mentiras, agresiones fí­sicas y psicológicas. Como muchos presos polí­ticos, esta es la situación que lleva resistiendo Amadeu, los motivos principales son que: no se le conceden permisos, ni tercer grado, ni libertad condicional a pesar de cumplir con los requisitos necesarios (evolución positiva, sin causas pendientes, 3/4 partes de la condena cumplidas sin sanciones, contrato laboral, arraigo familiar, lleva 22 años en la prisión cuando el lí­mite legal de cumplimiento máximo es de 20 años… Estos hechos lo han llevado a realizar una medida de lucha y denuncia tan importante como es una huelga de hambre, que ya dura casi dos meses!

Estas lí­neas son para hacer un llamamiento urgente a la solidaridad hacia Amadeu! Sé que es muy importante, lo viví­ personalmente. Las muestras de apoyo, las acciones, las cartas, la denuncia pública, manifestaciones, enví­o de faxes, concentraciones… Todo esto y más, fue lo que me hizo salir(en 3er grado) de la prisión, no pudieron silenciar las injusticias que estaban cometiendo. Y es exactamente lo que os querrí­a pedir yo a todas aquellas personas que os solidarizasteis conmigo. Debemos hacer lo mismo y más todaví­a por sacar a Amadeu de la prisión! La lucha por su libertad es la misma que la de todas las personas en lucha contra el capitalismo! No podemos dar ni un paso atrás! Todos y todas con Amadeu!

Franki,Terrassa, 19 de agosto del 2008.
Extraí­do de Alasbarricadas

Un Comentario para “60 dí­as en Huelga de Hambre: Amadeu Casellas, resistirá hasta el final”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.