Publicado por DV & archivado en Bulevar, Burgos, Gamonal.

Nuevamente, aparece un proyecto de remodelación de la calle Vitoria a su paso por Gamonal.

Ante las más que discutibles razones para llevar a cabo tal actuación, es lamentable comprobar cómo trata este señor, Daniel de la Rosa, a las gentes de Gamonal.

En nuestra memoria reciente aún se encuentran los ecos de una de las mayores luchas sociales acontecidas en esta ciudad.

En enero de 2014, miles de personas, la mayoría habitantes del populoso barrio de Gamonal, se unieron para alzar su voz y dignidad frente a un nuevo pelotazo especulativo – aún seguía y sigue muy presente el bochornoso caso del HUBU y posteriormente, el de la plaza de toros-.

Mucho fue lo que había en juego durante esas semanas que duró el conflicto. El contexto de crisis en el que se vivía facilitó que la rabia contenida y acumulada tras años de recortes y precariedad social, diera paso a una respuesta de inteligencia colectiva de la que hoy seguimos aprendiendo.

La protesta estalló en forma de revuelta generalizada extendiéndose las manifestaciones de solidaridad por otras ciudades y pueblos.

Los y las vecinas no se dejaron engañar por una maniobra especulativa donde los únicos beneficiarios eran las grandes empresas destacando Méndez Pozo y sus acólitos.

Entre cierre de guarderías, aumento de desempleo, empobrecimiento de la clase trabajadora y una creciente frustración, se generó un movimiento espontáneo que dijo NO a este sistema que enriquece a unos pocos mientras el resto malvive. Será por eso que el alcalde denomina “antisistema” a las miles de personas que se opusieron a un descalabrado proyecto urbanístico.

Y ¿quién es ese sujeto abstracto?

Si el señor Daniel se hubiese pasado por las calles de Gamonal en esas semanas hubiera comprobado que esos temidos “antisistemas” eran abuelas que bajaban a la calle a las 6:00 de la mañana para preparar caldo y chocolate, algo caliente para compartir y llevarse a la boca.
Hubiera observado que eran vecinos, de todas las edades, que veían peligrar las calles del barrio -ya que son ellos las que las habitan- y bajaban a las mismas para codo a codo con sus iguales, parar las obras y defender el barrio de la especulación.

Hubiera visto a jóvenes y no tan jóvenes tirar las vallas de las obras y defenderse de los mercenarios de placa y pistola que las custodiaban. Hubiera visto a las vecinas cruzar contenedores para protegerse de los ataques de la policía.

Esos “ antisistemas” con los que el alcalde quiere hablar aunque luego no les haga ni caso, tienen nombre, tienen rostro, tienen cuerpos que se levantan para ir a trabajar o a estudiar o a buscar curro, a cuidar y buscarse la vida; son cada una de las 8000 personas que ese enero se juntaron cada día y cada noche compartiendo miradas, miedos, indignación y alegría. Si, alegría de hacer algo justo, algo que trasciende las vidas individuales de cada quien, algo que nos une mucho más allá de edades, culturas, géneros…

Con orgullo deberíamos decir que somos “antisistemas” ya que nos oponemos frontalmente a esta miseria de sistema que devora personas, naturaleza, vínculos más allá del dinero, sueños, y nos conduce inevitablemente a un callejón sin salida como en el que ahora nos encontramos.

Gobierne quien gobierne, el pueblo siempre pierde

El poder económico es realmente el que manda. Los políticos tan solo son títeres que sirven a los intereses de los caciques del siglo XXI: las grandes empresas y constructoras de la ciudad.

En nuestra ciudad hay un cacique que destaca sobre los demás y que es dueño de los principales medios de desinformación, con los que tiene atados de pies y manos a los políticos, para que las decisiones municipales continúen favoreciendo sus intereses y aumentando sus beneficios.

El actual alcalde esta a las ordenes de su amo igual que los estuvieron los anteriores; es un producto de marketing mas refinado que Javier Lacalle. El PSOE de Burgos a través de los medios de desinformación locales intentara vender a los burgaleses un proceso de dialogo y consenso para que se pueda hacer otra obra en beneficio de los especuladores y contra los intereses de los vecinos.

A los vecinos y vecinas de Burgos les tocará continuar denunciando estas prácticas y articular el movimiento necesario para frenarlas.

3 Comentarios para “¿A quién llama “antisistema” el alcalde?”

  1. JULIAN JUEZ

    Tengo que reconocer que la calificación de “antisistema ” no es la más adecuada, ahora bien, para mi los verdaderos antisistema son los de banderita en la muñeca y cuentas en paraísos fiscales y como mayor exponente ( el emérito).
    Te recuerdo, por que pareces cerril de mollera, que el PSOE lo llevó en su programa, y además decía que consultaría con toda la sociedad, pero claro, para ti la sociedad en su conjunto las conforman tu y unos pocos más, los demás están vendidos o son manporreros de intereses espurios.
    Te recuerdo que tus postulados se confrontaron en unos comicios electorales y obtuvieron un rotundo fracaso.
    No engañes más, las movilizaciones del 2014 no las impulsaron las tiernas abuelitas de 80 años, yo se como se desarrollaron e impulsaron y quien ” mecía la cuna”.
    Comparar la propuesta del PSOE con el atropello que hizo Lacalle, solo se le ocurre a un necio manipulador como tu.
    Te recuerdo que esta es posiblemente la última oportunidad de hacer un urbanismo humano en Gamonal, pero algunos os importa más el conflicto permanente que la resolución de los ploblemas.
    Las medallas por enfrentarse a la policía en las movilizaciones del 2014 , me dices dónde tengo que recogerla, dado que yo estaba alli( no recuerdo haberte visto), claro ,estarías en tu atalaya o púlpito de retaguardia donde se esconden los …..
    Por último, no se si ma das pena o asco cuando afirmas que Daniel de la Rosa está a las órdenes del “jefe”.
    PD. No debo ningún favor o prevenda ni del PSOE ni del “Jefe”, no se si tu o alguno de tus allegados debéis algo

  2. Pedro Luis

    El principal problema en este nuevo bulevar es que, mientras por un lado se está diciendo que va haber dialogo y que el proyecto no se hará si no tiene respaldo vecinal, por el otro ya se ha anunciado una posible fecha para el inicio de las obras…
    Por otra parte, con este nuevo proyecto de bulevar es muy probable que nos quieran hacer comulgar con ruedas de molino, como ocurrió con el caso del parque de Artillería. Nuestro alcalde lo vende como un éxito personal, y en realidad es una de las mayores operaciones de especulación que ha habido en Burgos.
    Por aquí no se debe nada a Méndez, (por los insultos que lanzas parece que tú si). La realidad indica que quien realmente gobierna en la ciudad, por lo menos en lo que respecta a la decisiones de urbanismo, es “El Jefe” y de sus ordenes no se libra nadie. Es triste, pero, como en otros caso, nuestro alcalde tampoco es una excepción.

  3. Cipriani mera

    Julián majo. Relajate un poquito que luego que luego en la calle no eres tan bravo. La medallita ya te la dará el hijo del carnicero porque el barrio de gamonal no debe nada a nadie. Dinosaurio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.