Publicado por DV & archivado en Burgos.

IMG_4052El desalojo policial de la acampada de la Puerta del Sol de Madrid ha tenido como respuesta que surjan en diferentes puntos del territorio acampadas similares como medida de protesta. Incluso en Burgos la Plaza Mayor acoge durante estos dí­as una acampada que recoge el testigo de las movilizaciones iniciadas el 15 de mayo.

El violento desalojo por parte de las fuerzas policiales de la acampada que se estaba desarrollando en la puerta del Sol de Madrid ha hecho que en numerosas ciudades del Estado Español hayan surgido acampadas de protesta en una iniciativa que busca dar continuidad a las protestas iniciadas el pasado domingo 15 de mayo de 2011.

También en Burgos se ha constituido una acampada que ha ubicado su sede en la céntrica Plaza Mayor de nuestra ciudad. Hasta el momento los efectivos policiales no han molestado a los participantes de esta iniciativa que surgió ayer miércoles de forma espontánea tras una concentración que derivó en una manifestación que recorrió algunas de las calles de la zona centro.

IMG_4054

Imagenes tomadas de Burgos-Dijital

Para hoy mismo, Jueves 19 de mayo de 2011, ha sido convocada una cacerolada a las 20.00 horas con el prepósito de continuar las propuestas y de dar visibilidad a  la indignación ante la crisis en la que el sistema financiero nos ha sumido.

Es necesario reconocer que la movilización que los medios oficiales empiezan a denominar ya como “movimiento del 15 de mayo” ha sabido responder de forma adecuada al impasse que el desalojo policial de Madrid y la prohibición por parte de la Junta Electoral de la concentración de protesta ante el mismo querí­an imponer.

Un movimiento en el que quizá puedan abundar las contradicciones y que para algunas voces adolece de una falta de definición ideológica, pero que a todas luces ha sabido exteriorizar el amplio descontento que existe ante una situación social originada por un sistema financiero y polí­tico que busca únicamente perpetuarse en el poder haciendo pagar las consecuencias de la crisis a quienes la están sufriendo.

Hasta hace pocos dí­as eran muchos los que se preguntaban cómo era posible que en nuestro paí­s, con una de las mayores tasas de desempleo de Europa y con una situación social insostenible, no se produjeran movilizaciones a la imagen de Italia, Francia o Grecia.  Tras una huelga general como la del 29 de septiembre que sirvió como edulcorante de una situación que parecí­a condenada a no variar, desde el pasado domingo las cosas han cambiado. Al parece bastaba una chispa para que tras décadas de adormecimiento democrático el descontento social saliese de su letargo y tomase las calles superando en tópico de que “nuestros jóvenes” solo aspiran a moverse si es el botellón lo que esta en juego.

Si los acontecimientos de estos dí­as son cruciales, más lo serán sin duda las jornadas venideras a partir del domingo 22 de mayo en las que veremos si la movilización es  capaz de superar los lí­mites marcados por “el hecho electoral” y el movimiento sabe mantener su capacidad de auto-organización al margen de instituciones polí­ticas o sindicales.
Es necesario también tener en cuenta que la aparente permisibilidad policial que se está observando estos dí­as puede cambiar una vez que los focos de los grandes medios dejen de prestar atención a los derroteros de las protestas. Ya vimos en Madrid como se las gastan los que esgrimen las porras, por desgracia son imágenes demasiado habituales en nuestro “Estado de Derecho”. Por otra parte, conviene no hacer demasiado caso a los cantos de sirena de determinados polí­ticos locales que, según ellos mismos cuentan, se han pasado ya por la acampada. Su intención no puede ser otra que tratar de hacer guiños para lavar su imagen de cara a las elecciones del 22 de mayo.

Son muchas pues las interrogantes que se plantean para estos dí­as, y muchas quizás las dudas ante el programa con el que se iniciaron estas protestas, pero es el mejor momento de demostrar que la auto-organización es capaz de convertirse en la mejor herramienta para sacar a la calle las voces de un conflicto social que durante años a estado latente y que ha llegado el momento de despertar.

Modesto Agustí­

8 Comentarios para “Acampada en la Plaza Mayor de Burgos”

  1. Anónimo

    Hay que poner ahi y llevar algunas pancartas por como esta el tema laboral que al fin y al cabo es lo que mas afecta a toda la gente
    CONTRA EL PARO, LA REFORMA LABORLA Y EL PENSIONAZO, HUELGA GENERAL Y LUCHA YA
    CCOO-UGT SINDICATOS DEL PODER
    CONTRA EL PARO LUCHA OBRERA
    Esto para gritarlo o llevarlo en papeles, cartulinas, pancartas y demás, todo/a el que que pueda.

  2. Mirandarra

    La junta electoral central, ha prohibido todas las concentraciones para los dí­as 21 y 22… Estado de Excepción 🙁

  3. pepe

    DE AQUELLOS BARROS VIENE ESTOS LODOS… El movimiento pone de manifiesto la clara desvinculación de nuestros representantes públicos con los nuevos tiempos, a los hechos me remito, hace mucho tiempo que se nos indicó que no era posible modificar la ley electoral, pues en tanto que Ley Organica requerí­a una mayorí­a cualificada, cuando por fin se modifica la misma, va dirigida a restringir los cauces de participación directa, es el caso de haber restingido muy ampliamente los Concejos Abiertos, en base a anteponer una pretendida eficiencia a la propia participación directa en los asuntos públicos. PEPE EL RURALES

  4. arancha

    A LA CALLE ,DEJAD DE DECIR QUE NOS MANIPULAN SOMOS PERSONAS QUE ESTAMOS HARTOS DE QUE MEDIO MUNDO SE APROVECHE DE LAPOBREZA DE OTRO MEDIO.

  5. Sergio

    AYER FUIMOS 20000 hoy SEREMOS 10000 y todos los que quieran una democracia verdadera deberí­an estar aquí­,podemos cambiar las cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.