Publicado por DV & archivado en Historia, Textos.

adolfo-suarezEl pasado 23 de marzo fallecí­a Adolfo Suarez, FRANQUISTA RECICLADO EN DEMOCRATA como tantos otros de los que abundan y en su momento abundaban en la joven “democracia”.

Educado en el entorno franquista,  vinculado con sus estudios en la universidad complutense de Madrid y con gran influencia del Opus Dei ocupo cargos importantes en las cortes y finalmente como vicesecretario general del gobierno fascista, fructificando acuerdos económicos para la expansión del neo-liberalismo en el paí­s, era el momento denominado en la historia como el aperturismo franquista, A  su vez el régimen se sabí­a acorralado, ante un nuevo horizonte polí­tico europeo e internacional, crisis económica y una enorme tensión social. Tras 40 años de dictadura que dejaron más de medio millón de asesinados y unas 400.000 personas en el exilio, permitiendo con total impunidad que para reforzar el paí­s fuera necesario olvidar y cerrar las heridas del pasado, heridas irreconciliables para aquellos asesinos del pueblo, que pasaron de ser y ocupar puestos en el gobierno franquista a inventarse partidos polí­ticos que se hací­an llamar a si mismo democráticos, para seguir en posesión del poder, una TRAMPASICION perpetrada tras un concienzudo estudio al milí­metro de los pasos necesarios para el desmantelamiento de la vieja dictadura y la renovación del nuevo estado español, ¿padre de la democracia o del olvido?, ¿héroe o villano?:

Carrero Blanco el sucesor del caudillo muere en un atentado y este es sustituido por Arias Navarro, el cual no es capaz de frenar la crisis socio-económica del régimen, es en ese momento cuando el rey Juan Carlos decide nombrar tras numerosas reuniones y pactos de estado a Suárez como nuevo presidente del gobierno, tras un convulso periodo en el que la tensión social era enorme, manifestaciones, huelgas, enfrentamientos, grupos armados. Suárez, fundador de la U.C.D, decide emprender el reto encomendado por el rey( educado por el franquismo que como dijo alto y claro dejaba todo atado y bien atado) ; Suárez encamina y pone las piedras de esto que algunos continúan alardeando como transición,  legalizaba el Partido Comunista, dejando al margen el resto de los agentes sociales y de los encarcelados que continuaban en pie de guerra,A través de los pactos de la Moncloa, firmados por algunos de los partidos polí­ticos y sindicatos junto con Alianza Popular partido del asesino Manuel Fraga también fallecido este ultimo año, elaborando un boceto de constitución que negaba la dignidad de las victimas asesinadas defendiendo la libertad. Cambiando todo para que nada cambie, Esta figura tan condecorada en estos dí­as fue quien convoco las primeras “elecciones democráticas en el estado Español” todo un reto para que los idiotas podamos elegir quien queremos que nos explote, verde, azul, rojo o marrón, negando otras posibilidades u otras experiencias de autonomí­a y libertad que estaban en marcha en el estado, con el fin de reforzar la fe en la nación como garante de derechos y obligaciones, un patriota que ante todo puso los interés del estado por encima.

Son  más que evidentes las muestras de condolencia y de sufrimiento entre los mass-media, las instituciones, polí­ticos, élites financieras y una generación que a través de los tres grupos mencionados anteriormente han convertido en héroe para la opinión pública, a la marioneta que el poder utilizo en ese momento.

Ensalzan a este héroe de la democracia que como todos no dudan en Afirmar :fue la pieza encargada de ejecutar la transición, la marioneta neutra que el poder necesita para asegurarse de que se cumplen sus objetivos, de hecho muchos no han dudado en asegurar en sus declaraciones que habrí­a que inventar mas polí­ticos como él, visto la que esta cayendo y la que ha caí­do este fin de semana en Madrid ,es normal que la democracia tenga que hacer distinción entre los buenos polí­ticos frente a los malos, en los mass-media darnos lecciones morales de la transición y los buenos valores de nuestra democracia y sus padres.

Parece que cada vez esta mentira se la cree menos gente, las nuevas generaciones están rabiosas y descontentas con que nos gobiernen como recursos, esta en juego la libertad no para elegir quien nos explota, si no para vivir sin explotación.
Cayó uno de sus héroes que mantienen el poco orgullo patrio que sustenta la democracia, Juan Carlos y los partidos polí­ticos están solos ante su reto de utilizar también ahora la muerte de Suárez como ejemplo que calme la guerra social abierta en el corazón de la sociedad desde hace ya algún tiempo.

Pikabea

4 Comentarios para “Adolfo Suárez, el olvido de un genocidio”

  1. DV

    Será Diario de Vurgos, aquí­ la ortografí­a es importante. De todas formas, gracias por la traducción

  2. fran

    Buen artí­culo. aunque en la parte final, concuerdo más con Anguita, en su recordatorio de la necesidad de formarse, de estudiar y de trabajar de manera conjunta para aportar soluciones. La “rabia” y el “descontento” no son un buen gobierno, no son una alternativa. La “guerra” lo es mucho menos. Solo generarí­a más rabia y más descontento.

  3. Teodoro Bustillo Vicario

    Para entender en qué punto kilométrico nos encontramos es necesario estar dotado de la cartografí­a adecuada. Pero en estos asuntos los mapas suelen ser mapas trucados, falsos. No denominar a las cosas, a los objetos de análisis, con las palabras adecuadas induce a error; error que se va amplificando como si fueran bafles en columna, a través de los medios de “comunicación” y escuchados/oí­dos por el pública asistente que se cuenta por millones.

    La historia de este colectivo peninsular denominado “España” en sus múltiples variantes desde hace tiempo, mucho tiempo, está inmerso en un envolvente periclitado, vací­o, ampuloso, engañoso, megalománico; una antigualla inservible. Como resultado de tal el resultado es que tal colectivo ni ha estado, ni está ni estará mientras permanezca tal envolvente, al ritmo de cada presente, pues ese envolvente impide el acompasamiento del ritmo. Es como si para bailar rap se hiciera con las vestimentas del siglo 18. Así­ nos hacen bailar. Y si no se quiere ir a ese ritmo y para que cambien las tornas, se declara una guerra civil por los de siempre.

    El sistema polí­tico en el que estamos es la segunda versión de la 2ª dictadura; algo más light que su primera versión pero una simple y vulgar evolución de tal régimen. También es apropiado llamarlo 2ª Restauración Borbónica pues es una copia de la 1ª. Al rey lo puso la 2ª dictadura, Suarez fue Ministro/Secretario General del Movimiento Nacional, Juan Luí­s Cebrián trabajó para los medios oficiales de tal régimen, o la aristocratización (ennoblecimiento) a otros por los favores prestados, o aprincesamientos absurdos, o etc.

    Nada ha cambiado. Siempre es lo mismo. Siempre nos cuentas los mismos cuentos: que si las glorias de hace siglos, que si el español es la … lengua del mundo, que si el siglo de oro, que si bla, bla, bla. Y pretenden hacernos cargar a todos con tal “carga” con tal lastre. Pretenden hacer que el pasado sea el presente y el futuro; ni Einstein ha conseguido tal proeza. Es que tienen a lumbreras tan deslumbrantes que siguen cantandonos tal milonga; no ha servido con el eruditismo de Menéndez Pelayo; no. Tales soflamas se actualizan cada poco tiempo para seguir como siempre. Y se olvidan del resto: de la inadaptación persistente a los tiempos. Nada cambió ni cambia porque nada puede cambiar con semejante hardware. Y es que no soporta otro software.

    Eso se llaman achaques culturales, dolencias de senectud, antiguallas ideológicas, vetusteces propias de Vetusta. Y es que encima hay más, demasiadas, Vetusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.