Publicado por DV & archivado en Internacional, Okupaciones.

En Barcelona no van a quedarse de brazos cruzados frente a la represión y desalojos contra los espacios ocupados y autogestionados.

Diversas acciones han ido calentado la semana que culminara este sábado en una manifestación “contra la especulación y la gentrificación”.

En Barcelona se esta viviendo una oleada represiva contra los centros sociales y viviendas ocupadas. En los últimos meses varios han sido desalojados y otras cuantos mas se encuentran en amenaza de desalojo.

El comunicado de la manifestación del 1 de diciembre dice:
(…)La okupación de espacios abandonados para la autogestión de nuestras vidas es una realidad desde hace mas de dos decadas a Barcelona. De esta manera se ha dado respuesta a la necesidad de espacios sociales y a la falta de vivienda accesible(…)

(…) En 2015 ha habido cambios en las leyes del estado español: la aprobación de la ley mordaza, las reformas del código penal, la ley de enjuiciamiento civil y la administrativa. Estas afecten directamente o indirectamente a la okupación (…)
(…) Por otro lado se han extendido los desalojos extrajudiciales y la contratación de empresas de matones -como Desokupa- por parte de los propietarios que, con la complicidad de los cuerpos de seguridad, mossos y urbana, desalojan espacios con métodos intimidatorios. (…)

(…) A pesar de la palabrerí­a institucional del “ayuntamiento del cambio” a la ciudad cada vez hay mas desigualdades de poder, económicas y acceder a una vivienda es toda una gesta. Los barrios se ponen en manos de promotoras inmobiliarias que especulan gracias al incremento del turismo y la gentrificación, mientras los bancos se enriquecen y son protegidos por el poder judicial. Al mismo tiempo este ayuntamiento ha probado a asimilar algunos proyectos okupados, cooptandolos, compradolos, hechos que debilitan y controla la capacidad de respuesta frente a la represión. (…)

(…) Creemos en la acción directa y no en la mediada por los polí­ticos profesionales (…)
(…) La okupación es una herramienta que nos permite autoorganizarnos para dar respuesta de una manera horizontal a nuestras problemáticas (…) (…) como elemento de transformación de las relaciones sociales, como espacio de intervención y dinamización polí­tica local y como herramienta de oposición a los procesos especulativos… y de todo aquello que nos oprime. (…)

(…) Frente a la represión judicial y policial y la manipulación mediática, fortalezcamos las alianzas y las redes de apoyo mutuo basadas en la solidaridad. Frente a los desalojos, sentimos la necesidad de salir a la calle, encontrarnos, expresar la rabia y señalar a los responsables.(…)

El pasado 18 de octubre los mossos de esquadra desalojaron Ca la Trava en el barrio de gracia, iniciandose un conato de revuelta donde se señalaron lo culpables de la especulación.
El proceso de desalojo arranco antes, en septiembre el bloque ocupado decia en un comunicado:

(…) A partir del jueves 20 de septiembre, la Brigada Movil de los Mossos de Esquadra planea ocupar el barrio en cualquier momento para echarnos de casa. Nosotras no nos moveremos de aquí­: cuando lleguen nos encontrarán dentro, pero solo podremos plantarles cara llenando las calles de solidaridad con nuestra lucha, la lucha de todas. Creemos que ha llegado el momento de plantar cara al capital que saquea los barrios y a las instituciones que le ayudan y protegen. Por eso, hacemos un llamamiento a participar de forma activa en la defensa de Ca La Trava y a responder con contundencia a aquellos que nos expulsan.

Todas conocemos las consecuencias de la crisis de vivienda que ahoga Barcelona. La situación es extrema y tiene unos responsables fí­sicos y concretos: las clases propietarias y los especuladores que trafican con nuestros hogares. Han perdido el miedo. Derriban el barrio, sobre las ruinas levantan pisos de lujo y los exhiben como trofeos en los escaparates de inmobiliarias.

Hace ya décadas que el movimiento okupa lucha para garantizar el acceso a la vivienda. Las compañeras de Ca La Trava creemos firmemente que la solución a la problemática habitacional pasa por empoderarnos y organizarnos: dejando de pagar el alquiler, liberando espacios y saboteando y atacando a los especuladores.

Todas las vecinas, okupas e inquilinas, vivimos inmersas en la misma guerra cotidiana. Unamos fuerzas, plantemos cara y que el peso de la injusticia caiga rendido a nuestro paso. Que tiemble el poder!

¡Si desalojan Ca La Trava, nos vemos en la Barricada!

Estad atentas a próximas convocatorias y máxima difusión. (…)

A las seis de la mañana del pasado jueves 18 de octubre Gracia despertaba con el ruido de los Fuegos artificiales. Al igual que las sirenas de las fabricas llaman a la huelga, las muchachas de Ca la Trava llamaban a la barricada contra el estado policial que vuelve una y otra vez a expulsar a los vecinos de sus casas.

(…) La feroz colonización capitalista del barrio es de una emergencia incuestionable: cada vez somos más las que nos vemos expulsadas de casa o sentenciadas a interminables horas de trabajo para tener un techo. En respuesta a ello, okupamos en medio de Gracia para ser una traba a este proceso de gentrificación.

El pasado jueves a las seis de la madrugada nos asaltó la Brimo para acabar con dos años de okupación y actividad polí­tica. Debido a la resistencia hubo cuatro denunciadas, dos de ellas detenidas. Nuestra respuesta debí­a ser clara y contundente, «Desalojos Son Disturbios». Los disturbios tienen la fuerza de señalar y atacar los únicos responsables de la violencia que nos rodea. Pisos turí­sticos, comercios y apartamentos de lujo, bancos e inmobiliarias son los responsables de la destrucción de nuestros barrios.

Todas tenemos las herramientas para llevar a las calles este mensaje y el jueves lo conseguimos. Se atacaron tres pisos turí­sticos, dos inmobiliarias y una oficina bancaria. Además, también se atacó el antiguo Banc Expropiat y el antiguo Kan Demoni, emblemas de la Gracia que queremos, que han sido gentrificados y los han convertido en un Carrefour Bio y unos pisos de lujo. El cerco policial de la segunda convocatoria demuestra la efectividad y el poder de nuestros actos. La Brimo y las élites polí­ticas y económicas estaban asustadas, no querí­an que volviéramos a mostrar la debilidad de sus infraestructuras ante la contundencia de nuestros actos.

Han desalojado Ca La Trava pero nosotros seguimos aquí­, en pie de guerra. Volveremos a okupar, volveremos a resistir y volveremos a manifestarnos por las calles de Gracia. El conflicto de Ca La Trava no ha finalizado, esto sólo es el principio. Quieren derribar el edificio y construir pisos de lujo, pero no lo vamos a permitir. Invitamos a todos a dar continuidad a nuestra lucha. No podemos olvidar ni dejar atrás a nadie, en el transcurso de estos dí­as ha habido tres compañeras detenidas. La dulzura de la batalla se acompaña del sabor amargo de la represión.

Con este comunicado queremos enviarle toda nuestra solidaridad, estamos aquí­ para cuidarnos y apoyarnos. Codo a codo somos más fuertes.

Ca La Trava nunca será pisos de lujo
CA LA TRAVA SIEMPRE SERAN DISTURBIOS
CA LA TRAVA RESISTE (…)

En esta semana previa a la manifestación del sábado, varias acciones han servido de llamamiento a secundar la protesta. Destacar la visita matutina del lunes a la cámara de la propiedad parando su actividad.

Mañana sábado esperemos que la mani desborde Barcelona y traiga nuevas sorpresas ilusionantes.

Ahora y siempre, ¡solidaridad!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.