Publicado por DV & archivado en Burgos, Textos.

Artí­culo sobre la situación de la Asociación Aspanias en Burgos, que llega a la redacción de DV:

aceite contenedorEn un breve periodo de tiempo la insostenible situación de la asociación ASPANIAS Burgos, la Fundación ASPANIAS Burgos, y todas sus filiales (Fundación CISA, CEE ASPANIAS…) acabará saliendo a la luz; de momento magistralmente mantienen oculto a la opinión pública los despidos (extinciones de contrato, no renovaciones…), la falta de pago de nóminas (a primeros de Marzo aún se adeudará a gran parte de la plantilla la paga de Navidad y muy posiblemente la paga de Febrero), y la merma tangible en la calidad de servicio que se presta al usuario o cliente de cada una de sus áreas con los continuos recortes de suministros, hacinamiento en instalaciones, supresión de los puestos de atención directa y demás medidas contempladas en un mal llamado y gestionado plan de sostenibilidad; el citado plan es llevado a bandera bajo el argumento de “Fuimos los primeros en poner en práctica medidas coyunturales de viabilidad…” Cuando realmente lo que ocurre es que fueron los primeros en notar el impacto en sus arcas de proyectos, fundaciones y mil aventuras peregrinas que han llevado a la actual situación.
Aventuras como el reciclado de aceite, que obligó en la peor de las situaciones financieras de la entidad a realizar una inversión multimillonaria en una planta de reciclado que no es viable a dí­a de hoy; situaciones como la que plantea el actual organigrama, en el que hay una persona en cargo directivo, administrativo o libre pensante meta filosófico por cada trabajador de atención directa, si, así­ es, una entidad que antaño se dedicaba a la atención de personas con discapacidad intelectual es a dí­a de hoy un extraño y paleto intento de holding empresarial en el que valga la frase “hay más jefes que indios”; a dí­a de hoy, un cuidador de plantilla base de cualquier centro de ASPANIAS tiene por encima en escalafón de categorí­a salarial a cerca de cincuenta personas; sirva como ejemplo el llamado de puertas para adentro G20+1, si, tal cual, 21 personas en la cabeza de ASPANIAS de una plantilla total sin contar contratos de Centro Especial de Empleo de aproximadamente 140 PERSONAS que con menos de mil euros malviven e intentan buscar sentido a lo que hacen en su dí­a a dí­a.
Es tal el sistema burocrático al que ha llegado la entidad y sus filiales que actualmente tiene como máximo órgano gestor a TRES Gerentes uno de los cuales aún no hay ningún trabajador, y digo trabajador, no G20+1, que sepa exactamente a qué se dedica, aparte de sonar como alguien que hace años hací­a algo de ocio, campamentos, o algo parecido; verdaderamente lamentable, es tal esta burocracia que un servicio como el de Ocio tiene un Director para dos trabajadores; ni las oficinas centrales de cualquier gran holding tienen un equipo tan sobredimensionado como el que actualmente tiene ASPANIAS, ver en algunos momentos como dos profesionales intentan atender a diez usuarios a un tiempo mientras que a pocos metros se amontonan en despachos más de veinte técnicos y administrativos resulta lamentable, máxime cuando el 90% de esos TRABAJADORES de atención directa no conocen ni el nombre ni el cargo de todas esas personas que trabajan menos horas, tienen más vacaciones y cobran hasta tres veces más que ellos; aun así­ se dejan la piel por SUS CHICOS, aun así­ aceptan retos importantes vestidos de gran fanfarria, aun así­ en su tiempo libre se implican en sacar adelante el verdadero peso de lo que muchos han olvidado; por qué y para qué está ASPANIAS.
A dí­a de hoy retarí­a a cualquiera que esté por encima de puestos de atención directa a darme el nombre y apellido de diez usuarios, y salvo muy honrosas excepciones, verí­amos aparecer un pequeño atisbo de la vergí¼enza que han perdido los que manejan el barco sin rumbo en el que se ha convertido la entidad.
Ojalá llegue el dí­a en que la opinión pública conozca el entramado real de ASPANIAS.
Ojalá llegue el dí­a en el que se hagan públicos simplemente los TC2 de ASPANIAS
Ojalá llegue el dí­a en el que nos dejamos la vida en algo, que para nosotros es más que un trabajo, recuperemos la ilusión.
Ojalá llegue el dí­a en el que se pida cuentas de la gestión de ayudas y subvenciones.
Ojalá llegue el dí­a en el que se puedan hacer públicas las cuentas y pagos de la entidad.
Ojalá llegue el dí­a en el que ASPANIAS recupere el rumbo que un dí­a mantuvo.
Ojalá llegue el dí­a en el que alguien tenga la valentí­a de reconocer que se han equivocado, que la humildad facilita el perdón y el trabajo mutuo, la mentira y el endiosamiento solo crea desconfianza, hastí­o y falta de ilusión en trabajadores de un sector maltratado históricamente que no tendrá el lugar que se merece mientras las grandes entidades del sector sigan perdiendo aceite.
En cifras:
Actualmente en los centros de Dí­a de la Fundación ASPANIAS la ratio profesional atención directa usuario en de 1 profesional /8 usuarios cuando lo ideal serí­a 1/5.
Actualmente ASPANIAS tiene más técnicos de grado medio en plantilla que el resto de entidades del sector de Burgos y provincia juntas y la mitad de profesionales de atención directa de los necesarios.
Actualmente las plazas de centros de la Fundación ASPANIAS están saturadas y los espacios para el desarrollo de las actividades de atención directa tienen el mismo espacio que el dedicado a despachos y zonas administrativas.
Actualmente un usuario de la Fundación ASPANIAS de cualquier centro dispone de 1/5 psicólogo (los tres o cuatro de plantilla gestionan los usuarios de una media de tres centros), 1/6 de enfermero (solo hay dos en plantilla, uno de ellos a media jornada), ningún logopeda, tres fisioterapeutas para más de 400 usuarios, ningún psiquiatra.
Pero de lo que si dispone cada usuario es de tres gerentes, decenas de adjuntos de gerencia, decenas de administrativos, directores, equipos transversales, grupos de trabajo….

Fdo: Giuseppe Desa

5 Comentarios para “Aspanias pierde aceite”

  1. unx

    Bueno, las cifras son mucho peores en realidad de las que dice el artí­culo. Algunos ejemplos:

    – Las personas con discapacidad contratadas por ASPANIAS en el Centro Especial de Empleo no cobran “menos de mil euros”, sino que cobran el salario mí­nimo.

    – La ratio profesionales / personas con discapacidad no es 1 / 8, en muchos casos llega a ser 1 / 30 o peor aún. Lo que pasa es que ASPANIAS mete en esa ratio a la gente de oficinas, los jefazos, los conductores de camiones, que en realidad desempeñan otras tareas. Es una media falseada.

    – A cada persona con discapacidad no le corresponde 1/5 de psicólogo, más bien 1/150. Hay cinco psicólogos/as (que yo sepa) y unas 700 personas con discapacidad.

    En lo demás estoy bastante de acuerdo con el artí­culo, aunque insisto, por poder se puede hablar de muchos más problemas y sucesos en esta asociación.

  2. maruchi

    Y además de todo lo anterior, las personas que se contratan de forma temporal y por medio de contratos subvencionados, están sujetas a un horario laborarl totalmente aleatorio y distinto un dí­a del anterior, sufren ampliaciones de jornada (14 horas continuadas) a capricho del encargado de
    turno o de la incapacidad de la direccion para la elaborar el calendario laboral del centro.

  3. Luisa

    He trabajado en Cisa Aspanias y no cobro salario minimo sino 584 euros mensuales netos.Finalics mi contrato el 11 de mayo y a fecha de hoy 28 de mayo aun no hs cobrado nkmkna de mayo ni finiquito.

  4. Giuseppe dessa

    Que tranquilo dormí­a Giuseppe en su cama de subvenciones… pero ese aparentemente tranquilo sueño estaba plagado de pesadillas. que duro  fue despertarse y descubrir que todos los camareros que acudí­an a su lado eran las mismas ratas de siempre.  que duro fue despertar y ver que las pesadillas eran realidad. que aún existí­a la jerarquí­a.  que aún habí­a 10 directivos por trabajador. que aún se cobraba mal y tarde si no eres tgs.  que aún se vendí­a la mierda como si fuera miel porque los medios la compraban.  lo peor fue que al despertarse vio que aún las personas solo eran instrumentos para mantener el status  quo  de algunos. que las personas tení­an grados. unos eran más que otros . Y escudados  en mentiras g25 seguí­a ejerciendo su absoluto poder. derrotado y vencido decí­a aquel…
    harto de todo esto Giuseppe se puso sus zapatillas, miro con cariño a lo que siempre fue su Casa y su lucha.  y salio. .. salio a la calle y contó lo que habí­a dentro de los muros de sangrilá . destapó mentiras. sacó  los colores a algunos y pensó. .. ¿porqué?  ¿y si doy un paso más y llego a los tribunales?  ¿y si levanto la alfombra sucia y desgastada y vemos que hay debajo?
    y pensó. .. mi moral me obliga.  pruebas tengo. y sobre todo pensó. .. ¿podrí­a volver a dormir sin sacar a la luz toda la basura que se esconde en esta casa?
    la respuesta fue sencilla. Giuseppe  nunca volverí­a a dormir sin ver a tanto amoral  desnudo ante la opinión pública y nunca seria feliz si las personas no fueran tratadas como tal.
    Nos vemos en los medios y ojalá. .. en los tribunales.
    Dormid bien  camareros

  5. Anónimo

    Si Guiseppe quiere ir a los tribunales, igual podemos. Dime donde y allí­ estaré.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.