Publicado por DV & archivado en Burgos, Educación, Estudiantes.

Publicamos a continuación esta carta abierta que nos ha sido remitida a la redacción de DV en la que se realizan reflexiones crí­ticas en torno a la universidad, la eduación y su finalidad en las sociedades actuales.

UBU

Hoy es un gran dí­a para algunxs,  después de cinco años llego el final de la carrera…, al fin, el camino tortuoso hacia el matadero, la especialización del idiota.

La universidad esa institución para el conocimiento que crearí­a una sociedad más justa y libre, la panacea del conocimiento critico, no es más que un frágil castillo de arena, donde a su calor se cobijan la ciencia y la tecnologí­a, se perfecciona la burocracia y se jerarquiza la vida, un largo camino para conseguir integrarnos en un mundo odioso, lleno de mentiras, sumisiones y esclavxs. Han pasado cinco años, si ¿y qué?, ¿qué ha cambiado? Lxs que mandabais seguí­s mandando y nuestro futuro dependerá de nuestras tragaderas para acatar su estúpida mercancí­a.

¿Padres y madres este es el futuro que querí­ais para nosotrxs? ¿Seguir bailando al son de lxs jefxs o esta vez seremos nosotrxs lxs abusonxs  explotadorxs que pisoteen a lxs demás? Cinco años de nuestras vidas, más otros tantos anteriores para domarnos e imponernos una ideologí­a única, la del dinero, o sagrado Dios.

En todo este tiempo lo único que me ha mantenido alerta es la crí­tica, la educación me hacia crecer como persona, eso si en estos años toda ella se ha encontrado al margen de instituciones y es que donde termina la escuela comienza la educación, el resto es todo pantomima.
Cinco años y seguimos siendo lo mismo, atentos y pasivos espectadores del futuro que se nos a impuesto, contemplando pasar nuestras vidas, pegándonos por un curro precario, por tener una vivienda, por pagar un coche, por ascender en la escala social trepando entre los cadáveres del éxito; a propósito éxito o fracaso ese concepto burgués, ¿ qué es el éxito profesorxs? ¿Acabar trabajando para cuatro ricxs? ¿Vivir bien como funcionarixs con elevados sueldos y dietas? ¿Y a esto le llamáis educación?, ¿donde están esos pantalones de pana y chaquetas vaqueras? ahora vosotrxs sois la burguesí­a y os habéis vendido a la mí­nima al dinero, prueba de ello es vuestra falta de critica a este mundo, a la mercantilización de la vida, La universidad se a convertido en un gran centro comercial ya no oculta su imagen integradora, ahora puedes encontrar cajeros automáticos, coches promocionados, pantallas digitales con anuncios, maquinas expendedoras de coca-cola…¿y esto es el futuro?, lo que veo es mamoneo, mucho mamoneo.

En el origen la izquierda pinto la educación, la posibilidad de ir a la universidad a las clases bajas como la solución a su mal, pero la práctica nos ha enseñado que todo el mundo quiere ser individualmente rico…menuda solución al problema, si el problema es ese integrarnos en un mundo enfermo desde la raí­z a sus frutos.
Prueba de esta integración y falta de crí­tica es la burocratización a la que se han sometido las luchas espontaneas, vuestra reticencia a mojaros el culo en cualquier lucha que a requerido de vosotrxs, y es que este dialogo nunca fue entre iguales, vosotrxs en el despacho y nosotrxs en el aula, me hubiera sorprendido gratamente ver enfrentaros a la administración, sin embargo el silencio cómplice duele más que mil discursos.
Cinco años, padres y madres, compañerxs que ¿en que nos han cambiado?, ¿acaso el mundo en el que vivimos nos gusta? Hoy estáis orgullosxs de vustrxs hijxs, de vostrxs mismxs, pero, ¿por qué? ¿Por haber terminado la especialización del idiota?, salimos a engordar las filas del paro o las de curros de mierda para soñar con una placentera vida, pero no hay vida mas allá del consumo, dinero lo es todo.
Pequeñas dosis artificiales de alegrí­a (placeres artificiales) futbol, fiestas, drogas, un curro normal, mujer, hijxs, casa, coche…Algún profesor de historia nos mostro por encima el fascinoso mundo del mayo del 68 y algunxs soñamos fuera de las clases con poesí­a revolucionaria:

“No queremos un mundo en el que la garantí­a de no morir de hambre, sea garantí­a de morir de aburrimiento”

y eso es precisamente, no lo queremos, negándonos el presente, manipulándonos, buscando insertarnos en el seno de la sociedad violentamente, nos habéis impuesto un presente que condiciona nuestro futuro. ¿somos dueñxs de nuestras vidas?

Siento si alguien se a sentido ofendido con estas palabras, pero que esperabais, ¿pomposos discursos planos y vací­os? ¿buenas caras y todo alegrí­a artificial? La crí­tica debe estar en todas partes, se extiende como una enfermedad…

No hay ningún objetivo con esta carta ni dañar, ni favorecer la empatí­a únicamente hacer pararse a todo el mundo por un segundo en esta vida de la velocidad y reflexionar sobre como vivimos, si somos acaso felices, si tan solo uno o una esboza una sonrisa o muestra miedo por lo escuchado, el objetivo de esta carta estará cumplido, ya lo dijo Nietzsche: “un error muy común, tener el coraje de defender las convicciones propias, la cuestión esta en tener el coraje para atacar las propias convicciones”
Ahora depende de todxs la responsabilidad de querer seguir viviendo así­…La opción cómoda es continuar pero la de sacrificio es investigar, indagar, experimentar, asomarse al abismo, nada tenemos que perder porque aun no tenemos nada, no estamos aun corrompidxs.

Para finalizar una hermosa frase del mayo del 68 para dar aliento a aquellxs que no han entendido nada de lo leí­do aquí­:

“El hombre no es ni el noble salvaje de Rousseau, ni el pecador depravado de la iglesia, es violento cuando esta oprimido, tierno cuando es libre”

3 Comentarios para “Carta abierta, por si alguien todaví­a está ahí­”

  1. Danielí­n Danielí­n...

    Remitida a la redacción o escrita directamente por un redactor, que podrí­a aclarar que hace en la universidad dada la razonada mala opinión que tiene de ella.

  2. Uno de DV

    Pues no señor, no es un redactor de la web, si así­ fuese se hubiese indicado sin ningún problema…me parece que mucho te aburres tú haciendo horas extras.

  3. Anónimo

    Si se lee el articuló creo que queda bien claro que es un estudiante. Y no creo que estudie alguna ingenierí­a de tipo industrial o informatica ya que hace algún amago de critica a la tecnologí­a…

    Algunos antes de hablar os deberiais parar a pensar y leer.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.