Publicado por DV & archivado en 15M, Asamblea de Gamonal 15M, Burgos, Gamonal, Okupaciones, Represión.

La Asamblea de Gamonal del Movimiento 15-M ha emitido un comunicado tras la asamblea informativa desarrollada durante la mañana de hoy sábado 17 de diciembre. A través de este escrito se convoca a una manifestación para el próximo viernes 23 de diciembre a las 20.00 horas en la Plaza Santiago en respuesta al desalojo del espacio recuperado.

17122011238

El dí­a 16 de diciembre, a las 7 de la mañana una empresa contratada por la Caja de Burgos y amparados por la policí­a nacional han llevado a cabo el desalojo y posterior tapiado de la entrada del espacio recuperado de gamonal, “la chispa”. Desalojo que se ha llevado a cabo de forma ilegal, ya que ni habí­a orden de desalojo, ni habí­a licencia de obra, tan solo el visto bueno de íngel Ibáñez y Javier Lacalle.

Hoy comprobamos que los gritos escuchados en las manifestaciones en contra de los polí­ticos y banqueros no eran un error. La participación activa de los primeros en la dirección de las cajas reconvertidas a bancos es una prueba más. También deja claro la clase de ciudad en la que vivimos, donde policí­a, jueces, ayuntamiento y bancos, en este caso Caja de Burgos (BANCA CíVICA) funcionan como una misma cosa: Una MAFIA que gestiona esta ciudad según sus intereses económicos.
La asamblea de Gamonal sumándose a numerosos barrios de Madrid, Barcelona, Gijón, Oviedo, Cádiz, Sevilla, Vigo, Santiago, León… decidió liberar un antiguo Cine-Teatro situado en la C/pablo casal nº3, un lugar al que much@s vecin@s de Gamonal acudí­an a proyecciones de cine y obras de teatro en el pasado.

Ante esta situación queremos destacar:
1-El suelo del que disfruta la caja es de propiedad municipal y fue cedido a dicho banco que tanto presume de obra social. No compartimos la postura del ayuntamiento que ha permitido mantener un local abandonado por más de 10 años y dejar que se caiga, pudiendo este ser utilizado y gestionado por el barrio y sus vecin@s.
2- Las consecuencias de este abandono eran evidentes: Suciedad, mal olor, hongos en la madera, pájaros muertos y goteras junto a cuadros de luz aún conectados a la red. Consideramos que este panorama si que constituí­a un gran peligro para los niños y niñas de la guarderí­a colindante. Existen imágenes que demuestran como la mayor parte de estos problemas fueron solucionándose desde el primer dí­a de ocupación.
3- Banca Cí­vica ha declarado que su inversión en obra social para el 2013 será del 0%, con lo que vemos complicado su utilización a corto y medio plazo como demuestran las declaraciones de la banca al Diario de Burgos
4- El cinismo de Banca cí­nica la lleva a suprimir toda inversión en obra social mientras no tiene ningún reparo en invertir millones de euros en empresas de armamento como OESíA NETWORKS y TECNOBIT.

No sabemos si nuestras inquietudes, ilusiones o sueños han sido bien entendidos por el barrio, de lo que si estamos seguros es de que si lo han hecho los caciques de esta ciudad. El espacio no solo era utilizado como ateneo cultural también acogí­a: Una asamblea de parad@s y precari@s en la que comenzaban a organizarse trabajador@s, parad@s y precari@s para dar respuesta a los abusos cometidos a diario hacia tod@s nosotr@s.

La asamblea de Gamonal consiguió mediante la movilización que no se produjera un desahucio de una familia del barrio hace unas semanas. Comenzaban las primeras asambleas de un grupo de teatro obrero que pretendí­a expresarse a niños y adultos de forma gratuita. Los lunes cada 15 dí­as habí­a espacio para las asambleas y debates del grupo antipatriarcal. También ensayos y talleres de Brake Dance y un grupo para la creación de una huerta colectiva. El cine social y gratuito se trasladó del parque Félix a este nuevo espacio cada viernes.

Se caen las actividades programadas para enero en las que compañer@s de Madrid y Barcelona nos asesorarí­an e informarí­an públicamente sobre toda la lucha en referencia a desahucios hipotecarios, recuperaciones de edificios para familias desahuciadas y de locales a entidades bancarias para los barrios.
Dos grupos de teatro de Zaragoza y Logroño y un mercadillo de trueque corren por el momento la misma suerte.

Desde  la Asamblea del 15M Gamonal exigimos la liberación de este espacio para el uso y disfrute de l@s habitantes del barrio. Además de las razones ya expuestas, a lo largo de las últimas semanas hemos demostrado con múltiples actividades la viabilidad de un proyecto gestionado por y para la gente de Gamonal.
A pesar del desalojo del espacio recuperado e independientemente de su destino final, este y otros proyectos continuarán en las calles, plazas y espacios que entre tod@s estemos dispuestos a retomar.

MANIFESTACIí“N EN RESPUESTA AL DESALOJO POR PARTE DE BANCA CIVICA DEL ESPACIO RECUPERADO DE GAMONAL
VIERNES 23 DE DICIEMBRE 20:00 HORAS. LUGAR: PLAZA SANTIAGO

www.gamonal.tomalosbarrios. net
asambleagamonal@gmail.com

3 Comentarios para “Comunicado de la Asamblea de Gamonal ante el desalojo del Espacio Recuperado “La Chispa””

  1. Danny

    Una pena. Lo siento mucho chicxs. Los mayores perjudicados serán las personas del barrio, eso seguro.

  2. X

    “Prácticamente todos los grupos bancarios españoles, surgidos de las recientes fusiones, tienen participaciones en el sector militar.´´

    Ví­nculos entre los bancos y el negocio de las armas.

    Las empresas del sector armamentí­stico no son una excepción en la economí­a actual y necesitan del apoyo financiero de los bancos y cajas para poder desarrollar su negocio y realizar nuevas inversiones.
    El nivel de endeudamiento de alguna de estas empresas ronda fácilmente el 100%. Son empresas, por tanto, dependientes del apoyo del sector financiero, sin el que no podrí­an mantener su ritmo de producción y de crecimiento actual.

    La financiación de las empresas de armas se realiza a través de cinco principales mecanismos: la financiación de las exportaciones, la concesión de créditos, la emisión de bonos y pagarés, la gestión e intermediación en fondos de inversión en los que existen participaciones de empresas armamentí­sticas y la participación accionarial directa o indirecta.
    Por lo que se refiere a la financiación de las exportaciones, encontramos poca información. Pero cuando hemos tenido acceso a ella, como es el caso de la financiación de las exportaciones de armas italianas, que en un informe anual de su ministerio de economí­a nos dice el nombre de la entidad financiera que ha financiado ventas de armas italianas al exterior, hemos encontrado que el BBVA y el Santander aparecí­an como financiadores de exportaciones de armamento. Si tuviéramos un informe en España sobre quién financia a las exportaciones de armamento españolas, de buen seguro que encontrarí­amos a los dos principales bancos españoles y muchos otros que por falta de transparencia no pueden ser identificados.

    En relación a los créditos concedidos, son conocidos los datos que analizamos desde hace varios años en las campañas BBVA sin armas y Banco Santander sin armas (promovidas por el Centro Delí s de estudios por la Paz de Justí­cia i Pau, Setem y el ODG), que muestran que el BBVA ha dado en los últimos años, al menos 861,4 millones de euros y el Santander 705 a empresas de armas del ámbito del Pentágono de EEUU, es decir, aquellas que hacen gran parte de las armas que hoy se están utilizando en Afganistán o Irak. Otro crédito del que tuvimos noticia es el concedido por Caixa Catalunya, BBVA, Banesto (propiedad del grupo del Banco Santander) y otras 15 entidades de las que desconocemos el nombre, al grupo Maxamcorp Holding SL, propietaria del 100% de Explosivos Alaveses S.A (Expal) una de las empresas de armas con menos escrúpulos del Estado español, que ha fabricado –hasta que se lo han prohibido por ley– minas antipersonal y bombas de racimo, armas que causan y han causado miles ví­ctimas civiles. Para finalizar con algunos de los créditos más llamativos a empresas de armas españolas, gracias a la campaña Banca Limpia de Setem, sabemos que a Instalaza, la empresa que le vendió bombas de racimo a Gadafi meses antes de ser prohibidas en España (y que Humans Right Watch demostró que fueron utilizadas contra los rebeldes en el reciente conflicto armado libio), le concedieron préstamos por un valor cercano a los 12 millones de euros, entidades financieras como el Deutsche Bank, Cajalón, Caja España, CAM, Bankinter, Barclays Bank, Ibercaja, Banco Popular, Banco Sabadell o La Caixa.

    Destacan también el BBVA y el Santander como los bancos españoles que han emitido bonos y pagarés de algunas de las empresas de armamento más controvertido del mundo, tal y como puede comprobarse en el informe “Negocios sucios, bancos españoles que financian armas” de la campaña Banca Limpia. De este informe se extrae que, por lo que respecta a los fondos de inversión, debemos prestar especial atención a cincuenta fondos del Banco Santander y del BBVA directamente relacionados con el negocio de las armas, de los que se facilitan sus nombres exactos.

    Las vinculaciones accionariales entre las entidades financieras y las empresas de armamento son de gran relevancia por dos aspectos fundamentales. Primero, porque la posesión de acciones supone tener parte de la propiedad y, por tanto, capacidad de decisión, en las empresas de armamento.

    Segundo, porque al comprar y mantener acciones de una empresa estamos ayudando a su financiación ya que, por ejemplo, es una práctica habitual la captación de fondos por parte de las empresas mediante ampliaciones de capital. Según los datos que pueden consultarse en la web del Centro Delí s, identificamos que prácticamente todos los grupos bancarios españoles, surgidos de las recientes fusiones, tienen participaciones en el sector militar. Si en el aspecto de concesión de créditos destacaban el BBVA y el Santander, en las participaciones accionariales en las empresas de armas españolas tenemos en un puesto destacado a Banca Cí­vica (no confundir con Banca ética), Bankia, Liberbank, Banco Mare Nostrum y el Barclays Bank. Este último aparece siempre en un puesto destacado en todos los informes consultados sobre la financiación en el sector armamentí­stico.

    Aunque la mayor parte de las empresas de las que los bancos españoles tienen cierto control, están dedicadas al ámbito tecnológico y electrónico de la guerra (tan necesaria para hacer la guerra como las bombas y las balas), también podemos encontrar participaciones indirectas a través de Indra en Inmize, fabricante de misiles, de Caja Madrid (Bankia), Barclays Bank o Cajastur (Liberbank).

    En este marco, se está extendiendo cada vez con más fuerza la RSC (Responsabilidad Social Corporativa), de la que hacen gala muchas de las entidades financieras aquí­ señaladas como financiadoras del negocio armamentí­stico. Muchas de ellas ofrecen, al tiempo que invierten en armas, fondos tildados de solidarios o socialmente responsables. Incluso La Caixa y el BBVA dicen tener una polí­tica propia de control de sus relaciones con el sector armamentí­stico. De nuestro análisis de estas polí­ticas y de los departamentos de RSC podemos concluir que son insuficientes y que tienen tan solo el objetivo de maquillar una imagen cada vez más deteriorada de los bancos en la opinión pública española. Los departamentos de RSC de los bancos son reactivos, solo responden a las denuncias que con dificultades pueden hacerse desde la sociedad civil. La RSC de estos bancos es mero marketing social. Identifica el nuevo nicho de mercado que conforman consumidores y consumidoras conscientes e intenta que el banco en cuestión sea atractivo a los ojos de este mercado en crecimiento. Porque si sus intenciones fuesen sinceras, no financiarí­an la producción armamentí­stica, un sector del que no hay que explicar los devastadores efectos que tiene sobre las personas, algo socialmente muy poco responsable. El BBVA apoya a través de diversos productos financieros a empresas de armas que producen bombas, explosivos, misiles, armas nucleares y de uranio empobrecido, entre otros.

  3. Anónimo

    menuda jugada mas sucia compañeros. No cejeis en el empeño de conseguir liberar espacios y luchar por una sociedad mas justa, libre y solidaria. Animo y a seguir luchando.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.