Publicado por DV & archivado en Anarquismo, Cárcel y Pres@s, Internacional.

Inicio de una huelga de rechazo de la comida proporcionada por la administración de dos semanas, desde el 19 de octubre al 1 de noviembre.

Asistimos a un ataque desde múltiples frentes a las prácticas de solidaridad por parte del Estado:
– Los que muestran su solidaridad con los presos y presas en lucha son golpeados.
– Aquellos en la prisión que responden a las provocaciones de los guardias y los que reciben solidaridad por las luchas emprendidas son golpeados.
– Los que han participado a las revueltas y protestas en las cárceles en los últimos meses se ven afectados, disturbios que han registrado 14 muertos en Italia, con represalias que van desde palizas y sanciones disciplinarias hasta juicios con acusaciones en algunos casos incluso de devastación y saqueos.
Durante la emergencia del Coronavirus y los disturbios, el estado nos enterró aún más a los presos en ataúdes y rejas de cemento armado, tratándonos como ratas en un barco que se hunde y aislándonos por completo del mundo cortando los pocos puentes que nos conectaban con el exterior. Las condiciones de vida en las cárceles italianas y el fuego que ardía constantemente bajo las cenizas combinado con lo que estaba sucediendo hicieron que la situación fuera insoportable para muchos y muchas. Sin los levantamientos de los presos hoy, probablemente todos estaríamos completamente aislados en las cárceles, sin posibilidad de contacto con nuestros seres queridos, incluso con nuestros abogados y abogadas.

Como anarquistas no nos olvidamos de las responsabilidades del Estado y de la sociedad capitalista: el estilo de vida consumista es la principal causa de esta pandemia que ha exacerbado el aislamiento social, el racismo, el patriarcado, tanto dentro como fuera de las cárceles, así como la explotación desenfrenada, la contaminación y el envenenamiento que continúan comprometiendo las posibilidades de una vida digna para todo este planeta. Por todo ello, renovamos nuestra solidaridad con quienes se rebelan y luchan, tanto dentro de las cárceles como en todo el mundo, y a todos los anarquistas investigados, presos, afectados por medidas restrictivas de la libertad, especialmente ahora que tenemos que afrontar los numerosos juicios por terrorismo que son consecuencia de la lucha anarquista llevada a cabo con pasión y determinación.

Por todo ello, los anarquistas de la sección AS2 de Terni comunicamos que empezamos una huelga de rechazo de la comida proporcionada por la administración de dos semanas, del 19 de octubre al 1 de noviembre para expresar solidaridad con el anarquista Beppe, que fue encerrado en la sección de los protegidos de la cárcel de Pavia pidiendo que sea trasladado, y con el anarquista Davide Delogu, encerrado en la prisión de Caltagirone y sujeto al art. 14 bis por su actitud hostil hacia la domesticación de la cárcel, pidiendo que se le saque del aislamiento y que se revoque el régimen penitenciario al que ha estado sometido desde hace algún tiempo.

PARA LA DEFENSA Y PROPAGACIÓN DE PRÁCTICAS DE SOLIDARIDAD
¡PARA LA ANARQUÍA!

Cárcel de Terni, sección AS2, septiembre de 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.