Publicado por DV & archivado en Burgos, crónica, Historia, Publicaciones, Videos.

El pasado sábado 18 de junio varios colectivos libertarios burgaleses llevaron a cabo un paseo guiado por aquellos lugares de la ciudad que guardan especial relación con la historia del anarquismo en Burgos. Una excelente forma de conocer una parte de nuestra historia que no suele figurar ni en los libros de texto ni en los folletos turí­sticos y que ofreció a los asistentes la posibilidad de recorrer las calles y avenidas de Burgos a través de una mirada diferente.

IMG_1123.CR2

Para aquellos que no pudieron disfrutar del paseo histórico o quieran profundizar más en la cartografí­a al Burgos en la barricada desde DV hay disponible un folleto narra los sucesos y anécdotas que forman parte del patrimonio del Burgos libertario.

La geografí­a urbana de Burgos nos sugiere una ciudad en la que las clases dominantes han dejado marcada su impronta destinada a permanecer eternamente imperecedera. Y, sin embargo, más allá del ambiente en ocasiones asfixiante de la ciudad leví­tica y la sombra milenaria de su catedral, existe un Burgos rebelde cuyos ecos se resisten a ser silenciados por el tañido insistente de campañas que aturden a autóctonos y foráneos. Una ciudad que convive desde tiempos inmemoriales en el mismo espacio fí­sico que la de las élites, y que representa el otro Burgos subterráneo que sólo un concienzudo trabajo de arqueologí­a social ha sido capaz de sacar a la luz.

Y eso mismo es lo que se propusieron los colectivos que el pasado sábado 18 de junio habí­an organizado el paseo guiado por el Burgos libertario. Una cartografí­a al Burgos en la barricada con la que reconocer la intrahistoria de una ciudad que, a pesar de los tópicos, esconce un rico patrimonio colectivo producto de multiples expresiones populares y luchas sociales.

Desde las escaleras de la calle Saldaña y un poco después de las 11 de la mañana, dio comienzo el paseo guiado por el Burgos libertario. Tras una breve presentación inicial en la que se hizo hincapié en la necesidad de rescatar del olvido la historia del movimiento libertario en Burgos, el historiador Ignacio Soriano, coautor de El Anarquismo en Burgos, esbozó los orí­genes de las primeras asociaciones obreras de carácter libertario que fueron fundadas en la ciudad a finales del siglo XIX. Con fechas tan tempranas como 1882, existe ya en Burgos presencia libertaria con agrupaciones obraras vinculadas a la Federación de Trabajadores de la Región Española, años antes de que se constituyera en la ciudad el Cí­rculo Católico de Obreros o los primeros núcleos socialistas, como así­ ha podido desvelar el trabajo de investigación realizado durante meses por Soriano en diversos archivos.

IMG_0995.CR2

Presentación del paseo po el Burgos libertario

IMG_1003.CR2

El historiador Ignacio Soriano, coautor de El Anarquismo en Burgos

IMG_1005.CR2

Escaleras junto a la calle Saldaña, una de la zonas más obreras de Burgos a finales del siglo XIX

Acompañado por el redoblar de un tambor y el sonido penetrante de la dulzaina, el recorrido histórico prosiguió por las calles del centro de la ciudad hasta la confluencia de la calle avellanos donde se explicó donde estuvo situada la primera sede social de CNT, en la calle San Esteban, así­ como el lugar donde se ubicarí­a esta en calle Hospital de los Ciegos durante los años 1933 y 1934. Se aprovechó también para destacar la importancia del Ateneo Popular situado en la calle Fernán González, donde participaban socialistas y anarquistas, y los lugares donde se encontraban los domicilios de importantes militantes libertarios del Burgos de los años 30 como Nicolás Neira, que al igual que otros tantos obreros, fue asesinado tras el alzamiento militar de julio de 1936.

No lejos de esta zona, se encontraba el domicilio de Marcos Arnaiz Abad, libertario que fue detenido en 1945 en la redada llevada a cabo por la policí­a franquista en la que se desmanteló Resistencia Confederal, red organizada por la CNT clandestina que aspiraba a derrocar al régimen franquista con la ayuda de las potencias enemigas del Eje durante la II Guerra Mundial, y que sorprendentemente contaba con importante implantación tanto en la ciudad como en numerosos pueblos de la provincia de Burgos.

IMG_1079.CR2

El grupo musical proveniente de Aranda de Duero

Así­ mismo, se habló de la ubicación de la sede social de CNT y las Juventudes Libertarias en 1978 en la plaza de Huerto del Rey y del momento de renacer de las ideas libertarias en España tras la muerte de Franco. El periodo de la denominada transición fue de especial relevancia para el movimiento libertario, que se vio sacudido también por una oleada represiva, como la ocurrida con el denominado Casa Scala en Barcelona, ya que suponí­a un problema para “transacción polí­tica” diseñada para que todo quedase “atado y bien atado”. La CNT burgalesa de este periodo participa en experiencias como la de la autogestión de la fábrica de CYFISA o en apoyo a las protestas que se daban contra la subida del precio del autobús en Gamonal. Tras el denominado V Congreso celebrado en julio de 1979 en la Casa de Campo de Madrid, la totalidad de la organización burgalesa se adhiere a la tendencia que no descarta la participación en las elecciones sindicales y a partir de 1993 pasa a denominarse CGT.

Junto al arco de San Juán, y después de la actuación musical de un grupo proveniente de Aranda de Duero, el historiador Ignacio Soriano explicó el lugar donde se encontraba la Prisión Central de Burgos situada en plena plaza de San Juna hasta los años 30. El penal de Burgos comienza a ser conocido por el anarquismo ibérico desde finales del siglo XIX porque en sus dependencias son encarcelados algunos de los presos proveniente del Proceso de Montjuic. Por esta cárcel pasaron ilustres anarquistas como Fermí­n Salvoechea, cuyo recuerdo perduró durante años entre los presos, o incluso personajes como Juan Garcí­a Oliver, quien vivió en este presidio burgalés la transición de la monarquí­a a la II República. En la calle la Puebla se encontraba el domicilio de anarquistas burgaleses como Tomás Espinosa, uno de los militantes más destacados del Burgos de los años 30, que al igual que Nicolás Neira fue asesinado tras el alzamiento militar de julio de 1936, así­ como el de Paulino Diez, cuya experiencia vital que le llevó a recorrer varios continentes queda reflejada en su libro de Memorias de un anarcosindicalista de acción.

IMG_1124.CR2

Cartografí­a al Burgos en la barricada  amenizda con dulzaina y música castellana

En el Teatro Principal se abordaron diversos periodos de la II República, momento de mayor desarrollo del movimiento libertario en Burgos, y también de importante agitación social obrera, situación que ocasiona que a pesar del cambio de régimen los anarquistas sigan sufriendo los rigores represivos gubernamentales. En este sentido cabe destacar los sucesos de noviembre de 1931 en los que durante varios dí­as se registrarán altercados que se extienden por toda la ciudad. La sede del periódico ultraconservador El Castellano, situada en el número 11 de la calle Santander, se llevará la peor parte. El origen de los mismos es el enfrentamiento entre militantes obreros y un grupo de católicos que tras su regreso a Burgos tras haber participado en una “magna asamblea de derechas” para protestar contra la reforma religiosa realizada por la II República, son recibidos de forma hostil en la antigua estación de ferrocarriles el domingo 8 de noviembre. Los altercados se saldan con 11 personas heridas, una de ellas de extrema gravedad, y una persona muerta. Se trata de una señora que es abatida por un disparo de la Guardia Civil tras asomarse al balcón de su domicilio en la calle la Paloma. Al dí­a siguiente se produce la convocatoria de huelga general en un llamamiento realizado de forma conjunta por la CNT y la UGT, paro que se hará extensivo hasta el 10 de noviembre. Burgos no recuperará la calma hasta el dí­a 11 en el que provenientes de diversas localidades llegan a la ciudad 80 Guardias de Asalto, cuerpo policial creado por la recién inaugurada república.

IMG_1136.CR2

Los sucesos de noviembre de 1931 sacudieron el Burgos de la recien inaugurada República

A raí­z de estos hechos la CNT difunde un manifiesto titulado Al pueblo donde se hace especial crí­tica de la Ley de la Defensa de la República, que ampara actuaciones del ejército como las sucedidas en Burgos. Las autoridades llevan a cabo el secuestro del citado manifiesto, así­ como la clausura del bar Montañés, situado en el número 16 de paseo del Espolón, lugar habitual de reunión de libertarios. Las actuaciones represivas prosiguen con la detención de los miembros del comité del sindicato que son procesados y condenados a 8 años de confinamiento en Palma de Mallorca.

Este escenario sirvió también para hablar de la primera ví­ctima de la represión franquista en la ciudad que fue abatida el mismo dí­a del denominado alzamiento nacional en las inmediaciones del edificio de Correo. Según relata Antonio Ruiz Vilaplana en su libro Doy Fe…Un año de actuación en la España franquista, un ayudante de albañil fue disparado desde un camión donde viajaban los denominados Legionarios de Albiñana, milicia d corte fascista vinculada al Partido Nacionalista Español fundado por el doctor José Marí­a Albiñana.

Otro elemento que se destacó en este momento del paseo guiado por el Burgos libertario fue como las famosas estatúas cidianas del puente de San Pablo, que sirven de antesala a la estatua en bronce del Cid Campeador, fueron realizadas entre 1953 y 1955 por los hermanos Joaquí­n y Amador Lucarini, este último anarquista que habí­a estado preso en la cárcel de Burgos durante los años 40 y que colaboraba con su hermano ya que el régimen franquista le impuso la prohibición de exponer ninguna de sus obras.

Reportaje realizado por Burgos-Dijital

En los alrededores de la plaza Vega se habló de las diferentes sedes que tuvo CNT en la calle San Cosme y la calle Hospital Militar durante los años 30, ubicación que volvió a acoger la sede social de la organización anarcosindicalista a principios del siglo XXI. De la etapa más insurreccional del movimiento libertario en Burgos queda el recuerdo de la bomba que estalló en la iglesia del Carmen en mayo de 1933. De la misma manera, se comentó como el antiguo colegio de los Jesuitas, actual Hotel La Merced, se convirtió durante el desarrollo de la guerra civil en centro de detención clandestino de Falange, lugar donde fueron trasladados numerosos militantes obreros que fueron salvajemente torturados.

IMG_1167.CR2

En las inmediaciones de la plaza Castilla se habló de las peculiaridades que adoptó la justicia en la Capital de la Cruzada donde se desarrollaron numerosos consejos de guerra que se saldaron con penas de muerte. De la misma manera se recordó el lugar donde se ubicaba la antigua prisión provincial de la calle Santa Agueda, en la actualidad sede del Teatro Clunia, que funcionó durante un periodo como cárcel de mujeres y que estuvo activo como centro de reclusión hasta 1971.

Mención especial mereció el actual edificio de la Federación de Asociaciones Empresariales de Burgos que fue inaugurado en 1929 como Hotel Infanta Isabel, y que durante el desarrollo de la guerra civil sirvió como cuartel general de la Legión Condor, la misma que bombardeó el pueblo de Guernica en 1936, y en cuya fachada podí­a verse ondear la esvástica. Durante los años 40 el edificio pasó a formar parte del patrimonio del Sindicato Vertical franquista y ya en el régimen actual fue sede de Comisiones Obreras. En junio de 1999 fue ocupado por CNT en su campaña de reivindicación del patrimonio histórico acumulado y se convirtió durante medio año en sede del sindicato y de la Juventudes Libertarias de Burgos. En enero de 2000 fue desalojado por la policí­a abriéndose una causa penal por usurpación contra varias personas, que fueron finalmente absueltas en 2004.

IMG_1227.CR2

IMG_1268.CR2

El recorrido se dio por finalizado en la plaza Mayor de Burgos donde se habló de la importancia que dicho entorno tení­a en la difusión de la prensa libertaria. El paseo por el Burgos libertario concluyó con un emotivo recital de música a cargo del grupo Rara Avis que deleitó a los asistentes con sus creaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.