Publicado por DV & archivado en Burgos, Especulación.

Nunca antes fue tan caro alquilar una vivienda.

Un nuevo vehículo especulativo entorno al ladrillo se ha consolidado y mientras políticos de todos los colores “venden” sus soluciones, el problema continua.

Burgos, pese a su tamaño, es una ciudad que siempre se ha caracterizado por su cara vivienda. En gran parte debemos este encarecimiento de la vivienda al clero y al Ministerio de Defensa quienes historicamente han sido propietarios de gran parte de los suelos urbanizables de Burgos.

En Enero del 2015 alquilar una vivienda costaba de media 5,7€ el metro cuadrado, Diciembre del 2019 cerró el precio medio en 7,3€ el metro cuadrado. En 4 años el precio del alquiler en Burgos se ha incrementado cerca de un 30%, Burgos es la capital con los alquileres más caros de CyL junto a Valladolid. Obviamente el aumento del salario medio o incluso del IPC está muy por debajo de este incremento. Las causas de esta subida de precios, al menos las más importantes, no son complejas:

Peor acceso a prestamos hipotecarios

Los bancos han cerrado en gran medida el grifo hipotecario. Las condiciones para acceder a una hipoteca son duras y al alcance de un sector de la población muy limitado. Esta situación según se mire puede ser buena, endeudarse por norma no debería ser el camino. Pero lamentablemente es una de las causas del aumento del precio del alquiler.

Precariedad laboral

La precariedad laboral, en especial la de los jóvenes, dificulta enormemente el acceso a una vivienda en propiedad.

Poca oferta y mucha demanda

Muchos inmuebles vacíos. Durante años estado y bancos han permitido la existencia de innumerables pisos vacíos y pese a que el alquiler puede suponer ser un gran negocio muchos pequeños propietarios son reacios al alquiler. Por otro lado hay una gran cantidad de demanda debido a las dos anteriores razones.


Tras este mal panorama se esconden administraciones (políticos), entidades bancarias, inmobiliarias y especuladores ya sean fondos buitres o particulares. Hace pocos días la PAH de Burgos denunciaba que en breve saldrán a subasta 300 pisos con alquiler social debido a la imposibilidad de pagar la hipoteca por sus actuales inquilinos. Estos pisos hace tiempo que fueron comprados a entidades bancarias por fondos buitre y ahora estos buscan hacer negocio.

Pero este indecoroso contubernio no acaba aquí, los que han perpetrado esta estafa tienen un plan magistral para lavarse la cara.

Fundación Caja de Burgos

Tienen cerrada la construcción de 120 pisos de alquiler bajo, sobre los 400€. Caja de Burgos es accionista de un banco (Caixabank hace tiempo que no es una caja). Son responsables directos de desahucios, venta de pisos a fondos buitre y también de la pésima gestión del patrimonio de muchos burgaleses.

El Ayuntamiento

Que en su poder tiene 57 pisos municipales en condiciones lamentables y que ahora ha decidido invertir 200.000 euros. Migajas cuando los comparamos, por ejemplo, con la cantidad que se ha comprometido a donar a la Fundación que gestiona el VII centenario de la catedral.

Inmobiliarias

La especulación urbanística se ha colado de tal forma en Burgos que hoy son muchos los que lucen orgullosos camisetas con el anagrama de una inmobiliaria. Estoy hablando obviamente de la conocida inmobiliaria que patrocinadora el club de baloncesto. Poco importa el daño que ha hecho y hace esa inmobiliaria a familias, amigos o a nosotros mismos. Da vergüenza ver como, las apuestas o negocios que rozan la usura se han colado en el deporte aprovechándose de la actitud incondicional de los forofos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.