Publicado por DV & archivado en Burgos.

Las discrepancias entre PP, Cs y sus socios de ultraderecha de VOX, permitieron el pasado sábado 15 de junio que, contra todo pronóstico, Daniel De la Rosa fuese investido  alcalde de Burgos.

Con la alcaldí­a de Burgos en manos del PSOE se abre un periodo de incertidumbre para los movimientos sociales…

Los socios de ultraderecha del tándem PP-Ciudadanos decidieron plantarse en Burgos y no seguir el acuerdo que a nivel nacional habí­an firmado las respectivas direcciones de cada uno de los partidos que conforman el ya conocido popularmente como “trifachito”. Una maniobra que hubiese permitido al candidato de Cs por Burgos, Vicente Marañon, alcanzar la alcaldí­a, a pesar de contar solo con cinco concejales, en pago al acuerdo de ceder al PP la presidencia de la Comunidad de Castilla y León.

Sea como fuere, y con anuncios de moción de censura incluidos, la realidad material que se nos presenta desde el pasado sábado 15 de junio no es otra que Daniel De la Rosa como nuevo alcalde de Burgos. Ante esta situación se abren diversos interrogantes que, por otra parte, no dejan de ser los mismos que surgen cuando la socialdemocracia deja de estar en la bancada de la oposición y comienza a asumir tareas de gobierno.

Fuente: Canal 54

¿Será positiva la presencia de un alcalde del PSOE para los movimientos sociales de la ciudad o las reivindicaciones de estos serán aplacadas de una manera más sibilina y torticera?

¿Qué ocurrirá con cuestiones como la del parque de Artillerí­a que lleva años sin resolverse y en la que el propio Daniel De la Rosa ha tomado parte de forma personal?

¿Qué va a pasar con los trabajadores de la UTE concesionaria de los servicios de jardines que siguen sin cobrar el finiquito?

¿Se atreverá el PSOE local a retirar desde la junta de gobierno del Ayuntamiento de Burgos la continua publicidad de la casas de apuestas de los autobuses municipales? ¿Qué va a pasar con la nueva sala de apuestas que quiere abrirse en la avenida Derechos Humanos (antigua Eladio Perlado)?

Y ya que hablamos de Gamonal, ¿tiene el Centro Social Recuperado mayores motivos para sentir la amenaza de desalojo aún más presente con el nuevo panorama municipal?

El inexorable paso del tiempo irá respondiendo a estas y otras cuestiones. No albergamos muchas esperanzas, pero desde DV trataremos de estar ahí­ para contarlo…

Un Comentario para “El “trifachito” burgalés hace aguas: ¿y ahora qué?”

  1. AnarkUlf

    De la Rosa ya anunció, en entrevista, el mismo dí­a, que ofrecí­a a C’s “colaborar e, incluso, formar gobierno”.

    De la Rosa es un pijo-progre, con inclinaciones neoliberales, más. Por ello, y por ciertos chanchullos, está tan a gusto en el PsoE.

    Sabido por todos es que, el PsoE (Derecha blandita disfrazada de izquierda), de Socialista y Obrero no tiene nada. Y de la Rosa es un buen exponente de ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.