Publicado por DV & archivado en Burgos, Gamonal, Gentes, Humor, Tiparracos, Videos.

Durante estos últimos dí­as una inquietante pareja ha sido vista deambulando por Gamonal causando alarma e hilaridad a partes iguales  entre los vecinos de este populoso barrio burgalés. ¿Qué es lo que hací­an el mismí­simo yerno del Rey junto con el presidente del gobierno Mariano Rajoy ante la mirada atónita de cientos de burgaleses? ¿Han forzado los respectivos casos de corrupción que arrastra esta peculiar pareja a buscar refugio en la tranquilidad de nuestra ciudad? ¿Cómo es posible que una publicación tan birriosa como Diario de Vurgos cuente con repartidores de tanto tonelaje polí­tico? ¿Quién es el cerebro en la sombra que maneja todo este cotarro? Como de costumbre los interrogantes y las sombras se acumulan sobre todo lo relacionado con el oscuro entramado que rodea a DV.

Iñaki-Mariano2

La corrupción polí­tica y económica es la tónica general de nuestros dí­as. De ella no se escapan ni reyes, ni infantas, ni polí­ticos,  ni mucho menos estrellas del balompié, por no hablar ya de empresarios del ladrillo.  Es sin duda lo más caracterí­stico y genuino de nuestra Marca España que orgullosos exportamos al exterior. Un fenómeno que de forma transversal irrumpe en la vida polí­tica y económica y que nos reconcilia con nuestro glorioso pasado nacional en el que picaros y aristócratas de medio pelo constituí­an el alma mater de nuestra literatura más universal. Pero, ¿ quien iba a pensar que el propio presidente del gobierno, acorralado ante las cuerdas frente a las revelaciones de los denominados papeles de Bárcenas, y el mismí­simo  yerno del Rey,  procesado por el caso Noos, podrí­an tratar de escapar del eco mediático buscando refugio en nuestra tranquila ciudad de Burgos?.

Iñaki-Mariano3

Ver para creer,  eso es sin duda lo que  ha tenido que pasarse por la cabeza de los vecinos de Gamonal cuando se han dado de bruces ante esta curiosa pareja que ha sembrado la inquietud en este populoso barrio burgalés.  El asombro ha debido de multiplicarse hasta lí­mites desconocidos cuando se han percatado de que el dúo más mediático del momento no hací­a otra cosa que repartir la publicación Diario de Vurgos, reconocido periódico antisistema que surgió como proyecto paralelo al blog de DV.

Iñaki-Maraino4

Tras cerciorarse de que las altas temperaturas que sufrimos en estas fechas veraniegas no habí­an distorsionado su capacidad de percepción,  los viandantes no han perdido ocasión de acercarse a la tragicómica pareja para expresar su malestar por la delicada situación por la que atraviesa nuestro paí­s, de la que estos dos son en parte responsables, y ya de paso interesarse por el panfleto incendiario que ambos sujetos se afanaban en repartir, como muestran las imágenes capturadas por nuestro reportero gráfico.

Iñaki-Mariano5

¿Cómo puede pasarse de estar un dí­a codeándose con reyes y princesas o envuelto en los más intrincados asuntos de la alta polí­tica para pasar al dí­a siguiente a rodearse de los más granado y fichado del anarquismo burgalés?  ¿Hasta dónde llega la oscura trama que implica a las más altas esferas del Estado con los junta-letras sin pena ni gloria que editan este periódico?

Iñaki-Mariano6

Es un interrogante que solo serí­an capaces de responder los oscuros personajes que manejan los hilos de este opaco proyecto de comunicación crí­tica denominado DV que por arte de magia pasa de estar completamente desfasado y barrido por sus más serios competidores a contar con colaboradores de incuestionable renombre mediático. Un misterio que está lejos de resolverse ya que según parece tendremos DV para rato.

2 Comentarios para “El yerno del rey y Mariano Rajoy repartidores de Diario de Vurgos”

  1. BURGOS

    Un poco de respeto para Don Mariano Rajoy, aunque se discrepe de su forma de gobernar , que es el Presidente del Gobierno de España por la voluntad del pueblo español.

  2. Vurgos

    Y pagado con los sobres de Bárcenas, que no se te olvide, ricura…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.