Publicado por DV & archivado en Burgos, Gamonal, Historia, Memoria Histórica, Pensamiento, Solidaridad con los procesados en la lucha contra el Parking de Eladio Perlado, Textos.

El 18 de agosto, jornada clave en el conflicto contra la construcción del parking en la avenida Eladio Perlado, es una de esas fechas referentes en la memoria colectiva de Gamonal con la que el barrio ha construido su propia identidad a lo largo de sus más de cincuenta años de historia.

Eladio Perlado

Cuando se cumple el X aniversario de aquellos sucesos, es necesario recordar que las luchas vecinales y los conflictos sociales conforman la parte esencial de ese lugar en el mundo llamado Gamonal. Un barrio cuyos habitantes han demostrado innumerables veces ser capaces de levantarse y vencer a los más poderosos. El 18 de agosto es sólo una fecha, quizás como otras tantas, pero su memoria sirvió como referente en las batallas más recientes que ha tenido que librar el barrio. Quizás también, en un futuro no demasiado lejano, no tarde en volver a inspirar las nuevas batallas que Gamonal tenga que volver a disputar.

Desgraciadamente estamos demasiado acostumbrados a celebrar aquellos acontecimientos y sucesos cuya memoria contribuye a la creación de una historiografí­a oficial al gusto de las élites dominantes. Un discurso oficial que, en la mayorí­a de los casos, se centra magnificar la imagen de los que siempre han tenido la sartén por el mango. Enlaces matrimoniales regios, batallas de tal o cual señor feudal del pasado, fechas y acontecimientos que sirven para elaborar una visión de un pasado idí­lico acorde con los intereses de los que a lo largo de los tiempos se han beneficiado de la gestión del poder polí­tico y económico.

Los cronistas de la memoria oficial rara vez conceden más de una lí­nea a los excluidos, a los que siempre han estado sometidos y cuya voz nunca se ha tenido en cuenta. Pero existen lugares en el mundo donde esa fórmula no siempre funciona. Gamonal, es uno de esos lugares cuyos habitantes han creado su propia identidad a lo largo del tiempo, y la mayor parte de las veces, frente a los intereses de los poderosos

El 18 de agosto, jornada clave en la lucha vecinal en la avenida Eladio Perlado, es uno de esos acontecimientos que ha configurado la esencia de un barrio que desde la noche de los tiempos se ha creado así­ mismo al margen de los discursos oficiales. Su memoria histórica está lejos de ser narrada por los cronistas oficiales y han sido sus propios vecinos los encargados de tenerla presente como parte esencial de su ADN más significativo. El 18 de agosto es pues una de esas fechas, de la que hoy mismo se cumple su X aniversario, cuyo recuerdo inspiró las luchas más recientes que ha tenido que pelear el barrio que gracias a su tesón y combatividad se ha convertido en un referente para la esperanza.

No está de más explicar que, el conflicto generado por el intento de construcción de un parking en la avenida Eladio Perlado por parte del Ayuntamiento de Burgos en agosto de 2005, repite una de las constantes que se han vivido desde siempre en Gamonal. Los intereses especulativos con los que se pretendí­a obtener suculentos beneficios económicos fueron hechos pasar por un intento de mejora de las condiciones del barrio y su eterno problema de aparcamiento. Situación que se ha visto repetida más recientemente en el conflicto del bulevar en enero de 2014 y cuyo origen reside en la nefasta planificación urbaní­stica generada por los gerifaltes de la última etapa del franquismo, de los que nuestros gobernantes actuales son sus legí­timos herederos.

Pero el 18 de agosto y el conflicto de Eladio Perlado son algo más. Aquella lucha, que se desarrolla después de décadas de bonanza económica y adormecimiento social generalizado, puso de manifiesto que los vecinos y las vecinas de un barrio cualquiera fueron capaces de vencer una batalla en la que los poderosos desplegaron toda su artillerí­a. El precio a pagar fue caro y la represión institucional y mediática amarga, pero sin la memoria de aquella lucha, que sus vecinos se encargaron de conservar, Gamonal nunca hubiera sido la mecha de un incendio que recorrió ampliamente toda la geografí­a.

Es necesario mirar hacia adelante, hacia el futuro, pero está claro que no se pude conducir sin retrovisor. El 18 de agosto de 2005, el conflicto contra el bulevar de enero de 2014, o incluso la luchas que los años 80 se sucedieron en el barrio, forman parte del bagaje colectivo de cuyas luces y sombras debemos aprender para afrontar las luchas que tarde o temprano, como todo parece indicar, Gamonal tendrá que volver a disputar.

Gamonal, 18 de agosto de 2015
Modesto Agustí­

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.