Publicado por DV & archivado en Historia, Videos.

Hos en dí­a la memoria es un “articulo” en constante devaluación. Alardear de memoria puede ser tildado de peligroso en algunos ambientes. Desde DV damos comienzo a una serie de videos documentales a cerca de diferentes batallas obreras desarolladas desde la autorganización y la autonomí­a de los propios trabajadores. En visperas del 1º de mayo comenzamos con La batalla de Euskalduna, documental que narra la lucha de los obreros de astilleros en los años 80 contra el Estado y la mafia sindical.

https://www.youtube.com/watch?v=DQ2CSZ12c_c

4 Comentarios para “La batalla de Euskalduna”

  1. Anónimo

    ¿Que tiene que ver la lucha legí­tima de estros trabajadores, con vosotros, los de la “A” de ANARQUISTAS y los de la “V” de VENDETA, que no habeí­s dado nunca un “palo al agua” ni tenéis intención de darlo, (por si acaso os explotan)?

  2. oolp

    Quién te crees que eres tu para juzgar quién da un palo al agua o quién no. El que yo (particularmente) esté en contra del trabajo (porque hay diversas formas de entenderlo, como opresión, alienación, como única forma de entender la vida alrededor del cual gira la de todes, [trise y miserable, por cierto] como servidumbre del poder e interés…) no quiere decir que no mueva una paja y curre más que tú por lo que de verdad creo y aspiro y encima sin cobrar, por el mero hecho de construir un mundo nuevo (podemos también entrar en las formas de conseguirlo, la libertad y creatividad fundamentales). Lo que no pretendo es darme por vencide a que mi única aspiración en este mundo sea servir al voraz sistema, por supuesto que tenemos que comer y consumir (por desgracia e incoherencias muchas veces) pero siendo conscientes del fin que queremos como adultes.
    Parece ser que siempre vuestro discurso va en correlación con la educación recibida, buen papel éste el del sistema educativo que prepara masa borrega entorno a la competitividad, el trabajo a destajo, la explotación… Nosotres podemos cavar igual de rápido que vosotres, podemos hacer las mismas horas extras que vosotres, podemos ir igual de deprisa que vosotres, e incluso “poner el culo” igual que vosotres, la diferencia radica en que no queremos, en que nos negamos (en la medida de lo posible, y nosotres también somos creador@s de posibilidades). Además yo tengo la suerte de poder hacer lo que me gusta y (sin cadenas que me impongan, más que la opción libre y comprometida que adquiero yo) que me paguen por ello, pero no significa que siga luchando contra lo establecido y surjan alternativas al tripallium.

    ¡ABAJO EL TRABAJO!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.