Publicado por DV & archivado en Lucha, Represión, Textos.

Es muy probable que, en los últimos dí­as, Ud. haya tenido conocimiento de que existe algo que ls fuerzas de seguridad del estado y los medios de comunicación, en plena sintoní­a, han denomindo “terrorismo anarquista”. No dicen, nos cuentan, que han lanzado una operación policial contra un número aún indeterminado de personas a las que se les atribuyen “delitos de pertenencia a una organización criminal” (aunque, al parecer, aún no saben a cuál) y añaden “con finalidad terrorista de carácter anarquista”. Toma ya. Texto publicado en el portal apoyo-mutuo.org

Operación Pandora

Evidentemente Ud. se habrá congratulado por la operación: el miedo al “terrorismo anarquista”, tan presente en nuestras vidas y que tanto daño nos ha causado, no nos dejaba dormir por las noches. ¿Ah? ¿Que Ud. no sabí­a nada de “terroristas anarquistas”? Nosotros tampoco, oiga.

De momento hay más de una decena de detenidos, en Barcelona y Madrid y miles de personas han salido a las calles a lo largo de todo el paí­s para denunciar la operación policial y la criminalización surrealista de la disidencia.

En el dispositivo, los diferentes cuerpos de seguridad del Estado han entrado en catorce inmuebles entre viviendas, Centros sociales y Ateneos Libertarios (incluyendo por error el domicilio de dos jubilados en Barcelona, que han destrozado), incautándose de peligroso material anarquista: ordenadores, teléfonos móviles, libretas, libros…

Como en anteriores ocasiones, toda esta “operación” sólo persigue la creación de una amenaza artificial, en este caso los “anarquistas” y de paso criminalizar los espacios de encuentro, debate y creación que no controlan ellos, que se autogestionan al margen de las trampas estatal-institucionales y legitimar su “Ley Mordaza”, criminalizar la disidencia y la protesta, sean estas pací­ficas o no, desviando la atención sobre las causas de esa disidencia: el nivel de hartazgo ante los múltiples casos de corrupción, ante el robo institucionalizado, reduciendo a una cuestión de orden público la oposición a su firme voluntad de continuar con la rapiña, a nuestra costa.

2 Comentarios para “La propaganda del Estado nos cuesta la libertad”

  1. Japon es Queer

    Puri Eisman @EismanPuri · 6 h Fa 6 hores

    #OperacionPandora Esta tarde en Alicante la policí­a ha cacheado y empapelado a 16 personas que pedí­an la libertad de anarquistas detenidos

  2. Jadogar

    Quieren que nos organicen desde arriba quienes nos han metido en una espiral destructiva de esclavizados gastos y aporrean además con multas y exhibiciones mediáticas a quienes luchan por descubrir otros formas de organización que prescindan de los periódicos pedradores

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.