Publicado por DV & archivado en Burgos, Tiparracos.

Estos dí­as ha saltado una polémica a la calle relacionada con el monumento en la rotonda Rotary Internacional situada en la avenida La Paz. Para muchos este monumento por la Paz tiene un problema meramente estético, para mi tiene un problema de valores, un problema de hipocresí­a y es insulto a los burgaleses. Al fin y al cavo, para gustos los colores.

LaPaz

Cuando el HayUntamiento puso el nombre de una rotonda a este club compuesto por clase dirigente y gente con dinero o famosa DV protesto enérgicamente y hoy vuelve a recordar que este club es una asociación de gente que no ha hecho nada por «La Paz» y que en algunos precisamente son militares o protagonistas de macabras guerras y persecuciones polí­ticas. Es el caso de Bush, Pinochet o Hassan II, por ejemplo, ambos son miembros de este club y todos conocemos las trayectorias y fechorí­as de estos personajes por del mundo.

Los burgaleses hemos dejado que un club como este tenga una rotonda a su nombre en Burgos gracias a Aparicio y para colmo de males en una de las principales ví­as de la ciudad, pero no contentos con esto esos miserables que toman decisiones en nombre de todos, han dejado que la hipocresí­a de estos sinvergí¼enzas del Club Rotary Internacional cale en nuestra ciudad imponiéndonos un monumento por La Paz.

Pero la historia del club no termina aquí­ un tal Pedro del Barrio, del club de los «constructors», especulador de la enseñanza (instituto de restauración, arquitectura de interiores…),y en su dí­a primero de la marcha a pie hasta Madrid, para pedir la libertad de Michel cuando a este le mandaron al talego por el caso de la construcción anda metido es la cabeza visible de este infame club en Burgos. En los últimos dí­as el club Rotary Internacional ha homenajeado a Berta Tricio, el alcalde y de nuevo Michel….

Cuando nuestros hijos nos pregunten, «Papa, ¿Que es eso?» ¿Que les responderemos? «Es un monumento por la Paz que los amigos de Pinochet y Aparicio han puesto en una rotonda dedicada en su nombre» ¿Que respeto tenemos por la verdad y la historia los burgaleses? ¿Y los que nos gobiernan?, ¿Le explicaras a tu hijo que hizo Pinochet o que hizo Aparicio?.

¿Y ahora nos ponemos a discutir si es bonito o es feo? Evidentemente este monumento es feo, feo en formas, feo en lo que representa, feos son sus creadores y para gustos: los colores.

Nota del Autor: ¡Gracias Javier por tu ayuda y documentación!

4 Comentarios para “Monumento de autoritarios por la paz en Burgos”

  1. Daltón Ico

    Lo peor es el valor, más que hipócrita, cí­nico.
    Pero más allá, la Estética por sí­ sola también es un valor.
    El monumento a las fuerzas armadas es obra de juan de ávalos, el mismo que construyó con esclavos el valle de los caidos; pero además es horrible. La fuente de los delfines es un plagio de la de la plaza de Argentina de Madrid; pero es un plagio horrible y sin sentido. El «monumento» al perro perdiguero puede tener sentido, pero si se contrata al escultor adjunto del momento tenemos otro horror estético. El «monumento» al fundador de Buenos Aires, estéticamente pasa desapercibido, como su sentido.
    Si juntamos todo en una plaza con jardines colgantes que sólo se ven desde un segundo piso, nada tiene sentido, ni estética.
    El Poder que se resistió a que la avenida de la paz cambiase su antiguo nombre asesino, se apropia ahora del valor de esa palabra rompiéndonos el horizonte, recordándonos quien manda.
    El chirimbolo es feo, colocado sin sentido, pero lo grave es su valor.

  2. sonidos de la calle

    a mi que el invento sea bonito o feo me la pela mucho!. Es increí­ble, que encima tengan los cojones de decir que es en homenaje al Rotary, y que la ciudadaní­a se fije mas en su estética que en quien cojones son los pinches éstos…
    Se podrí­a hacer una campaña de información, pero al 100% servirí­a de nada—
    Es lo que hay.

  3. pelocho

    Parece que en esta ciudad, lo de los monumentos y los pedestales hay que hacerlo con el consentimiento del «jefe», o sea michel. No le gustó el pedestal de la plaza mayor que el arquitecto habia diseñado y monto el cirio junto a la fundacion Fernan Gonzalez, recogiendo firmas. Ahora no le gusta este y monta un pifostio con el susodicho diseño en su «Boletin Caciquil». Si es que en esta ciudad nunca despetará. Fijense el pedazo pepino que ha puesto en mitad de Barcelona y que hace sonbra a la catedral de Gaudí­. Esta echo y punto. Son puntos de referencia, nada mas.

  4. Dalton Ico

    No confundamos las cosas. La Estética por sí­ misma es un valor.
    Gaudí­ sólo era un católico alucinado, como los rotarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.