Publicado por DV & archivado en Textos.

ugt_cc_oo_2El Gobierno y los sindicatos CC OO y UGT alcanzaron ayer de madrugada un principio de acuerdo sobre el punto más espinoso en la negociación de la reforma del sistema de pensiones: los años cotizados necesarios para jubilarse.

Ambas partes han acordado que los trabajadores podrán poner fin a su vida laboral a los 65 años conservando la pensión completa si han cotizado al menos durante 38 años y medio, por debajo de la última propuesta del Gobierno que llegaba hasta los 39 y a medio camino de la propuesta sindical de los 38 años. Para el resto de trabajadores, será necesario haber cotizado 37 años para jubilarse a los 67 años manteniendo la pensión í­ntegra. También ha habido un principio de acuerdo en materia de negociación colectiva y polí­ticas activas de empleo.
* Aval del pleno al retraso progresivo de la jubilación
* Un paso vital para un gran pacto de Estado
* Las claves de la reforma de las pensiones
* Cuidar hijos y ser becarios sumará hasta dos años de cotización
* Favorable acogida entre la clase polí­tica del principio de acuerdo sobre la reforma de pensiones

* Tres horas de reunión a solas con Zapatero

zapatero-risa

En cuanto al periodo de cómputo, los sindicatos finalmente aceptarán como válida la propuesta del Gobierno de que se tengan en cuenta los últimos 25 años de vida laboral (ahora son los 15 últimos), según fuentes gubernamentales. El Ejecutivo, a cambio, ampliará el periodo transitorio para implantar el nuevo cómputo.

El periodo de implantación de la nueva edad de jubilación arrancará en 2013 y se extenderá hasta 2027. Durante ese plazo, se irá aumentando paulatinamente la vida laboral del trabajador, a razón de un mes y medio más cada año.

Leer el artí­culo completo aquí­.

Fuente: Ateneu Llibertari L’Escletxa

5 Comentarios para “Nos han vendido… otra vez”

  1. pepe

    PEPE EL RURALES

    QUIEN PUSO MAS… QUE INCLINE LA BALANZA…A mi lo que más me molesta del sistema español de prestaciones sociales, es que si todos tenemos que contribuir a las finanzas públicas de forma directamente proporcional a la capacidad económica del contribuyente, resulte que a la hora de ser beneficiario de las prestaciones sociales públicas, se siga un criterio contrario a la equidad, concediendo más beneficios sociales, léase por ejemplo, una pensión de más cuantí­a económica, a quien fue un contribuyente que manifestó una mayor capacidad económica.

    Entiendo que las prestaciones de la seguridad social, deberí­an dispensarse en función inversamente proporcional a la capacidad económica del sujeto en el momento de ser beneficiario de las mismas, sin que el sistema publico admita privilegios o distinciones; Asi el sistema difí­cilmente caerí­a en disfunciones, así­, en la prestación de jubilación no se harí­a distinción entre contributivas y no contributivas, y a todos los beneficiarios se les igualarí­a en su derecho a la prestación, sin que se les distinga por haber sido mas o mejores contribuyentes.

    En términos tributarios, quien mayor presión fiscal sufre son las rentas bajas, es decir le cuesta más, en términos absolutos, contribuir en un 10% a un Mileurista que contribuir en un 43% a una persona que quintuplica dichas rentas, sin que por ello se reconozca al contribuyente rico, un mayor derecho de uso a los bienes públicos que el ha sufragado. Por lo tanto, referir que quienes más han contribuido a la seguridad social, por haber tenido mayor capacidad económica, tienen unos derechos adquiridos superiores a detraer mas recursos del fondo común, a quienes menos han podido contribuir, es cuanto menos injusto.

    En España, y parece ser que con la reforma acordada se vuelve a incurrir en este defecto, afianzando más la injusticia social, el derecho a detraer más prestaciones sociales del fondo común público, se reconoce a quienes tienen mayor capacidad económica o la tení­an durante su vida laboral, esto no pasa por ejemplo, con la sanidad publica que se presta en igualdad y sin privilegios con independencia de la cuantí­a que se ha aportado , no distinguiéndose entre enfermos ricos y pobres en los hospitales públicos; cuestión que si se hace con los abuelitos, viudas o huérfanos, según tengan o no ascendientes militares o padres chusqueros, o en función si han sido ricos o no quienes les han generado su derecho a la prestación.

    Asi si podrí­amos hablar de solidaridad, pues en este sistema son mucho más solidarios quienes menos reciben.

  2. Anónimo

    El articulo está bien informativamente hablando.Sólo dos detalles:
    -La reunión con ZP no fue una reunión como tal , sino una cena, lo que añade más despotismo y gravedad a la actitud de Toxo y Méndez.
    -Pone que tanto UGT como UGT son sindicatos, más bien deberia decirse que ya son un ministerio u organismo estatal, algo asi como ” El Ministerio de la falsa representación y permanente engaño-traición a los trabajadores/as”

  3. midat

    Un sindicato independiente de las subvenciones del estado y con conciencia de clase nunca hubiera firmado tal tropelia, obligando al gobierno a sacar un decretazo, mientras, los sindicatos informarian a los trabajadores de las consecuencias del decreto y mediante asambleas preparar la lucha, hasta derogar estas leyes antiobreras y hambreadoras.

  4. negu

    lo mas cojonudo que todavia la gente apoya a ugt y cc.oo como que no a pasado nada que pena no hacer una concentacion en las puertas de sindicatos

  5. Anónimo

    El articulo está bien informativamente hablando.Sólo dos detalles:
    -La reunión con ZP no fue una reunión como tal , sino una cena en LA MONCLOA(otro famoso “pacto” como las anteriores traiciones de esta gente), lo que añade más despotismo y gravedad a la actitud de Toxo y Méndez.
    -Pone que tanto UGT como CCOO son “sindicatos”, más bien deberia decirse que ya son un ministerio u organismo estatal, algo asi como ” El Ministerio de la falsa representación y permanente engaño-traición a los trabajadores/as”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.