Publicado por DV & archivado en Burgos.

Esta vez es el G3 el barrio en el que se disponen a abrir una nueva sala de apuestas. Las obras ya han comenzado en la calle Condesa Mencía y con ellas las protestas vecinales.

Parece que el Ayuntamiento de Burgos no se cansa de dar licencias a este tipo de locales ya que, cuando aun prosiguen las obras para la apertura de una nueva sala de apuestas en Avd. Derechos Humanos 38-40, otro local aledaño a Condesa Mencía 147 ha comenzado con los preparativos para la apertura de otra nueva sala. Así, en breve la ciudad de Burgos contará con dos nuevos negocios de apuestas (al menos, podría haber más que desde este medio desconozcamos). Cabe destacar la proximidad que tiene este local con el centro educación especial Puentesauco o con el colegio público Ribera del Vena.

El Ayuntamiento de Burgos parece decir unas cosas pero hacer otras bien distintas. En mayo de 2018 el Ayuntamiento lanzaba su campaña “Hazte un fuera de juego” con el que trataba de concienciar sobre el peligro de apostar. Otro ejemplo que tenemos de los dimes y diretes del Ayuntamiento respecto a este asunto es el compromiso que dijo asumir de eliminar la publicidad de lugares públicos, publicidad que aun seguimos viendo en las calles de nuestra ciudad.

En medio de todas las promesas electorales para restringir horarios de apertura e incluso ciudades que deciden dejar de conceder licencias a de este tipo de negocios, en Burgos crecen como las setas.

Pero como en el caso de la sala de Avd. Derechos Humanos, las vecinas sí tienen algo qué decir. En Avd. Derechos Humanos las vecinas se están reuniendo todos los viernes para protestar contra la apertura con caceroladas en lo que será la entrada del nuevo negocio de las apuestas, también ponen publicidad de las mismas y de asambleas en los portales, cárteles que son quitados entendemos que por el empresario ( o sus trabajadores) con rapidez.

Por su parte, en la sala de Condesa Mencía han aparecido pintadas informando de que ese tipo de negocio no es querido ni necesario en el barrio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.