Publicado por DV & archivado en Internacional, Textos.

Como es sabido, el Kurdistán turco (Bakur en lengua kurda) lleva viviendo varias semanas de guerra de baja intensidad. Se trata de un conflicto por un lado entre el estado turco – dirigido por el partido nacionalista e islamista AKP de Recep Erdogan – y el pueblo kurdo y la izquierda turca por el otro. El conflicto comenzó bajo el falso pretexto de combatir el Estado Islámico, que como se sabe lleva años operando desde Turquí­a, incluso con la complicidad del propio estado turco. Por consiguiente, esas operaciones contra los yihadistas han derivado en una guerra abierta contra toda la oposición de izquierdas, tanto turca como kurda. Fuente: alasbarricadas.org

Kurdistan

Las organizacions y colectivos que firmamos este documento condenamos la represión contra aquellos pueblos, barrios y comunidades que se niegan a vivir bajo un indigno régimen opresivo. Nos inspira un profundo respeto la capacidad del movimiento popular kurdo y turco para llevar a cabo una valiente resistencia capaz no sólo de responder golpe por golpe a los ataques de las fuerzas armadas turcas sino también para instaurar autogobiernos populares allá donde han podido hacerlo. En este sentido son varias las ciudades, pueblos y barrios que han proclamado el autogobierno del pueblo como Varto, Silopi, Silvan, Cirze, Semdinli, Dogubayazit… y otros lugares que están gobernados por un pueblo que se niega a reconocer la autoridad del gobierno del AKP, que pretende cambiar la Constitución para dar plenos poderes al presidente Erdogan.

Hacemos notar que no necesariamente son autogobiernos pensados para durar en el tiempo, sino que son bien conscientes que su desafí­o será respondido con saña por el estado turco. En algunos sitios son asambleas, en otros son los partidos polí­ticos kurdos BDP y HDP, en otros son las guerrillas del movimiento de liberación kurdo HPG o en otros, como en el barrio rebelde de Estambul, Gazi, el propio movimiento popular revolucionario local quien impulsa el contrapoder en la medida de sus posibilidades. Todos estos ejemplos y muchos otros nos dan cuenta de lo que significa un pueblo fuerte y organizado a todos los niveles.

Creemos que su ejemplo de lucha y de dignidad debe reivindicarse de la misma forma que hacemos con otros eventos históricos más conocidos por los movimientos populares y la izquierda europea. El conflicto ha derivado en una generalización de contrapoderes locales que gobiernan los territorios en resistencia, con el potencial que esto implica.

La mejor forma de solidarizarnos es dando a conocer las masacres que está perpretando el gobierno turco en el Kurdistán así­ como su connivencia con el Estado Islámico, y en la medida de nuestras posibilidades protestar lo más fuerte que podamos y asimismo apoyar los esfuerzos humanitarios a aquella zona que es refugio de centenares de miles de personas que han huí­do de las guerras de Iraq y Siria que ahora están cruzando a Grecia escandalizando con ello a una Europa ciega ante los graves problemas que su polí­tica imperialista ha provocado en los últimos años. Finalmente, debemos apoyar la situación de poder popular en curso que deseamos que pueda extenderse a nuevas áreas, así­ como apoyamos la huelga de hambre de los presos polí­ticos kurdos en las prisiones turcas.
Firman:
“¢ Embat (organización polí­tica, Catalunya)
“¢ Rojava Azadi (solidaridad internacionalista, Madrid)
“¢ Regeneración Libertaria (proyecto de comunicación social, estado espanyol)
“¢ Federación Estudiantil Libertaria (organización estudiantil, estado español)
“¢ Liza – FEL (organización juvenil, Galicia)
“¢ Assemblea Llibertí ria del Vallí¨s Oriental (colectivo libertario, Catalunya)
“¢ Comití¨ de Suport al Kurdistan de Granollers i comarca (solidaridad internacionalista, Catalunya)
“¢ Can Tonal de Vallbona (proyecto social y comunitario, Catalunya)
“¢ Col·lectiu A les Trinxeres (colectivo libertario, Catalunya)
“¢ Col·lectiu Partisans Bohemis (colectivo libertario, Catalunya)
“¢ Ateneu Llibertari de Reus (colectivo y espacio libertario, Catalunya)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.