Publicado por DV & archivado en Cambio climático y Anticivilización.

zanahoriaymolotov.jpg
15 puntos para romper la petrodependencia

Dado que:

1. La adicción humana a un consumo energético se ha desbordado a un nivel insostenible en el que el petróleo es la droga dura de la sociedad global capitalista.

2. Que este consumo comporta daños irreparables sobre la biosfera y empuja al planeta a un colapso climático que condena a la extinción a muchas formas de vida, entre ellas, probablemente la especie humana.

3. Que la producción y comercio de combustibles fósiles agrava las desigualdades sociales, mantiene regímenes dictatoriales y enciende conflictos bélicos por todo el mundo.

4. Que el petróleo se usa principalmente para asegurar el incesante flujo de mercaderías a nivel mundial, drenando las venas del capitalismo.

5. Que las corporaciones petroleras son conglomerados financieros anónimos, escudos legales de especuladores que actúan con impunidad, haciendo que los responsables eludan procesos penales de crímenes demostrados de lesa humanidad.

6. Que los beneficios de estas compañías crecen a medida que someten a la humanidad a la petrodependencia, con estrategias opacas como el bombardeo publicitario, el lavado verde y la corrupción política.

Decidimos:

7. Erradicar toda publicidad (explícita o subliminal) de compañías que se enriquecen generando cambio climático (petroleras, automovilísticas, aerolíneas, eléctricas, etc.).

8. Iniciar procesos penales contra los presidentes y miembros de los consejos directivos de las corporaciones petroleras. Los reiterados accidentes mortales, derramamientos de petróleo, violaciones de los derechos humanos, invasiones de territorios indígenas, son crímenes demostrados que tienen que ser juzgados para evitar que se repitan.

9. Investigar la responsabilidad de la industria petroquímica con los impactos en la salud de todos sus subproductos cancerígenos. Que sean estas empresas las que costeen los costes sanitarios de los enfermos, así como también la gestión de los residuos plásticos.

10. Fortalecer lazos de solidaridad activa con las víctimas locales de las actividades petroleras, haciendo de altavoz de las denuncias silenciadas por los medios de comunicación, comprados por los intereses corporativos.

11. Iniciar los caminos hacia la autonomía energética individual y colectiva, adoptando y practicando medidas diarias de ahorro energético y arrancando proyectos comunitarios de obtención de energía solar y eólica a escala humana.

12. Luchar por un transporte público de calidad y accesible, cerrando los aeropuertos, paralizando la construcción de nuevas carreteras y vías de alta velocidad, recuperando las calles de las ciudades para uso exclusivo de peatones, autobuses y bicicletas.

13. Impulsar una moratoria mundial de construcción de coches y perforación de nuevos pozos petroleros. Se tendrían que fundir los millones de coches y camiones que hay en el planeta para detener la industria extractiva y reaprovechar los metales para construir trenes, veleros y bicicletas.

14. Detener los flujos mundiales de mercaderías, modificando radicalmente el modo de vida y consumo.

15. Promover y acelerar la transición energética hacia un modelo de vida post-petrolero, acompañada de un decrecimiento económico necesario para resituar la especie humana dentro de los límites físicos y ecológicos del planeta tierra.

Campaña Repsol Mata

Un Comentario para “Bienvenida crisis energética”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.