Publicado por DV & archivado en Especulación, Represión, Textos.

Gil-Hellin-1El pasado 23 de abril medios de comunicación locales daban a conocer la notica de la ocupación por parte de un grupo de personas sin vivienda de un local  de 400m2 propiedad del Arzobispado de Burgos que llevaba casi una década en estado de abandono. Frente a la denuncia realizada por los representantes de la archidiócesis burgalesa, los ocupantes iniciaban una campaña de movilización con un llamamiento de solidaridad y una concentración frente a las mismas puertas del arzobispado. Tras un mes desde aquellos hechos que generaron un vivo debate en este blog y otros medios alternativos, publicamos una carta abierta dirigida a Francisco Gil Hellí­n, Arzobispo de Burgos, firmada por nuestro colaborador habitual Modesto Agustí­.

A la atención de su Excelencia Reverendí­sima Francisco Gill Hellí­n, Arzobispo de Burgos:

Más de un mes ha pasado, mi estimado Monseñor, desde que medios de comunicación de nuestra ciudad de Burgos divulgarán la noticia de la ocupación por parte de un grupo de personas sin vivienda del primer piso del número tres de la calle Santa Casilda, propiedad de su arzobispado. Como bien sabe su Excelencia, y permí­tame que de ahora en adelante me apee del trato protocolario que me resulta cuanto menos farragoso, aquel piso  en el pasado sirvió para muchas actividades. Fue, entre otras cosas, una residencia de estudiantes, un hogar para madres sin recursos, pero sea como fuere, y sin menoscabo de todo lo anterior, desde hace casi una década los 400m2 de aquel espacio han servido de apeadero donde paran las cucarachas. Unos curiosos animales que durante todo este tiempo han hecho de él su vivienda, generando una extensí­sima prole alumbrada en alegre y libidinosa mancebí­a, pues como todo el mundo sabe, tales insectos, a pesar de ser hijos de Dios, nada saben del sacramento del matrimonio.

Perdone de ante mano mi ironí­a caustica con la que no quisiera zaherirle. Pero en estos tiempo que corren donde la escasez de viviendas y el drama de los desahucios se han convertido en “el pan nuestro de cada dí­a”, mi imaginación se excita al pensar como durante todos estos años el espacio de estas seis viviendas se ha convertido en la peculiar geografí­a donde estos insectos han establecido su reino, o quizás su república socialista, con su retahí­la de normativas ciudadanas y ordenanzas cí­vicas, con sus conflictos y alianzas, con sus guerras interminables y tratados de paz bilaterales que frenasen la polí­tica expansionista de otras tantas especies de invertebrados o similares. Vaya usted a saber, quizás a fuerza de contemplarnos también a estos bichos les ha dado por adoptar el comportamiento perturbado de los humanos. Pero no se enoje, prometo no concederle más licencias a mi imaginación desbordada.

Me consta que usted es una persona cultivada que se ha formado en las mejores universidades de la cristiandad, que no ha dejado de publicar extensí­simos volúmenes, que conoce incluso las entrañas de la curia vaticana  y que comprende cómo nadie los entresijos teologales y doctrinales de su iglesia. Yo, humilde juntaletras que ha dejado ya atrás los arrebatos apasionados de la juventud, poco o nada sé de todas estas cosas. Sólo soy un humanista libertario que ha hecho de la justicia social su caballo de batalla, ateo recalcitrante quizás me llame usted, pero con todo y con esas, algo sé también de su religión. A fin de cuentas es la misma que de niño me impusieron obviando si la querí­a como propia o no.

Sé que faltar a la verdad es mentir, y mentir es un pecado desde que Moisés bajase de la montaña con las Tablas de la Ley que el mismo Yavé esculpiese de su puño y letra, que era el mismo Dios de Abraham, etcétera. Disculpe que no prosiga pero nunca se me dieron bien las genealogí­as.

Y miente usted señor Arzobispo, o lo hace su equipo de prensa, cuando dice en un comunicado que los ocupantes del piso de Santa Clara han ocasionado quejas de los vecinos. Falta usted a la verdad y levanta falso testimonio, pues si existieran dichas quejas no le quepa la menor duda de que hubieran sido ampliamente aireadas por los mismos medios en los que usted, o su equipo de prensa, acostumbran a difundir sus comunicados.  Si bien es cierto que existió una fuga de agua que afectó a una aseguradora que se encuentra en la planta baja y que les informó de la situación, ninguna queja o molestia han manifestado los vecinos del inmueble al respecto, más bien, y usted lo sabe, todo lo contrario.

Dice usted también como si de una arenga o encí­clica se tratase que “la iglesia de Burgos apuesta por la dignidad de las personas y por el derecho a la vivienda”. Permí­tame que ponga en duda una declaración que, no discuto que albergue buenas intenciones, pero que contrasta con la amplia polémica ocasionada por el privilegio que se le otorga a su iglesia al estar exenta del pago del IBI y otra serie de situaciones, cuanto menos irregulares, como es el caso de las inmatriculaciones o apropiaciones indebidas de propiedades inmobiliarias. Eso, señor arzobispo, se llama robar, y robar a parte de ser un pecado, supone atentar contra el séptimo mandamiento de las Tablas de la Ley que esculpiese el Dios de Moises, que era el mismo que el de Abraham, y me parece que también el de Noé y Adán, aunque ya sabe que no ando muy ducho en genealogí­as.

Permí­tame que tenga la osadí­a de añadir que la oferta de solución del problema de la vivienda a través de los mecanismos y fórmulas que ofrece Caritas no es una realidad. La caridad es lo diametralmente opuesto a la justicia social y no contribuye a paliar la situación de desigualdad y exclusión de nuestras sociedades sino que la perpetúa ad secula seculorum.

No se lo ponga difí­cil a la llamada base social de su iglesia que trata de orientar la movilización social contra los desahucios a través de sus postulados (que se pueden compartir o no, pero créame cuando le digo que aquí­ no radica la esencia del problema) y que tras actuaciones como la de su arzobispado, que se presenta como acusación particular en el sumario incoado a las personas sin vivienda, tiene que desplegar toda su artillerí­a dialéctica para explicar lo inexplicable.

Usted que conoce el triste camino de los perseguidos por la justicia ya que ha en su juventud fue Canónigo Penitenciario, no  se convierta en una espina más en el calvario de los procesados, no haga usted como el centurión Longino y clave su lanza en el costado. No se lave usted las manos como Pilatos.

Recuerde que el credo que usted procesa tiene su origen en las andanzas de aquel judí­o singular que predicara su palabra en la Judea y Galilea ocupada por el Imperio Romano en los primero años de nuestra era. Recuerde que él también fue un perseguido por el poder civil y religioso de su época. No sea usted fariseo o rememore al arzobispo de Castro que años atrás lo precediera en el cargo, ahora tiene la oportunidad de demostrar que nos equivocamos quienes pensamos que desde el Concilio de Nicea la suya ha dejado de ser una religión de perseguidos para convertirse en otra de perseguidores.

Ahora que el número tres de Santa Casilda ha vuelto a quedarse vacio quien sabe si de nuevo las cucarachas y otros invertebrados volverán a instaurar su reino, monarquí­a parlamentaria, republica o comuna autogestionada, reproduciéndose de nuevo en tan vastí­simas genealogí­as como en aquellas en las que yo me pierdo.

Disculpe si en algún momento he sido osado o virulento, le ruego que perdone mis muchos pecados de los que yo tampoco estoy exento.

Reciba un cordial saludo


Modesto Agustí­

10 Comentarios para “Carta abierta a Francisco Gill Hellí­n, Arzobispo de Burgos”

  1. Anónimo

    plas, plas, plas, plas…

    Espero que ese condenado Gill, lea la carta.

  2. Anónimo

    Y esto para que?
    Para lucirse el que lo escribe como que sabe de muchos terminos ó porque de verdad se piensa que va a hacer algo el obispo,ó por qué en verdad hay miedo al haber denuncias?
    Madre mia con algunos luchadores.Escribiendo cartas a obispos…
    Qué será lo próximo?

  3. Anónimo

    Pues ni para una cosa ni otra, sino para sacar a la luz una serie de contradicciones entre el mensaje y la práctica de la Iglesia.

  4. Anónimo

    Claro , claro ,como que eso no se ve ya en otras muchas cosas,hay que dejarselo claro al populacho inculto con terminos grandilocuentes…
    Pero bueno, hay que presumir de haber ido a la universidad de Humanidades.

  5. gerardin

    anonimos-os interesa o no os interesa? sabéis leer y asimilar lo leido NOOO
    por que si no no estarí­as todo el dí­a saliendote por la tangente, resumiendo a seguir con el futbol y con el hola que eso si lo asimilais bien

  6. Anónimo

    Joder, que empiecen a meterse aquí­ pro-curas y gente que se mosquea porque el que escribe, escribe bien y elegantemente es una buena noticia

    seguro que al final lo termina leyendo Gill. Jaja

    Cuanto Trol veo últimamente.

  7. Raúl Ibáñez Martí­nez

    Arzobispo Francisco Gil Hellí­n:
    Eminencia, me dirijo a ti confiado, con el mayor de los respetos, para rogar tu intercesión ante tus amigos los polí­ticos del PP en el gobierno, para rogarles que humildemente reconozcan la incompetencia, inoperancia e ineficacia demostrada durante este primer año de gobierno. Más de 6.200.000.- millones de parados, con eso te lo digo casi todo. No voy a contarte los casos de corrupción, ¡como trincan!, que no quiero hacerte mala sangre, ni los recortes sociales, subidas de impuestos, desahucios de viviendas a la clase trabajadora y rescates a los bancos con el dinero de los parados, porque vienen impuestos por la ángela caí­da cuyo apellido omito por no herir tu inteligencia. Sigo… diles, ¡por favor! que se vayan, que si no les vamos a tener que echar y va a ser peor.
    Te cuento todo esto para que veas como tratan a tus ovejas estos borregos, ya que tú estás tan ocupado que ¡¡¡ NO TE ENTERAS !!! , en temas tan importantes como la teologí­a, cristologí­a, conferencia episcopal, trasmisión de documentos pontificios, etc…, ¡vaya carga de trabajo la tuya!, que ocupan toda tu atención.
    ¡Por favor, te ruego no les des mi nombre, que son muy dañinos y rencorosos, por ello te ruego absoluta reserva y no te enfades mucho con ellos, que conociendo tu sensibilidad y carácter, doy por cierto que vas a montar en cólera o mejor santa indignación y preveo que les vas a poner a caldo.
    Gracias Gil, beso tu anillo

    .

  8. Diácono de transito y carece de credencial episcopal sólo pasaporte lleva sucredibilidad y testigos en ese orden D. justino Engonga mangue

    REPUBLICA DE GUINEA ECUATORIAL
    D. JUSTINO ENGONGA MANGUE NARURAL DE ADJEBE OBUK DISTRITO DE ACURENAM PROVINCIA DE CENTRO SUR. NACIDO EL 26 DIC 1975. PROFESIí“N CLERIGO CON ORDEN DE DIíCONO DE TRANSITO DESDE 21 DE JUNIO 2009. RESTAURADO TAMBIEN EN MISA CRISMAL 31 DE MARZO 2010 EN LA CATEDRAL DE MURCIA POR OBISPO JOSE MANUEL LORCA PLANES. VUELTA EN AFRICA POR LAS DESCOMPRESION DE LOS OBISPOS JUAN MATOGO Y FERNANDO MBA NO LO LOGRí‰.
    VUELTA A ESPAÑA DE NUEVO EL 14 SEPTIEMBRE 2016 OFICIALMENTE CON VISADO DE ESTADOS SCHENGEN LLEGUE A MUCIA. ME DEJARON A DORMIR CASA SACERDOTALES SOLO DOS DIAS. ESPERANDO RECIBIRME EL RECTOR SEBASTIAN CHICO. RECIBí UN SUSTO MORAL POR MAXIMILIANO SECRETARIO DE DIOCESIS QUE NO TE VAMOS A RECIBIR ESA DIOCESIS. LE RUEGO SRES OBISPOS ESA SUGERENCIA. UN CINTURION DIJO A JESUS LO COMPARO DE MI SITUACION JUSTINO ENGONGA MANGUE QUE PASA FRIO Y HAMBRE SIN ACEPTACION. HE VIVIDO EN SEMINARIO SAN FULGENCIO NUNCA HE HECHO DAÑO A NADIE NI ESPERO A DE ALGUIEN. NO SOY DIGNO DE ENTRAR ESA DIOCESIS PERO UNAS PALABRAS DE ACOGIDA BASTARí DE ACEPTARME, ENCARDINARME, DESIGNARME A TRABAJAR EN UNA PARROQUIA SI LO SACRISTANES COBRAN, Y DE ORDENARME. IUBE DOMNE BENDECERE. DIíCONO ENGONGA MANGUE JUSTINO. QUIERO ALEGRAR A MI MAMí Y A MI PAPí Y MIS HERMANOS Y FAMILIA VUELTA A GUINEA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.